Translate

viernes, 9 de diciembre de 2016

ADMINISTRANDO EL CUERPO

LO QUE LAMENTAS HOY LO PUDISTE HABER EVITADO AYER.
    Hola amiga(o) pensante. Actividad pensativa cree en ti, yo creo en ti, y estoy seguro que otros creen en ti.
   Con el solo hecho que un solo pensante crea en ti, ya es suficiente para sacudirse cualquier duda en la confianza en sí mismo.
   La mayoría de las veces no hacen falta más recursos, solo hay que administrar los recursos físicos, mentales y actitudes que se poseen,
  Un recurso valioso es tu cuerpo, y aunque no la hayas considerado, también debe ser administrado con eficiencia. El cuerpo tiene sus topes, sus límites y su tiempo.
   LA MALA ADMINISTRACIÓN DEL CUERPO ES LA CAUSA PRINCIPAL DE ENFERMEDADES Y MALAS CONDICIONES QUE NO DEBIERAN DE SUCEDER.
  La desinformación es causa de procederes erróneos o no adecuados para obtener el máximo provecho del cuerpo, pero muchos están consciente, y la desidia la llaman falta de voluntad para no ofenderse ellos mismos, por carecer de iniciativa. "Nunca tienen tiempo".
  Tenemos el mal hábito de esperar que los demás nos enseñen asuntos elementales de como conducirse con un cuerpo físico.
  Desde antes del nacimiento estamos viviendo la experiencia de lo que es cargar y moverse con un cuerpo, y todavía hay quienes no saben, y esperan que le den cursos intensivos de como conducir y administrar su recurso “cuerpo”.
   Si observamos a nuestro alrededor, la diferencia de salud física entre personas contemporáneas, la causa principal es la administración que cada quien hizo todo ese tiempo con su cuerpo.
   A esto se le llama prevenir, pero no hace falta actuar con ese enfoque. La administración por sí sola considera EL FUTURO, la supervivencia futura.
   Su aplicación garantiza el buen funcionamiento y el rendimiento de los bienes que se poseen, en este caso hablamos del cuerpo.
   No hay un electrodoméstico o sistema al cual no haya que darle mantenimiento con cierta regularidad. El cuerpo es un sistema de sistemas que funciona con una coordinación y precisión matemática, física y química.
   Pero no tienes que ser un científico, es raro que no haya una persona que no sepa que los excesos hacen daño. Pues bien amiga(o), tu cuerpo te va a decir de inmediato cuando le haga falta algo y cuando te estés excediendo. Si no le haces caso, es tu asunto.
   La masa corpórea se modela de acuerdo al esfuerzo y contra-esfuerzo. Es decir, la actividad es su rol principal. La acción “física” regula sus condiciones, así que esa parte del cuerpo que tienes inactiva o no la estás usando “SE ATROFIA”.
   La palabra atrofia es muy fuerte, mejor lo dejamos en “perdida de condiciones óptimas para la función que debe desempeñar”.
   Los cuerpos de los astronautas en el espacio (en la ingravidez) pierden condiciones muscular y ósea de forma acelerada. Para el problema se tienen soluciones. Pero todo pensante usa un cuerpo y muchos no han considerado los riesgos de la inactividad.
   Llego el mes de diciembre, mes de las escusas para excederse con el cuerpo, y enero el mes de las promesas para reparar los daños. La misma promesa incumplida de todos los años, y el cuerpo se la tiene que arreglar solo para sobrevivir como pueda.
   En el año 1980 fui a Bogotá (Colombia) y me sorprendí de ver modelos de carros de 20 y 30 años atrás, conservados de tal manera que parecían acabados de salir de la agencia.
   Pero mi sorpresa era porque la moda en Venezuela en ese momento era cambiar carros todos los años, por lo que las industrias sacaban varios modelos nuevos al mercado, y los carros de modelos anteriores del resto del pueblo que no podían comprarlos o endeudarse, parecían carcachas comparados con los carros de esos modelos que vi en Colombia.
   El despilfarro y la mala administración no solo tienen al país en la peor crisis de todos los tiempos, los cuerpos físicos de muchos pensantes están en ruina, pero por falta de administración.
   Los que no administran piden o pagan a otros que administren para ellos, pero con tu cuerpo no te queda otra opción que hacerlo tú mismo. (Aclara la palabra administrar para mayor entendimiento)

   Ha sido un grato placer. Buen provecho con la administración del cuerpo.    Nos vemos pensante.