Translate

lunes, 29 de febrero de 2016

“DE ACUERDO AL CRISTAL POR DONDE SE MIRE”

 ¿TU PAREJA TE HA DADO LA RAZÓN ALGUNA VEZ?  
       En cada aspecto, tema o asunto conocido el pensante tiene un cristal ya elaborado por donde mira. Este cristal le dará los tonos y matices a lo que observa, la imagen obtenida o su interpretación no varía, a menos que cambie de cristal.
       Este cristal está hecho de ideas, conclusiones “definitivas” a la que se ha llegado, y como resultado de ser una comprensión definitiva, quedan en la mente como el cristal por donde se va a mirar cuando el tema o asunto requiera atención.
      Cuando se tiene un punto de vista, el cual se ha estado usando por un tiempo, tiende a quedar “fijo”, instalado en la función automática de la mente, sobre todo si el pensante por debilidad en su personalidad ha llevado una lucha o forcejeado con otros pensantes para evitar ser invalidado o se le impide lograr sus objetivos.
      En otras palabras, hace todo lo posible para que no lo pongan en equivocado o le impidan “SER”. Puede ser tan firme en su punto de vista que nada ni nadie le va hacer ver que no tiene razón. Se está muriendo o se está matando y no hay explicación lógica que lo haga entrar en razón o a entender lo ilógico de su manera de pensar.
      Cambiar la manera de pensar sin cambiar estos cristales empotrados en la mente es imposible. La decepción es grande para aquellos que ven como mucha gente del pueblo se empecina en mantener en sus cargos a quienes los están traicionando y manipulando para sus propios intereses.
      No se le puede pedir que entienda, a quien se le ha forzado a “sobrevivir” en medio de la opresión, el maltrato, la injusticia y la necesidad forzada. Hay familias donde los padres a sus hijos ya adolescentes, viendo que van descarrilados le piden que entiendan, que reflexionen, que piensan en su bien, pero se olvidan que ellos debieron forzar a que ese pensante “concluyera” ideas para defender su determinismo a “PENSAR LIBRE” las cuales usa ahora como el “cristal” para evaluar a la gente.
      En pensante que piensa libre tiene puntos de vista libre o flexible, no ha dejado que la mente tenga el mando, por lo tanto son pensantes que “oyen”, se permiten reflexionar y no se sienten mal al reconocer que hay ideas mejores o que se ha equivocado.
      En la familia y sobre todo las parejas acumulan una gran cantidad de situaciones donde ella o él se quedaron con las ganas que el otro reconociera su error o que aceptara su equivocación. Siguen juntos porque no les queda más remedio que acostumbrarse a sobrevivir con esa “manera de ser” de la otra persona. 
      La mente está actuando por los intereses del pensante, para favorecerlo, esto se puede comprobar. Los llamados desórdenes mentales producto del pensar que el pensante ha tenido en la vida, le están dando la razón a ese pensante, fueron alguna vez las conclusiones “acertadas” que consideró y la mente no hace otra cosa que cumplir con el programa.
      Un alcohólico u otra mala condición, que en algún momento el pensante pida ayuda impactado por ver la eminente muerte que lo acecha, o por alguna otra razón, su recuperación se pone dura, porque tiene la resistencia de su propia mente, de sus propias ideas que alguna vez consideró le daban la razón o lo hacían sentir libre. Como cuando empezó en las drogas y no aceptaba que nadie le dijera algo, o cuando comenzó a beber o a comer obsesivo para calmar ciertos estados anímicos.
     Los códigos morales o códigos de conducta que en esencia son instruidos bajo coacción, amenazas de castigos u otros medios de ablandamiento, el pensante se ve forzado a cumplirlos y por lo general desarrolla un cuadro de pensamientos para no permitir que le quiten su libertad de “ser”. En la calle dicen, “Vemos caras pero no vemos corazones”. Mucha gente aparentado, fingiendo sentir lo que no siente, pero en su interior siguen siendo como decidieron ser, y cuando pueden, sacan a ese “Yo” a pasear, a hacer de la suya.
       El pensante que está pendiente de su desarrollo, no debe descartar la posibilidad de tener puntos de vistas que están fijos, fuera de control. No es como se piensa que al examinar son los primeros que se van a observar.
      Ellos forman parte de las creencias, de esas cosas que son verdades para uno, pero su debilidad se nota en la incomodidad que produce al intentar reflexionarlos, esto despierta el sentimiento de duda y la duda quiebra la certeza que se tiene de estar en lo correcto.
      Ningún pensante puede ocupar el mismo punto de vista de otro pensante, pero pueden “ponerse de acuerdo”.
      Para poder ponerse de acuerdo en el tema o asunto que se trate, el pensante debe tener un punto de vista libre, bajo su control. Ya que si el cristal está bajo el control de la mente, por encima de la voluntad o consciencia del pensante, este señor va a ser inflexible, jamás se permitirá llegar a un acuerdo.
    Y en el caso que se vea forzado a aceptar la opinión de la mayoría, de la autoridad o de quien sea, fingirá que ha dado su brazo a torcer y hará campaña oculta para demostrar que esas ideas o conclusiones acordadas, fue un error, y él, al final gritará a todo el mundo que tenía la razón.
     Vuelvo con la familia y la pareja, donde se tiene que llegar acuerdos por conveniencias que no se sacan a la luz, y el pensante que oculta su descontento. No es que se sienta a esperar que los hechos le den la razón, consciente o “sin querer queriendo” hace campaña para que fracase lo que el otro u otros pensantes acordaron.
     Observen los partidos políticos o tendencias políticas, “y que son tan necesarios para garantizar la pluralidad de puntos de vista”. Apenas se impone o gana una tendencia, los demás juegan al fracaso de quien la mayoría apoyó.
     Para ser reflexivo en un tema o asunto, primero hay que asegurarse que el cristal por donde se ha estado mirando no tiene soldadura de acero. Y por si acaso, verificar que se puede poner en dudas o cuestionar, esto permite que mediante “el sentir” o por los efectos que se producen de considerar que ese punto de vista no es “toda la verdad que pensamos”, nos demos cuenta que a la “voz de la conciencia” que te lo recrimina y se enoja contigo, hay que ponerla en su sitio.
      Poner en dudas las creencias que vemos como “verdad absoluta” no significa negarlas, basta con considerar que “esa verdad” acepta revisión y que puede crecer como verdad. Las ideas fijas no aceptan modificación ni para mejorar o ampliarse, así que si sientes que cometes una transgresión por examinar la creencia, ahí ocurre algo.
     Se necesita valor para vencer el miedo a las consecuencias o amenazas que acompañan a esas creencias. (Existen técnicas para abordar estos cristales o ideas acordadas como verdades absolutas)
     Ser libre de sí mismo implica tener el control de los puntos de vistas o cristales por donde se miran todos los aspectos de la vida.

     Ha sido un grato placer compartir, que tengas buen provecho con tus puntos de vistas.  Nos vemos pensante.

domingo, 28 de febrero de 2016

LOS MUERTOS NO LLORAN


            POEMA
Los muertos no lloran
ni falta que les hace.
La vida les dio la oportunidad
y el desprecio fue su respuesta.
Amar la vida es sentir el sabor
del creador, es sentir las alas
de los sueños cruzando
los abismos causados por la furia
de quienes nacieron
para ser y hacer barreras
al bienestar y la prosperidad
del mundo que habitan.
Está muerto y sin sentimiento
el zombis humano que sentado
en su poltrona de mando
engulle chucherías mientras el hambre
vive en los estómagos maltrechos
de quienes fueron despojados
de sus consciencias y los hacen
comer sus propias entrañas.
Los muertos no lloran, los muertos
ríen del dolor ajeno, los muertos
están sentados esperando que
sus raquíticas víctimas infantiles
hagan la viral imagen de inocentes
muriendo en vida, para
dar alegría a su alma miserable
con la máscara de guasón que
se ha vanagloriado en llevar.
Los muertos no lloran, quedaron
sin madre antes de nacer,
y el padre celestial espera
que algún día renazcan de la muerte
con el corazón oprimido
pidiendo ser perdonado.

Autor: Emilio Fernández

POR AMOR, CONFÍO EN TÍ


            POEMA
Confío en tus sueños
confío en tus ilusiones
confío en tus sentimientos
confío en tus emociones.
Confío tanto en ti
como confió en mí.
El que un corazón
no pueda expresar
lo que en verdad siente,
hacer brotar una sonrisa
inspirar un cumplido ser
crear un aura de amabilidad
y respeto, no señala con saña
que la maldad es la elección
de un alma enemiga del amor.
Sueños crueles como pesadillas
llevan de la mano, al abandono,
a la desconfianza y la negatividad.
Hace campaña de convicción
revolcando en la miseria humana,
la esperanza, la fe y la credibilidad
de que estamos hechos de amor.
Con amor nos parieron al mundo
en la inocencia más pura
de la naturaleza de un vientre
lleno del mana divino que germinó
la semilla, semilla que hoy desarrollada
blande en sus manos
las armas destructivas
de la ambición y la injusticia,
para apagar en sus coterráneos
la tenue flama de amor
que el inclemente dolor
está obsesionado por apagar.
Confiar en el amor
es confiar en ti, en él, en mí,
es confiar en quienes no
conocemos y no se conocerán nunca,
pero se duerme con la confianza
que nosotros como creación,
no somos un lamentable error
o que en la matriz de la madre
algunos se alimentan de maldad
por un cordón umbilical apócrifo
que reemplazó el alimento de Dios
“el amor”, y el amor de la madre
que lo engendró.

Autor: Emilio Fernández

sábado, 27 de febrero de 2016

AMOR ESTOICO


              POEMA
De sueños está hecho el mundo
de sueños las esperanzas
de sueños viven las almas
con sueños se dan los frutos.
Con sueños pare una madre
el futuro de la vida, hay regocijo
en sus tetas amamantando
a su hijo. Conductas altisonantes,
apuñalan las pupilas, afligen
las ilusiones, lloran lágrimas de sangre.
El tormento arremolina decepción
en el futuro, el amor que nunca muere
estoico soporta el mundo.
No es lo que se esperaba ver
no es lo que se deseaba
los valores están tapiados
hay anarquía por doquier.
¿Cómo es el hombre de hoy?
¿Cómo es el hombre de ayer?
¿Quién se atreve a procrear hijos
para no verlos crecer?
Los sueños que no agonizan
respiran con la esperanza
que vuelva la luz al mundo
vuelvan sueños de alabanza.

Autor: Emilio Fernández

viernes, 26 de febrero de 2016

ACTIVIDAD PENSATIVA, NO ES PARA IR AL CIELO

LA REALIDAD SE COME CRUDA
       Hola amiga(o) pensante. Esta página “Actividad pensativa” no es para ir al cielo, pero si es para evitar que la vida que llevas ahora en la tierra sea un infierno.
      En todos los roles que desempeñas en tu accionar en la vida, ya debes tener un cuadro de pensamientos que te han dado un actitud o manera de ser, que tú y solo tú, sabes que tan satisfecho estás. No has parado de “pensar” ni lo harás, ya que es tu único recurso, tu única esperanza para por lo menos “pensar en tu Dios” cuando te invada la impotencia por completo.
      Ya le mente contiene todos los programas y métodos que tú has considerado como respuestas para encarar y solucionar los pormenores de tu desenvolvimiento, contigo, con los demás y con el mundo. Estos patrones, valorados por ti, ya están en función automática bajo la dirección de la mente, y solo si tú intervienes de manera consciente puedes desactivar el automático y rehacer con tus nuevas ideas la actitud que consideras debe ser la mejor para tener éxito en ese aspecto de la vida.
       La intervención debe ser de manera premeditada, consciente del rol de mando y propiedad para hacer y deshacer pensamientos, y para hacer esto se necesita recuperar control del acto de pensar.
      Insisto en que le intervención debe ser de manera premeditada debido a que el pensante, en verdad sí interviene todo el tiempo, pero la mayor parte del tiempo lo hace con el comportamiento o la actitud que ya la mente le dicta y que él siente como una realidad, y que él sabe, es así.
        Es decir, si ya la persona se considera bruto o poco inteligente, con su actitud de bruto que no ha podido quitarse de encima, interviene en la mente como efecto involuntario, solo para darse la razón de que en verdad no puede ser más inteligente de lo que es. La mente al registrar los hechos le demuestra y lo convence que en verdad toda la vida será bruto. Pero…
        Pero la mente y él están en lo correcto, han sobrevivido todos estos años siendo bruto, y eso es positivo, (otros que él consideraba más inteligente, han muerto). La vida o el vivir; se trata en esencia, de mantenerse vivo, o sobrevivir.
       El cuerpo tiene un objetivo entre ceja y ceja, “sobrevivir”; la mente tiene como función aunar en la sobrevivencia del pensante que tiene metas y sueños hasta de volver su cuerpo inmortal. Y en conjunto, la persona como un mundo integrado por él como pensante, mente y cuerpo, están unidos para persistir en el tiempo. “Sobrevivir”.
      La importancia de ¿cómo se sobrevive? o en qué condiciones se sobrevive no es competencia de la mente, ella no va a reconsiderar que sobrevivir siendo víctima de maltratos del marido es malo y tiene que hacer algo para deshacer esa actitud sumisa y de miedo.
         Es el pensante quien tiene que reaccionar, despertar o desear cambiar esa manera dolorosa de sobrevivir. Si el pensante no interviene consciente de lo que desea ahora, la mente la tendrá toda la vida aguantando maltratos de ese marido y de los que encuentre.
       Porque de hecho, si encuentra un hombre responsable, que no se presta para degradar a nadie, ella o él “no puede amarlo”, “no siente placer”. Añora las patadas y ofensas, “eso es sobrevivir”.
    LA REALIDAD SE COME CRUDA
        La actividad pensativa o el acto de pensar no es algo de moda, o que Emilio F. ha inventado y quiere ahora que todos lo sigan. Desde que existes has estado pensando, no hay ninguna novedad, no tengo nada de que vanagloriarme. Pero no me puedo quedar callado viendo que toda la manipulación y esclavitud en el planeta se ha logrado desviando la atención de los pensantes de su esencia o de sus principios fundamentales, para que se pierda de sí mismo.
       La dependencia se fomenta por los gobiernos de turno en todo el planeta de manera descarada, llámese "populismo", o cualquier otra tendencia de gobierno. Mientas la gente vuela como pez hambriento a donde le muestran el señuelo, los manipuladores hacen de las suyas en las narices de casi todo el mundo.
        Ya los bebes cuando nacen activan sus mecanismos de sobrevivencia, prueban métodos para manipular y lograr sus objetivos, si los padres se dejan manipular, él simpático y precioso bebe lo deja instalado en su mente para lograr sobrevivir, y hoy es un anciano sufriendo por que sus nietos no le hacen caso a su método de manipular o no le piden la bendición.
        La realidad se come cruda, la mejor garantía de supervivencia es hacerse a sí mismo más fuerte y competente para resistir cataclismos y continuar con el despertar espiritual en la que se está trabajando.
        El pensante común, el pueblo que ignora su rol, son quienes creen que pueden cambiar a otros y que ellos pueden ser cambiados por otros. Pero los directivos de las grandes corporaciones y gobiernos están claros que solo tú puedes afectarte con tus pensamientos, así que ellos lo único que hacen es conducirte de manera sutil, suave, cariñosa, a que tú “pienses de la manera que ellos desean que lo hagas”
       No vean con malas caras a esos inteligentes pensantes que controlan el sistema en el planeta, obsérvense y observen a su alrededor; como prolifera ese sutil método de inducir a los demás para que hagan las cosas como uno quiere.
      La educación de la manera que se lleve a cabo, debe lograr que los pensantes se hagan libres de sí mismo y puedan desarrollar sus inquietudes más allá de las enseñanzas de los maestros, solo así, poseerán la suficiente integridad para ser incorruptibles, emprendedores y sobre todo, para ser y permitir ser a otros pensantes.

       Ha sido un grato placer, te deseo buen provecho con tus reflexiones.   Nos vemos pensante.     

jueves, 25 de febrero de 2016

NO CAIGO EN TENTACIONES


                     POEMA
Cuando se trata de amor, a mí me pasa algo.
Soy impaciente al quedarme solo… y sin amor.
No soy de los que espera que el nuevo amor venga
y se tropiece conmigo por esas cosas del destino.
Lo busco como un desesperado, como quien
agoniza deshidratado en el desierto, clamando
por un poco de amor. No tengo mucha paciencia
como para entrar en el paraíso de mujeres,
esperando que alguna me produzca sensaciones
cursis, de aleteo de mariposas en el cuerpo.
Veo, tanteo, toco y pruebo hasta que alguna
me sepa amor y alebreste las feromonas
de tal manera que no pueda contenerme.
Pero me pasa algo, después que encuentro el panal,
ahí me quedo, delirante, relamiendo el néctar de amor
sin importarme las ofertas y tentaciones del mercado
de féminas, que lanzan curvas con las miradas
y rectas con el pompis. No caigo en tentaciones…
cuando tengo un nuevo amor.
Autor: Emilio Fernández

                                                                        

miércoles, 24 de febrero de 2016

¿LA MENTE ES LA QUE MANDA?


              O ES,  A TRAVÉS DE LA MENTE        
    Hola amiga(o) pensante. Pensar que la mente es la que manda y cura el cuerpo es una deducción de la creencia de que es la mente que enferma el cuerpo, y esta creencia es el resultado de considerar que los pensamientos que generan ese estado de alteración de las funciones normales del organismo los piensa la mente.
    La persona que habla desde este punto de vista, se ve como pensante o como un “Yo” resultado de cómputos mentales. No existe tal esencia o ser espiritual, la que procesa y ejecuta los programas evolucionó se auto-programó y se creó una personalidad, “un Yo” que le rinde pleitesía.
     Es de suponer que sus sentimientos y emociones son artificiales. El amor debe ser tan hueco que el sufrimiento puede ser tan deseado para ella como cualquier otra percepción que le interese para auto-construir su identidad y darse una individualidad dentro de la gran cantidad de mentes con sus “Yo” resultados de la auto-evolución.
    Los cómputos o procesos de datos de la mente, alimentada e incitada por las percepciones que reciba a través de los sentidos del cuerpo físico y su capacidad para mantener activos programas de forma automática hechos de pensamientos, se le ha llamado “PENSAR”. (La cocina es la que hace la cocción de los alimentos, ella cocina, pero al que decide lo que ella tiene que hacer se le llama cocinera(o), él a través de la cocina, “cocina”, en esto no hay confusión)
    La mente piensa (procesa datos, información y ejecuta), el pensante piensa (considera). Pero a este amigo se le descalifica no tomándolo en cuenta.
    De los hechos que percibe la mente en todos sus detalles, ella efectúa sus cómputos respaldada por sus bases de datos ya registrados y da sus respuestas ordenando hacer lo indicado de acuerdo a sus programas, esté el pensante consciente o no de que ella cumple instrucciones de él.
    Los programas de la mente contienen un “factor” que es determinante para el valor o la importancia del procedimiento establecido. Y ese factor es “LA CONSIDERACIÓN” del pensante acerca de los hechos que generaron toda la información registrada en la mente.
    Es decir, si se te cae un vaso y lo rompes, la mente registra todo, pero lo que tú consideres de ese hecho es la importancia que entra como contenido del cómputo que haga la mente y es la que determina tu “sentir”. Otro; si te abandona tu pareja, lo que tu consideres de ese hecho, es lo que influirá para que la mente ejecute el mandato de acuerdo a esa apreciación y así sentirás y te comportarás.
    La consideración hecha por el pensante y no por la mente es el mandato o decreto que recaerá sobre el pensante como efecto real, (emotividad, sentimientos, etc.) y sobre su cuerpo para que accione de acuerdo a esas instrucciones. La mente cumple con el “ejecutase
             A TRAVÉS DE LA MENTE.
      Es a través de la mente que el pensante canaliza sus pensamientos. Es este el enfoque para que la efectividad de lo que el pensante desee hacer con su vida cambiando su “manera de pensar” o creando nuevas ideas para la salud, se incremente en un cien por ciento y “deje de invalidar su poder”.
      El que un científico se cuide la reputación no tocando el tema de la espiritualidad o considerando al ser pensante como algo o alguien distinto a su mente y cuerpo, es comprensible, pero que un espiritualista o mentalista que se basan más en hipótesis que en hechos demostrables, es contradictorio que afirme o crea que la mente es la que sana el cuerpo y el alma. Y a la inversa considera que enferma el cuerpo y el pobre espíritu sumiso a la mente.
    Observa este detalle. Todas las enfermedades infecciosas, esos microscópicos seres vivos, son detestables para la mayoría de las personas. Su actitud es reactiva ante la sola mención o presencia de esos seres. Ellos son considerados enemigos públicos número uno porque matan y hacen sufrir. Sin embargo los admirados científicos que han encontrado soluciones, han tenido que hacer muy buena comunicación con ellos, perdiendo el miedo para poder entender sus comportamientos y sus debilidades. Su actitud cómoda de mirarlos es preponderante y decisiva en los resultados que va a obtener.
    El hecho de ver a la mente como la causa que enferma físicamente, hace perder la cordura y crea todo tipo de trastornos. Generaliza una actitud de rechazo, de antipatía, de negación. Y la pregunta curiosa es: ¿Cómo es que se le pide a las personas que piensen positivo o piensen algunos pensamientos bonitos para sanar su cuerpo y cambiar su triste vida, si en él subyace un concepto de que la mente es la que piensa, es la que decide y de paso, es su peor enemiga?
     En una entrada anterior llame basura a datos, mitos, y otras creencias que se arrastran por el conocimiento llamado cultural, y que comprobado está que con ellos no se obtienen resultados positivos, pero que la sociedad se niega a erradicar porque “la costumbre es más fuerte que el amor” en este caso la consciencia.
    El hecho de que se produzcan uno que otro resultado positivo con ciertos datos, no significa que se ha encontrado un conocimiento valioso. La mayoría de estos resultados se explican con suposiciones y por las mismas ideas fijas no se han tomado en cuenta otros factores.
    El factor pensante es una variable dentro de su propio caso, no está atado a los casos de los demás pensantes. Cuando un fenómeno ocurre en él, bien sea positivo o negativo, solo él puede saber cuáles son sus consideraciones que determinaron que ocurriera el fenómeno, y por lo general, a él no le interesa entender, le interesan los resultados y punto.
    Observa la sociedad, solo quiere la utilidad de las cosas no le interesa toda la tecnología o el conocimiento que hay detrás de ese teléfono, remedio, o práctica. Así que si le preguntas, te dirá que el remedio lo curó. No toma en cuenta su actitud o los pensamientos que uso durante el proceso.
    El pensante está detrás de todas las leyes del pensamiento y él se puede dar el lujo de causar efectos en sí mismo del tipo que sea, buenos o malos, sin necesidad de tener que darse una explicación de cómo lo hizo. De hecho pregúntenle a cualquiera que se queje de sus estados anímicos y le dirá cualquier explicación, y si reconoce que es por los pensamientos que está teniendo, le dirá que “no sabe cómo lo hace, ya que no puede evitarlo”
    El pensante piensa, y es lo que él considera, lo que realmente se materializa en él y en su cuerpo. En el grado que no tenga dudas de su estatus y del rol que desempeña, en ese grado la eficiencia para sanar su cuerpo y dotarse de las actitudes valiosas que sueña, estarán a la orden del día.
    Comprueba si en tu mundo todo el pensar que ocurre lo efectúa la mente, trata de diferenciar tu injerencia en la actividad pensativa hasta que te separes y adquieras certeza de tu pensar.
    Con un poco de atención se recupera esa consciencia, y se da un cambio muy significativo en el pensante; de la posición de efecto de sus propias ideas, pasa a la posición de causa, pasa a la posición de mando y control en su mundo.
   Este pequeño cambio de punto de vista, es el comienzo para dejar de tener pírricas ganancias con el conocimiento valioso que tienes y del increíble uso que puedes darle a tu Poder. “pensar”.

    Buen provecho con tus nuevas consideraciones. Nos vemos pensante.

martes, 23 de febrero de 2016

DUCHA EN SOLEDAD


             POEMA     
En la ducha en soledad,
el agua excita mi piel
me empiezo a estremecer
de frio y necesidad.
Me abrazo con mis brazos
sumergido en las burbujas
buscando desesperado
recordar imágenes, tuyas.
De inmediato te deseo
frotando tu cuerpo desnudo,
contra mi cuerpo agitado,
tus ganas contra las mías
tus ansias dándose vida
con el corazón acelerado.
Latiendo para atender
con sangre, ese florecer
amor corriendo en la piel
con el frio recalentado
por el ardor emanado
de un hombre y una mujer.
Ducha fría en soledad
revuelve la imaginación
con golpes al corazón
de una triste realidad.

Autor: Emilio Fernández

lunes, 22 de febrero de 2016

LA ACTIVIDAD PENSATIVA Y LAS CREENCIAS

AUTO-SANACIÓN Y AUTO-CONTROL
     Hola amiga(o) pensante. No te puedes deshacer de lo malo que consideras hay en ti, sanarte, o crearte nuevas y mejores actitudes o convertirte en un pensante creativo, productor de novedosas ideas tanto como no puedes deshacerte de tus creencias acerca de que o quien piensa.
     El acto de pensar ese que has ejecutado desde que naciste o desde que recuerdas tu existencia en el tiempo de este universo, tiene sus creencias producto de esa acción que no puede pasar desapercibida.
     Hay dos tendencias acerca de que o quien piensa. Una donde el pensante en mayor o menor grado cree o considera que ÉL PIENSA. Otra, que algo como la mente o el cerebro, un Yo o un espíritu que tiene en alguna parte de su interior, generalmente dentro de su cabeza, piensa para ÉL.
     Todas las creencias son “verdades”, para el que las piensa, y están convencido porque de acuerdo a esas “creencia” así han sido las experiencias que han vivido en la vida, hechos que les han demostrado que tienen toda la razón.
      La convicción adquirida por la experiencia de hechos que ratificaron su “verdad”, solidifica y fija en su mente y en su ser, una actitud o manera de proceder irrefutable.
      He aquí que la creencia acerca de que o quien piensa, es un sentir de larga data arraigado como una sólida verdad, como solida es la actitud o manera de ser que se deriva de esta consideración.
     Desde el principio de los tiempos, por lo menos de esta humanidad en el planeta tierra, los pensantes han muertos por y con sus creencias. Verdades que en su momento dieron un modo de vida individual y en grupo, que les hizo creer que así sería todo el futuro de la humanidad, “para siempre”.
     Hoy en día cuando se revisan, la mayor parte de esas creencias causan distintos estados emocionales. Desde la risa hasta el dolor.
      Las verdaderas verdades, no dependen de las creencias que tienen cada pensante. Ellas son leyes universales, que le guste o no a quien piensa; “quien tiene el derecho de pensar lo que le dé la gana”, no la hace menos “VERDAD”.
      No importa que considere un pensante acerca de que o quien ejecuta el acto de pensar, la verdad está ocurriendo. “Y tenga por seguro amigo mío, mientras más su creencia lo aleje de esa verdad, menos podrá solucionar todo aquello que entra dentro de esa VERDAD VERDADERA”.
      Mediante el acto de pensar se producen “pensamientos”. Y ya todos sabemos de lo vital que es para el pensante “lo que piensa”. Así que si no puede auto-controlarse, sanarse, o controlar sus pensamientos o los efectos que se está causando física y mentalmente, usted tiene unas creencias que lo están alejando de la verdad.
     Si tiene alguna duda, observe algo que hace que le sale bien, que le resulta fácil producir resultados. Y luego examine sus creencias o consideraciones en las que se apoya para hacer lo que hace. Encontrará que esas creencias son verdades más verdaderas que las de aquellos que no pueden hacen lo mismo.
     La verdad más cierta es aquella que al apoyarse en ella, el pensante es más eficiente y tiene mejores resultados.
      La auto-sanación física, poner orden y actualizar los programas mentales, y elevarse como pensante a su fuente de sabiduría interior, depende de las creencias que se tengan acerca de quién o qué, es el responsable de la actividad pensativa.
   Piensas, luego existes. Acto de pensar en marcha desde el principio de la existencia. Si consideras la existencia de un creador, hay que dar gracias por dotar a sus hijos del PODER PARA PENSAR, por ende el poder para sanarse, auto-controlarse y en general ser feliz.

    Ha sido un gran placer compartir contigo, que tengas buen provecho.   Nos vemos pensante.

domingo, 21 de febrero de 2016

ENFERMO DE AMOR


          POEMA
Estar enfermo de amor, es sentir
amor por alguien y no poder entregarlo.
El enfermo se atiborra de su propio amor
y extenuado, el ritmo del corazón
no encuentra como hacer fluir ese amor
y se infla de sentimientos como globo aerostático
para elevarse en desanimada soledad
y formar parte de la triste tormenta
de los amores no correspondidos.
Eso me está pasando, no quiero morir
asfixiado en mi propio amor. Quiero morir
llenando el aire que respiras, complaciendo
tus antojos, siendo el puente que te conduzca
a experimentar la felicidad que sueñas.
Quiero morir dichoso, de ver, que con mi amor
las parvadas de sonrisas salen de tu alma
alentando a mi corazón a latir con felicidad.
Sintiendo, que su esfuerzo por latir amor…
no es en vano.

Autor: Emilio Fernández

YO COMO CORAZÓN

       POEMA.
Yo estoy enamorado
hasta los tuétanos,
no me da pena decirlo.
Hombre que se respeta
no proclama su amor
ante los caza curvas amigos
cuyas listas de presas
son interminables.
He perdido la vergüenza
y la dejare perdida.
Me niego a no aceptar
que estoy enamorado.
Apúntenme con sus dedos
burlones, con sus risas
malévolas, con sus ínfulas
de don juanes, que yo…
seguiré flotando en esta
corriente de amor,
y ustedes amigos…
disfruten las cascaras
que yo como corazón.

Autor: Emilio Fernández

sábado, 20 de febrero de 2016

SUBLIME SUEÑO


  POEMA
Ella vino a mí,
me encontró soñando,
sus manos recorrieron mi cuerpo
en búsqueda de algo
que no se le había perdido.
Ella siempre que ha deseado
ha encontrado lo que busca
y yo me muero por complacerla.
¿Quién no desea ser deseado?
¿Quién no desea ser amado?
¿Quién no desea oír gritos
pidiendo que el amor
no termine nunca?
Acabar feliz y satisfecho
después de una invasión
arrobadora, no tiene precio.
Gracias al amor, se puede
experimentar tan sublime
sueño de nunca despertar.
Autor: Emilio Fernández 

viernes, 19 de febrero de 2016

EL COCINERO COCINA – EL PENSANTE PIENSA


           UNA MENTE PODEROSA DESPERDICIADA
    Hola amiga(o) pensante. Si hay algo que la persona ha hecho toda la vida, es “pensar”. Si hubiese que darle un nombre al ser que ha vivido toda la vida pensando, creo que es adecuado llamarlo “Pensante”.
    Un cocinero(a) se le define así, por lo que hace, “cocinar”. El que una persona haya pasado la vida cocinando no la hace ser una buena cocinera o hacer comidas exquisitas.
    El que una persona haya pasado la vida pensando no lo convierte en un experimentado y eficiente pensador.
    Si alguien quiere convertirse en un buen cocinero después de cocinar por muchos años, o desea sobresalir del cocinar común, entonces debe dedicarle algo más de atención “al acto de cocinar”. Igualmente al “acto de pensar” si desea convertirse en mejor pensador de lo que es”.
   Se ha dicho por ahí, que cuando una persona se va a entrenar en una actividad que ya ha estado ejecutando, tiene que corregir primero los malos hábitos que adquirió, antes de ejecutar las acciones correctas que lo van a convertir en un mejor ejecutante de esa actividad. Llámese músico, deportista, piloto, artista, etc.)
    Las evidencias más contundentes de que los pensantes han estado pensando o ejecutando el acto de pensar de manera inadecuada son los innumerables resultados de sus malas condiciones psico-física, estados anímicos y emocionales bajos que están fuera de control y su incapacidad para auto ayudarse o ser mejor de lo que es, cosa que ha estado tratando de lograr y le cuesta demasiado conseguir una mejora significativa.
    Los pensamientos son los productos que surgen del acto de pensar, y: “así como pienses, así eres”; “así como pienses, así te sientes”
    Todo el que desee hacer cambios en su vida “debe cambiar su manera de pensar” es decir, cambiar los pensamientos con los que está operando.
    El cambio de pensamientos o ideas que sustentan un estado de ser, o una mala condición física producto de pensamientos, van desde una completa erradicación o anulación de esos contenidos, hasta ligeras modificaciones en su contenido para hacerlo más eficiente. Y para manejar, controlar o fabricar pensamientos de calidad hay que “DOMINAR BIEN” el acto de pensar.
      “La mente”, esta palabra todo el mundo la usa para nombrar una parte de su persona como si la conociera perfectamente. La ciencia todavía está en pañales para conocer su estructura, pero la gran mayoría de la gente habla con autoridad de ella.
    Mitos y suposiciones se han convertido en datos estables para el común de la gente, y la ciencia todavía tratando de adivinar donde y como se causan tantos trastornos de conductas en la mente. En este momento en la farmacias no hay curas, pero si hay remedios o drogas para paliar o desconectar el mal, sin llegar a desaparecerlo.
    Muchos de esos males llamados “mentales”, (esquizofrenia, depresión, psicosis variadas, obsesiones, vicios, etc.) Han habido personas que buscando por caminos alternativos, sobre todo en dirección a su esencia como ser pensante han logrado derrotar el mal.
    Para un cocinero cocinar, necesita disponer de una cocina (aparatos y utensilios). Él puede tener la idea, pero para materializar el plato, o la comida, tiene que usar la cocina. A él lo llaman cocinero, pero no es una cocina y sin la cocina no puede hacer la variedad de platos que se le han ocurrido. En verdad quien ejecuta la cocción de la comida es la cocina, pero a ella no le dan la medalla ni el mérito de cocinar.
    El cocinero opera con la cocina para hacer realidad los platos que inventa. El pensante opera con la mente para hacer realidad o materializar lo que inventa o las ideas que se le ocurren.
   Para el cocinero, el acto de “cocinar bien”, va acompañado del conocimiento de los ingredientes que existen para darle contenido a sus platos. No solo sabe usar una cocina, busca el conocimiento de todo aquello que le puede servir para hacer sus variadas comidas.
   El pensante debe saber ejecutar el acto de “pensar bien” cuando elabora pensamientos, en ese momento está usando la mente, pero la mente al igual que la cocina no decide los ingredientes que hay que usar para dar el gusto, o elegir el tipo de comida que se va a preparar.
   Controlando el “acto de pensar” se controla la mente. No importa que no se sepa de qué material está construida, y como se elaboró el prodigioso sistema operativo para procesar datos, basta con conocer las funciones. Funciones que todo el mundo ha estado usando desde que nació.
    Con esas funciones los pensantes han hecho pensamientos para arruinar su vida y la de los demás, están produciendo pensamientos que en este momento lo están enfermando físicamente, o lo mantienen deprimido, estresado viviendo en un estado de infelicidad tremendo.
    Pero también para producir ideas que le den una mejor calidad de vida, a él y a los demás. Y en este momento hay muchos pensantes satisfechos consigo mismo, gozando de salud, de paz y tranquilidad interior.
    La cocina puede ser ultramoderna, pero no todo el mundo prepara en, o con ella, platos exquisitos, para relamerse de gusto.
    La mente es más que ultramoderna, ninguno de los súper procesadores que el hombre ha inventado imitando sus funciones, alcanza mérito para comparase con ella. Y sin embargo hay muchos pensantes quejándose de que no tienen o disponen de una “MENTE PODEROSA”.
    Muchos se empeñan en hacer poderosa a una mente que es un procesador poderoso. El pensante está montado en un bólido fórmula uno, que desarrolla mil kilómetros en menos del primer segundo y por su impericia para conducir no pasa de veinte kilómetros por hora.
    En lugar de volverse un mejor conductor, u operador de la mente se obsesiona con hacer su mente “poderosa”. Yo la verdad no sé cómo puede hacer la mente más poderosa, si no usa ni el diez por ciento del potencial de como la tiene en este momento.
    Los mitos mentales han llevado al pensante, a asignarle todo el mérito de las genialidades que ha materializado usando la mente, a la mente y no a él mismo. Es como si subieran al podio de los ganadores a sus carros y no a los corredores de autos por el simple hecho, de que los carros fueron los que en verdad corrieron.
     La idolatría, el miedo o recelo que se le tiene a la mente, es resultado de haber estado usándola toda la vida sin prestarle atención al ACTO DE PENSAR, y no ocuparse de conocer los ingredientes que usa para fabricar pensamientos. De acuerdo a los ingredientes, así serán las emociones, los sentimientos, las actitudes, etc.
    Comparar los pensamientos con la comida es solo una manera de explicar para ver si me captan la idea, pero no se puede comparar el cocinar comidas a pensar pensamientos. El PENSAMIENTO se ingiere en el mismo momento que se está elaborando. Usted está pensando en infelicidad y al mismo instante se está sintiendo infeliz.
    Usted piensa un tipo de pensamiento repetidamente, y lo que está es programando la mente para que use esa idea permanentemente de manera automática, así usted esté dormido, o con la atención puesta en otra cosa, ella le recuerda que es un INFELIZ por lo tanto tiene que sentirse infeliz cuando despierte o ponga la atención en usted.
    A usted amiga o amigo, si desea convertirse en un chef o maestro del arte de pensar, acuérdese que ha estado pensando toda la vida, el hecho de que no esté a la altura que sueña para producir todas esas ideas que lo van a transformar en un ser especial, orgulloso y satisfecho con usted mismo, significa que tiene trabajo que hacer con el acto de pensar.
    Conviértase en quien quiere ser o como quiere ser, deshágase de toda esa negatividad programada en la mente que le está enfermando o predisponiendo su cuerpo a enfermedades que pueden ser mortales.
    NOTA IMPORTANTE.
     ACTIVIDAD PENSATIVA FUERA DE LA LEY
     Esta página que llamé “Actividad Pensativa” fue penalizada y suspendida por GOOGLE todo este tiempo que no me han visto por estas calles. Según por estar publicando contenidos que transgreden los principios acordados por la empresa, y en particular por las comunidades. Es posible que se haya publicado cosas que yo ignoro. (Sabemos que eso existe).
    Por tal motivo les agradezco a mis amigos, que me hagan saber si han visto imágenes o contenidos ofensivos o contrarios a la moralidad y buenas costumbre.
    De ser falsas acusaciones, voy a celebrar el excito de mis contenidos, de mis pensamientos y poemas.

      Gracias anticipadas y que tengas buen provecho al cocinar pensamientos.   Nos vemos pensante.

jueves, 18 de febrero de 2016

HASTA EL DÍA DE HOY

HASTA EL DÍA DE HOY
  Hasta el día de hoy
  no se porque Google
  me suspendió y me
  amenazó con cerrar
  la página.
  Seguiré publicando
  mis poemas y artículos
  que aúpan a los pensantes
  a hacerse responsable
  DEL ACTO DE PENSAR.
  Autor: Emilio Fernández

UN AMIGO ÍNTIMO


   UN AMIGO ÍNTIMO
Íntimo, es este amigo,
no me desampara
ni de día, ni de noche.
Duermo con él
y él duerme conmigo
siento lo que él siente
y nos oímos los sueños.
Somos tan felices
que hemos hecho
una familia maravillosa.
Mis hijos lo besan, y me besan
mi esposa lo abraza,
y ella me abraza.
Con él voy camino
a mi libertad espiritual
para despedirnos
cuando llegue el momento.
Estoy orgulloso y satisfecho
con mi cuerpo amigo
con mi cuerpo hermano
con la sangre viva
¡Hoy de cumpleaños!.
Autor: Emilio Fernández


martes, 9 de febrero de 2016

¡ALERTA! ACTIVIDAD PENSATIVA FUERA DE LA LEY


      ¡ALERTA!  ACTIVIDAD PENSATIVA FUERA DE LA LEY
     Hola amiga(o) pensante. Esta página que llamé “Actividad Pensativa” fue penalizada y suspendida por GOOGLE todo este tiempo que no me han visto por estas calles. Según por estar publicando contenidos que transgreden los principios acordados por la empresa, y en particular por las comunidades. Es posible que se hayan publicado cosas que yo ignoro. (Sabemos que eso existe).
    Por tal motivo les agradezco a mis amigos, que me hagan saber si han visto imágenes o contenidos ofensivos o contrarios a la moralidad y buenas costumbre.
    De ser falsas acusaciones, voy a celebrar el excito de mis contenidos, de mis relatos, pensamientos y poemas.

     Un abrazo y nos vemos el día de mi cumpleaños 18 – 02 – 16.