Translate

lunes, 14 de noviembre de 2016

CUANDO LA AYUDA NO ES AYUDA

COMO DETECTAR MÉTODOS, SOLUCIONES Y CONSEJOS QUE NO FUNCIONAN.
   Hola amiga(o) pensante. ¿Qué les pasa a los pensantes que a pesar de no producir resultados con su conocimiento o creencia, insisten hasta el hastío, con los métodos que aconsejan o usan en ellos mismos?
   Son pensantes que están tratando de borrar con la misma punta del lápiz empeorando el escrito, y no ven que el lápiz tiene en la otra punta un borrador.
   Se cumple una condición de tener un “punto ciego” (En todo ojo humano hay un punto ciego) en ese asunto, todos alrededor pueden ver la falla, menos él.
   En la mayoría de los casos, los pensantes que tienen estos “puntos ciegos”, si se lo proponen, pueden observar el método o solución que no funciona, y pueden cambiar esa manera de proceder. Hay otros casos que la ceguera es crónica.
  ¿Qué deben observar los pensantes que hastían con su insistencia? Deben observar los resultados de la solución que aconseja o usa en sí mismo. Eso es todo querida amiga(o). Para eso son las estadísticas.
   Tienen la angustia de ver buenos resultados, y aunque estos no suceden, insisten con terquedad en lo mismo, en muchos casos por no detenerse un momento a observar.
    Cuando se quiere ayudar, bien sea dando posibles soluciones o consejos, se debe estar pendiente de “LOS RESULTADOS”, para de inmediato intervenir en ver cuál puede ser la causa, para que no funcione. Sobre todo cuando son soluciones que nunca se han probado en uno mismo, y si se ha usado ver si los resultados obtenidos cumplieron con lo esperado que promete esa solución.
   Otra de las cosas que hay que considerar al aplicar una solución es, que todo caso es diferente, pueden ser similares, pero no idénticos. Sobre todo cuando se trata de problemas mentales, de conductas, comportamientos o estados anímico no favorables.
   Cuando la ayuda no ayuda, para qué insistir en lo mismo perdiendo un tiempo valioso para ayudarse de verdad o para que la otra persona se ayude.
   Otra cosa que hay que considerar al ofrecer una ayuda psicológica (comportamientos) o recibir consejos para aplicar en uno mismo es, verificar antes si se tiene la suficiente capacidad o poder para llevar a cabo el procedimiento.
   Si todo el que tiene problemas tuviera ese poder en primer lugar no generaría con sus pensamientos males para el mismo, y si se da cuenta que su “manera de pensar” es la causa, no necesita consejos ya que no es un problema de sadomasoquismo. (No se disfruta el sufrimiento ni el dolor).
   ¿Qué efecto se logra causar a una persona que está al lado de uno, bien sea la madre de uno o un hijo, y con frecuencia se le da el mismo consejo, de lo que debe o no debe hacer, y no se le ha explicado bien el cómo hacer lo que debe hacer, y sin comprobar si tiene la energía suficiente para ponerlo en práctica?.
   Ya dije la palabra “hastío”, aburrimiento, pero también reacciones no muy agradables que rompen la buena relación o comunicación.
   Siempre, siempre, siempre se puede dar una ayuda, aunque sea acompañar u oír las quejas de la otra persona y transmitirle esperanza, no recomendarle cosas que no puede hacer.

   Ha sido un grato placer. Que tengas buen provecho con estos datos si los pones a prueba y verificas que te dan mejores resultados. Nos vemos pensante.