Translate

lunes, 3 de octubre de 2016

LAS IDEAS

  CUATRO PASOS PARA HACER QUE LOS DECRETOS FUNCIONEN.
    Hola amiga(o) pensante. Te pregunto; ¿ya sabes cómo reconocer cuando tienes una idea que está programada en tu mente y de la cual eres efecto?
    Aquí te voy a explicar lo que tienes que hacer para saber si ya tienes la idea programada en tu mente, y lo que debes hacer para reemplazarla con la nueva idea que quieres activar para que afecte tu forma de ser.
    Es importante que uses el método cada vez que quieras cambiar de manera de pensar, ya que con el uso rutinario de una idea programada esta se olvida o se deja de estar consciente de ella.
   No puedes dejar de pensar negativo, o crear una actitud positiva, si no revisas para asegurarte que la, o las ideas negativas que has estado usando las hagas consciente para poder deshacerlas.
    Lo primero que hay que saber que una idea es el contenido o significado del pensamiento. (Pensamiento se puede usar como sinónimo).
    Lees una frase y eso que entiendes sea lo correcto o no, es la idea que te has formado. Este entendimiento se convierte en una verdad para ti de inmediato y en base a lo que entiendes, así procedes.
   De las palabras o de la comunicación en general se extraen las ideas, como te decía, lo que interpretes es “LA IDEA” y esta idea es lo que tú crees.
    Cuantas veces no ha ocurrido lo que llaman “un malentendido”. La persona que mal entiende la comunicación, (lo que lee, ve u oye), es capaz de causar una tragedia.
    Haz visto la actitud de las personas cuando se forman una idea errada de los hechos acerca de otra persona. Hay peleas, rabias, discusiones, y todo tipo de comportamientos “anormales” contra esa persona, debido a la idea que se ha interpretado.
   Si te observas, todo tu desenvolvimiento está dictado por ideas. Eres  resultado de todas las ideas que has programado en tu mente y de las nuevas ideas que haces para accionar.
    Okey, ya entiendes, ya te has hecho una idea de la idea que quiero que te formes al leer este texto.
   La mejor manera de saber que se tiene una idea programada en la mente, y la que se tiene en uso, “es sopesándola CON EL SENTIR Y CREDIBILIDAD”.
   (Sopesar: Examinar con atención o considerar con prudencia las ventajas y desventajas, o la importancia y transcendencia de algo.)
    Vas a sopesar la idea “nueva” que consideras que es la que te conviene usar y SENTIR” de la siguiente manera:
    Por ejemplo; la idea de “Valentía”, se supone que quiere dejar de ser miedoso o cobarde.
    Este es un ejemplo con la palabra valiente:
    Toma nota primero de esto: a) la palabra “TENGO QUE…ser valiente”. Repite la frase y SIENTE la idea que te formas de esta expresión.
   Observas, sopesa este “sentir”, examínalo, si sientes la fuerza de que “TIENES QUE…” significa que te estás obligando, tratando de usar la fuerza o energía para poder “sentir o creer” esta idea.
   Entonces debes hacer lo siguiente; dices o piensa la frase; “tengo que ser valiente” y observa por unos segundos ese esfuerzo para SENTIR Y CREER la idea.
    Luego que pasen esos segundos, has la afirmación contraria; “NO TENGO QUE… ser valiente”.
    Por supuesto que vas a rebotar o ser atraída por la fuerza de “Tengo que ser valiente”.  Y te vendrán ideas como; no eso no, necesito ser valiente, valiente, valiente.
   Calma amiga(o) pensante, si quieres observa esa urgencia o necesidad de ser valiente y quizás recuerdes las razones por la cual necesitas urgentemente “ser valiente”.
    Pon atención: Vuelve a hacer la afirmación; “Tengo que ser valiente” y siente la idea. Sopesa tu sentir por unos segundos, y luego afirma la idea contraria; “No tengo que ser valiente”.
   Sopesa ese sentir contrario aunque sea un segundo; y vuelve para afirmar el pensamiento positivo; “Tengo que ser valiente”.
    Debes hacer esto por varios minutos hasta; “que ya no SIENTAS esa fuerza, esa obligación, esa imperiosa necesidad de “TENGO QUE…”
    Los DECRETOS no funcionan usando fuerza o energía, de esta manera drenas todo ese esfuerzo que está usando sin darte cuenta para “sentir la valentía como la actitud que deseas”.
    Te voy a dejar que practiques este paso (a). Este es el primer paso te faltan otros tres, para que la idea de “ser valiente” quede programada, y no solo la sientas y la creas como una realidad, también para que quede instalada en tu mente.
    Me gustaría saber si hiciste la prueba, si deseas solo comenta con un SI.
    Puedes usar la palabra valiente, pero es preferible que busques una idea de esas en las que quieres convertirte.

    Ha sido un grato placer.  Que tengas buen provecho con la prueba. Nos vemos pensante.