Translate

sábado, 30 de abril de 2016

EL AMOR NO ENVEJECE

                POEMA
Al tener tus temblorosas manos
entre mis temblorosos dedos
siento el fluir de tu genuino candor
custodiado por el ejército de ternura
que invade el territorio de tu amado.
Me conquistaste con amor y desde
entonces estoy encantado de ser
colonia, con un corazón súbdito
de tan amorosa reina. Mi sumiso
corazón no pierde el entusiasmó de
servir a su majestad y el paso de los
años ha mermado la vitalidad de
nuestros cuerpos, pero no ha quitado
transparencia al cristal de tus bellos
ojos, por donde contemplo el placer
de estar conmigo. Tus arrugados labios
no son la alegría de un decir; te amo,
tampoco lo fueron en su tersa carnosidad,
ni la pasión con que hemos curtido
nuestro amor ha sido producto del cuerpo,
hemos estado haciendo el mismo amor
de aquella primera vez, hace ya tantas
décadas, variando el medio de conectar
nuestra presencia y dejar fluir nuestras
almas para fundirse en un solo sentimiento.
Cuando ya no oiga tu voz, y tu mirada
No me encuentre, estaré soplándote al
oído para que los últimos nervios de tu
envejecido cuerpo te hagan saber que
estoy junto a ti contándote lo que se
siente estar enamorado espiritualmente.

Autor : Emilio Fernández

viernes, 29 de abril de 2016

COMO SE PIERDE LA FELICIDAD EN EL CAMINO.

ENTÉRATE COMO NOS HACEMOS INFELICES      
  Hola amiga(o) pensante: Has observado que traemos una secuencia de factores importantes para materializar los decretos, sueños, objetivos, propósitos o para aumentar la creatividad.
  Un breve repaso antes de entrar en el tema de hoy “como se pierde la felicidad en el camino”.
  Entre las metas y el pensante existen tres factores de primer orden:
a)     El acto de pensar. Una actividad que todos ejecutan, pero pocos le prestan atención. Hazte esta pregunta; ¿para qué piensas?
b)    La atención. Una acción necesaria para la concentración en lo que se hace en el momento. ¿Para qué pones atención?
c)     La intención: Nace con el deseo u objetivo anhelado y debe mantenerse durante la acción, manteniendo consciencia siempre de lo que se quiere o se desea lograr. Hazte también la pregunta; ¿para qué pones intención?
 Respóndete las preguntas, hemos hablado en las entradas anteriores de cada uno de estos factores, pero tú no debieras tener retardo en saber las respuestas. Estoy seguro que las sabes.
  La felicidad, es un estado de ánimo, la persona se siente satisfecha plenamente por disfrutar algo bueno.
  Cada pensante tiene su propia idea de lo que es bueno para ella, pero por lo general lo que es bueno para un pensante se encuentra con relación a sus sueños, metas, u objetivos que ha determinado por propia iniciativa.
   Es decir, en la acción desarrollada para lograr las metas, es donde se produce la felicidad. El estar haciendo lo que te gusta, significa que estás trabajando en tu sueño o en uno de tus objetivos, he aquí la satisfacción.
   Esta es la felicidad que llega al alma y se queda en ella, los efímeros momentos circunstanciales agradables, placenteros, divertidos, alegres, etc. Satisfacen, pero no se integran a tu personalidad.
   Compruébalo, recuerda la alegre fiesta, puedes evocar esa emoción que sentiste, pero ya pasó, a esperar que se dé otra fiesta y que se repitan los mismos hechos y personas con sus mismos estados anímicos, etc. Algo muy difícil y tú lo sabes.
   En cambio, estando en el ciclo de acción de tu objetivo, te acuestas en la noche satisfecha y te levantas con la misma satisfacción para seguir haciendo lo que te gusta.
   Tienes el generador de felicidad encendido todo el tiempo y estás en posición estable para atender las obligaciones, los compromisos, los deberes, las necesidades y hasta acciones para resolver problemas generados por otros, pero que nos involucran, y estos no generan satisfacción.

       ¿CÓMO SE PIERDE LA FELICIDAD EN EL CAMINO?

      Toda tu vida has tenido propósitos, y los propósitos pueden ser a muy corto plazo, o tan largos que llevan toda la vida. Además, los tenemos en todo orden de importancia.
    Mientras más importante sea para uno la meta o el objetivo, más satisfacción produce el estar activo en ella.
    Hagamos la prueba escoge una de tu más importante meta en la que todavía estés activo. - ¿Lo hiciste? – Muy bien. Ahora hazte la pregunta; ¿PARA QUE ME CASE? ¿PARA QUE ME GRADUÉ DE TÉCNICO? ¿PARA QUE DECIDÌ BUSCAR UN TRABAJO? ETC.
    En ese objetivo que pensaste, hazte la pregunta y compara la respuesta, para ver si es igual, a como fue hecho tú “decreto” cuando comenzaste el ciclo.
    Te pregunto; ¿mantienes el mismo “para que… (ejemplo) te casaste”?
     Si la respuesta es negativa, ya hace tiempo que dejaste de generar felicidad, no sientes satisfacción. La vida en esa acción que mantienes, no tiene sabor, no tiene sentido, no lo disfrutas plenamente.
    Sucede con frecuencia amigo pensante, que empiezas un ciclo en función de un objetivo muy importante, un gran sueño y las circunstancias te obligan (tú lo permites) a cambiar la INTENCIÓNo el PARA QUE haces lo que haces.
    Ejemplo; se graduó de ingeniero; sabe y está consciente “para que es ingeniero”. Sus sueños no lo abandonaron durante todo su estudio y preparación, ahora a buscar trabajo.
    Consigue un buen empleo, pasan unos años y ahora trabaja de ingeniero “para ganar dinero, para pagar la vivienda, para mantener la familia, para ir de vacaciones, para… para…. Etc.
    Los sueños de construir un puente entre la luna y la tierra, ya no es el objetivo de ser ingeniero, ni es la intención que mantiene cuando trabaja todos los días.
    ¿Has llevado a alguien de paciente a un hospital? Si tienes esa experiencia puedes diferenciar a un buen medico (profesional satisfecho con lo que está haciendo) y un mal medico (Ya no le satisface ni tocar a los pacientes, su intención de trabajar como médico debe ser cualquier otra, menos curar sus pacientes).
    Si estás de acuerdo con este punto de vista, revisa todos los ciclos en los que estas involucrado. Encuentra el “¿para qué?” inicial, y compáralo con él “¿para qué?” lo haces ahora.
    Ojo; no deje que la pregunta se te voltee a un “¿por qué hago lo que hago?”.
  Los ciclos de acción por iniciativa propia, no se comienzan con un “¿por qué”?. Cuando decides o decretas algo, no necesitas darte explicaciones, se supone que llegaste a esa conclusión y te satisfizo proponerte ese objetivo.
   Revisa todos tus ciclos, hasta ¿para qué cocinas todos los días? Una vez que tengas las respuestas, en aquellos que se cambió el objetivo puedes rehacer la “intención” inicial en algunos de ellos. Repara o elimina todos los que puedas, aquellos que no puedas, hará falta ayuda.
   De esta manera actualiza todos tus ciclos de acción y le das verdadero sentido a tu vida. Te aseguro que nadie podrá apagarte esa sonrisa que llevaras en el alma.

   Ha sido un grato placer. Que tengas buen provecho con tu felicidad.  Nos vemos pensante. 

jueves, 28 de abril de 2016

MEDICA DE CABECERA


                      POEMA
Dicen, que un clavo saca otro clavo y
por creerlo tengo el corazón lleno de
agujeros. El pobre respira dolor y ya
no quiere usar está cruel filosofía de amor.
Me hizo entrar en razón el último clavo
que quise utilizar para olvidar el que
llevaba en ese momento clavado en mi
orgullo. Ella me dijo; “si para eso me quieres,
adiós, que tengas suerte con otra, yo no
soy paramédica de emergencias amorosas,
soy médica de cabecera para atenderte
hasta que la muerte nos separe”. Sus palabras
las llevó aquí como una lluvia de bendiciones,
y no sé qué hacer con un sincero amor
que viene para quedarse. Por su bien
debo dejarla ir, reconozco que me hice
adicto a provocar que me abandonen
para buscar otra que me saque el clavo.
Me llevará tiempo el cambio, espero que
en ese entonces, no tenga a otro paciente.

Autor: Emilio Fernández.

MAL USO DE LA INTENCION, DECRETOS FALLIDOS


          AQUÍ TENGO ALGO IMPORTANTE QUE TE INTERESA SABER
     Hola amiga(o) pensante. Toda la comunicación que produces siempre tiene un propósito, puede ser contigo mismo, con los demás y el mundo que te rodea, pero para ser efectiva se necesita la comprensión de un elemento activo dentro de ese ciclo de acción. Hablamos de la intención.
    Para que se materialicen los decretos (objetivo pensado) debe haber un proceso, o una acción, y la intención es el enfoque mantenido de lo que se desea para que la energía usada no se desperdicie.
    El pensante que emite un decreto, lo piensa y hasta lo verbaliza y se sienta a esperar que se cumplan sus deseos, TIENE LA INTENCION, es solo un anhelo.
   Para causar que se materialice debes PONER INTENCION y mantenerla durante toda la acción. Si no pones la intención se pierde de vista el propósito, y la energía (voluntad) se puede dispersar, distraer, cambiar de rumbo, de propósito, etc.  
  Por ejemplo: Decreta tocarte la nariz con un dedo, y no lo hagas; aquí tienes intención, solo como un deseo. De esta intención tienes cualquier cantidad de decepciones contigo mismo. Tienes muchos “tuve la intención pero…bla,bla,bla.”
   Ahora, has el decreto y empieza a mover lentamente el dedo hacia la nariz, obsérvalo venir hacia tu cara, detente; ¿sabes para que vienes con el dedo apuntando tu nariz? Si te distrajiste en otra cosa o se te olvido para que movías la mano hacia tu cara, perdiste de vista el objetivo.
   Si perdiste de vista el objetivo, dejaste de poner intención, y la voluntad o energía que dispones para eso se “apaga”.
   Entre las causas que hacen que no se cumplan tus decretos o que se materialicen esas nuevas ideas en tu personalidad, o en tu salud física, está,  este descuido con la INTENCIÒN.
   Te explique y quizás estuvimos de acuerdo en que la atención es vital durante el desarrollo de un ciclo de acción, se tiene que estar pendiente de lo que se está haciendo en el momento.
   En cambio la intención no pierde de vista el objetivo, es la consciencia de lo que se quiere lograr; por lo tanto no solo se tiene hay que ponerla.
    Este recordatorio se basa en lo siguiente: Sucede que la palabra intención se usa por lo general como sinónimo de deseo.
    El diccionario define intención; como el deseo deliberado de hacer una cosa. Pero acota que no basta la intención para constituir delito. Luego pone como sinónimo voluntad.
   Es decir, usada como deseo, es solo para referirse a las ganas, anhelo, etc. de hacer algo o de que algo suceda. No hay acción por ninguna parte o un ciclo de acción en desarrollo. Por lo tanto no hay crimen, no hay delito, no hay decreto que se cumpla.
   Pero tú como pensante quieres que se cumplan tus “decretos”, que se materialicen tus ideas, esperas ver los cambios sucediendo en tu persona, y en tu comportamiento frente a la vida y logrando tus metas.
   Así que esta definición de intención como un deseo, no te sirve. En cambio si no basamos en la definición de voluntad.  Nos encontramos con una intención que existe con la energía enfocada para lograr un objetivo.
   La intención como deseo es solo la visualización del objetivo. (De lo que se quiere lograr). Así que a mí me importa un bledo las malas intenciones que otros tengan como deseos contra mí. (Pueden pensar lo que quieran, reconozco que son libres de hacerlo).
   Ahora, otra cosa es la intención puesta, en el sentido práctico, como sinónima de voluntad. Si me desea algo bueno, esa persona está haciendo algo para que eso suceda, de igual manera si me desea ver muerto, está llevando a cabo acciones para lograrlo.
   Se ve algo crudo, pero ese es el juego, la persona que se da mala vida por las malas intenciones como deseos que tienen los demás, se está amargando sin necesidad.
   Si a un pensante le preocupa mucho ser víctima, entonces examine los hechos. Si no hay crimen, no hay delito y si no hay delito no existió “intención”.
    Es un hábito muy arraigado ver los propósitos u objetivos pensados, como intención puesta en lo que se quiere, y el pensante se acostumbra a no iniciar un ciclo de acción para logar lo que desea, pero insiste que tuvo la intención o que todavía tiene la intención, por lo tanto va a suceder.
     Sin darse cuenta se programa usted y programa la mente a usar un método pasivo de lograr que se materialicen los decretos. Demasiadas oraciones y pocos hechos.
    Usted decreta pasar un día alegre, debe salir de casa causando su alegría, su actitud si no está acorde, haga que se levante. Si sale esperando que el día esté bonito y la gente amable, dudo mucho que pase un día feliz.
     Con esta intención como deseo se va la vida y nunca hace que sucedan las cosas, pero hay quienes juran que basta con lanzar el decreto al aire y se le cumplen los milagros.
    La práctica hace al incapaz un experto en incapacidad si está basando su práctica en un error. Pero también la práctica hace al pensante experto en materializar sus decretos si se apoya en la comprensión correcta.
     LA MALA INTENCIÓN
  Mala vida es la que se están dando unos cuantos pensantes, pre-ocupados por los deseos que puedan tener los demás y en verdad lo que se forman es un prejuicio equivocado en el 99% de los casos; que de hecho, proceden, o responden con acciones sin que las otras personas le hayan hecho algo.
   Esto evidencia el mal uso de la palabra intención. (Tengo entendido que la iglesia cristiana llegó a considerar pecado los malos pensamientos, y quienes los confesaban recibían penitencias por un crimen no cometido).
    Quizás de aquí viene una herencia cultural de tener miedo al “ACTO DE PENSAR”, todos sabemos por experiencia que se pueden pensar muchas cosas sin querer, o sin tener la intención de ejecutarlas.

     Ha sido un placer. Que tengas buen provecho con tus intenciones.   Nos vemos pensante.

martes, 26 de abril de 2016

LAS LOMBRICES LES COMEN EL CEREBRO

                           POEMA
A lo que ha llegado mi pueblo, corre
como manada persiguiendo la miseria,
y los señuelos del hambre. Horas de vida
perdidas en la angustiante espera para
morir sin remedio en los bolsillos del
especulador. Ya no hay sueños ni ilusiones
vivas, el hambre que tendrá mañana
mortifica hoy, no se puede pensar en otra
cosa. Las caras lánguidas de los niños ya
no lloran, por dentro sus lombrices se
encuentran en un estómago vacío y
les migran al cerebro para encontrar
que comer. En un futuro cercano los efectos
de la desnutrición nos convertirá en un país
de cuerpos subdesarrollados, mentes
silentes y espíritus negadores obstinados
de la vida, adictos a la anarquía y al desorden.
Poco a poco el derrame de petróleo va
contaminando el respeto, la honestidad,
la hermandad y la compasión de aquellos
que se mantenían firme. No hay otro tema
de conversación que no sea compararnos
con los bachacos, especie de hormiga que
hace fila para depredar las hojas de la matas
y en estado sumiso desperdiciamos el talento
para construir una mejor vida. La voluntad
la mueve la necesidad de conseguir alimento,
el descontento enrojece de furia y la violencia
no soporta una agitación morbosa de otras
mentes crueles que quieren filmar un
impactante vídeo para su página en Facebook.
Entre agitadores y agitados; entre corruptos
y ladrones, la nueva generación aprende que
el ser humano es una mierda, o por lo menos
el ser venezolano es una condición indigna
por el infortunio de nacer entre tanta bajeza
espiritual.

Autor: Emilio Fernández 

lunes, 25 de abril de 2016

¿QUE SIGNIFICA LA COMUNICACIÓN “CONMIGO MISMO”?


       TRES COSAS QUE DEBES DE SABER. (VITAL PARA LA SALUD)
     Hola amiga(o) pensante. ¿Qué ocurre en verdad cuando te comunicas contigo mismo? Si no lo has observado, aquí te explico las tres comunicaciones que se empaquetan como una sola y se les llama “comunicación conmigo mismo”.
a)     La primera y más fácil de observar es la comunicación que mantienes con tu cuerpo.  Esto lo puedes constatar ya, sin inconveniente; pon la atención en el dedo pulgar y trata de sentirlo y ocurrirá, tendrás como resultado una percepción, un mensaje de lo que recibiste como información del dedo.
b)     La otra comunicación es con la mente mediante el acto de “recordar” o cuando ella se comunica contigo mostrándote los resultados de sus cómputos, y muchas veces se comunica contigo sin que puedas impedirlo. Haz la prueba de comunicación con la mente; recuerda algo. ¿Recordaste? Listo, ya tienes dos diferentes comunicaciones que se hacen llamar “conmigo mismo”.
c)     Llegamos a donde te quería traer para que observaras. La verdadera comunicación “conmigo mismo”, es la que ocurre cuando el pensante piensa.
   Has la prueba, ponte a pensar en teléfonos bailarines, o inventa algo y piénsalo. (Esto de pensar algo ilógico es para que no busques en la mente recuerdos para pensar). Haz todas las pruebas que sean necesarias para observarte pensando y no recordando para pensar.   
     Te preguntarás; ¿y qué importancia tiene hacer esta diferencia en la comunicación conmigo mismo, y que gano con observarme cuando pienso? Ya te voy a explicar cómo tiene que ver con la salud, la cordura, el poder creativo y la manifestación plena de todo tu innato talento como espíritu pensante.
     Cuando eres tú el que piensas, estás en comunicación contigo mismo, ya no es con los bancos de memoria, no es con el cuerpo. Como pensante tienes el doble papel de emisor y receptor de lo que piensas. Es una forma de rebote, o efecto por reflejo de lo que estás pensando.
     No recibes o percibes nada que no estés pensando. Piensas y sientes, experimentas o interpretas lo que estás pensando. El percibir lo que piensas, es ser efecto o receptor de lo pensado.
     Mientras ocurre la comunicación contigo mismo, se está grabando en la mente todo lo pensado; luego puedes recordar lo que imaginaste o pensaste las veces que desees.
     La costumbre es que se le pide a una persona que piense algo y lo primero que hace es buscar recuerdos de algo en la mente, luego lo trae y dice; “ya pensé”. Pero no solo cuando lo pide otro, esta es la manera usual de pensar; “metido de cabeza en los archivos de memoria”. Y el pensante no se extraña de siempre tener la misma solución o de casi nunca llegar a una nueva idea.
     Es decir, sin darse cuenta, gran parte del llamado pensar, es un acto de recordar, o comunicación con la mente. El pensante se ha hecho tan dependiente de la mente, que sin ella no puede saber ni crear nada, está seguro que la mente es la que piensa y genera nuevas ideas. A la actividad de la mente de recoger y procesar datos se le llama pensar.
    Y luego el pensante se pregunta; ¿por qué no soy creativo? ¿Por qué no se materializan mis decretos?
    Cuando se habla del poder del pensamiento, se tiene que estar consciente de quien o que es el que “piensa”. Aquel que no se reconoce, no puede darse la importancia, el valor o considerar que tiene el poder sobre sí mismo.
   A estos pensantes se les oye decir que tienen una mente poderosa; se les oye decir que se le ocurrió una idea genial, pero no sabe de dónde salió; se les ve asustados protegiéndose de los males que pueden echarle otros con el pensamiento. Etc.
    La comunicación con la mente o usar la mente con eficiencia, exige que el pensante se identifique consigo mismo en el rol que desempeña. Solo así puede poner orden en ella, puede hacer cambios de patrones de comportamiento, puede quitar y poner el automático a los comportamientos; y si le interesa por alguna razón, puede “viajar” (evocar) por la línea temporal y ver el registro de la trayectoria de su vida.
    Todo el contenido de la mente o todo lo que registra contiene la opinión o consideración del pensante. Los hechos, lo que existe para ti, tienen la importancia que tú le des. En el caso del pasado tienen la importancia que le diste en su momento, si es que no has reconsiderado el asunto.
   Tú puedes acortar el sufrimiento por un desengaño, o alargarlo toda la vida. De ese contenido de la mente depende la salud psíquica y casi la totalidad de la salud física.
     De esos pensamientos funcionando a través de la mente, es desde donde se configura la personalidad. (Manera de ser o de proceder).
    Y es con el pensamiento que vas hacer los cambios que consideres en este momento y los que se te ocurran mañana.
    Observa esto: si puedes enfermar el cuerpo con los pensamientos, como ya está demostrado, también tienes el poder de curarlo con pensamientos.
     Pero no con toda esa maquinación que ocurre en la cabeza y que a la ligera se le llama pensar. Hemos sido testigo de que hay muchos pensantes con talentos que lo están desperdiciando por causas que nos parecen una gran tontería. El despecho lo volvió alcohólico, o carece de voluntad o entusiasmo, quizás decidió ganarse la vida en otra actividad, etc.
    Razones hay muchas, pero lo que quiero hacer notar, es que todos tenemos el poder para sanar o reparar las cosas que con el pensamiento hemos echado a perder. Talento que la gran mayoría está desperdiciando, en parte de manera inadvertida.
     No te quedes sin comprobar lo que ocurre “dentro de tu cabeza”. Necesitas hacerte de tu poder de manera consciente, cada quien tiene el talento innato de la sanación de sus propios males.
    Y no solo puedes hacer todos los cambios en ti que consideres te benefician, tu talento, ese estado de ser que se alinea con tu meta, sale a flote para disponer del poder creativo. Puedes parir novedosas ideas, ya que sabes con claridad quien es el que las engendra.

     Ha sido un grato placer. Que tengas buen provecho contigo mismo.   Nos vemos pensante.

domingo, 24 de abril de 2016

NUEVA PORTADA

LAS AVENTURAS DEL NIÑO SOLITO. (Novela de Ficción y Fantasía)
                 DESCRIPCIÓN

   Piratas extraterrestres secuestran todas las letras y formas de escritura que existe en el planeta. Todo lo escrito desapareció de cualquier parte donde se encontrara, incluyendo los bancos de memoria digital. La escritura se borró y de ninguna forma se puede lograr escribir una letra que persista el suficiente tiempo para ser leída. La educación y todas las actividades basadas en escritos entraron en caos y la población mundial se está volviendo loca con la cantidad de problemas que se creó de la noche a la mañana. Los piratas exigen todas las reservas de oro del planeta a cambio de la devolución de la escritura,
     El niño Solito es un extraterrestre que se encuentra en el planeta desde dos semanas antes del secuestro de los abecedarios. Sus padres se vieron obligados abandonarlos en la tierra junto a su pequeña nave, esperanzados en volver algún día por él. Con una apariencia similar a cualquier niño, hizo amistad con dos niños terrestres y mediante el uso encubierto de la avanzada tecnología de su nave logró que los padres de sus amigos lo dejaran convivir con ellos por un tiempo.
    Unidos los espíritus aventureros de los tres jóvenes, se animan a emprender la aventura por los planetas del sistema solar para enfrentar a los enemigos y rescatar las letras del abecedario. Para ello se transforman mediante la tecnología alienígena en tres superhéroes con poderosas armas y las habilidades del mejor de los expertos en artes marciales y técnicas de combate de los más famosos atletas de este planeta. Esto despierta la furia y la venganza de los piratas invasores, que se proponen destruir por completo la vida en el planeta.
    ¿Qué pueden hacer tres niños y su pequeña nave contra poderosas naves de asedio piloteadas por expertos mercenarios extraterrestres de distintas raza? ¿Es acaso el fin del planeta?  Estas son  “Las Aventuras del Niño Solito”.
     Publicada en Amazon KDP SELECT.

     Nota: Novela escrita rememorando los cuentos que les inventaba a mis dos hijos para dormirlos por las noches cuando eran niños. Chéche falleció a los 25 años y Ronald a los 15 por problemas del corazón de origen congénitos. Ellos, junto el Niño extraterrestre eran y son los protagonistas y así les hice homenaje en la novela. (No está corregida profesionalmente).
  (La Portada la hice con el programita “Paint” de window… (No hay para más)
   

  

UN CORAZÓN FELIZMENTE LOCO

                         POEMA
Aquí te traigo a este corazón enamorado,
Eres la causante de su loco comportamiento
le distes a probar una sonrisa y unos apasionados
besos y ya no encuentro que hacer con él.
Te identifica como la dueña de cada uno
de sus emocionados latidos. Dice estar
felizmente loco por ti, y que la única medicina
para su locura eres tú. Tienes que hacer
algo al respecto… no sé, dale unos cuantos
besos más para ver si se tranquiliza. Doy fe
que esos apasionados besos que tú das
son como para volverse loco y despertar
la ansiedad por estar saboreando esos
magistrales besos, que solo tú sabes
como convertirlos en un oasis de satisfacción
para un peregrino a punto de morir de sed
en el Desierto. Me has despertado unas
ganas increíble de amarte junto a mí alocado
corazón, con la certeza de que nacimos
el uno para el otro. Encajamos como cóncavo
y convexo, como el ying y el yang
para cerrar un circuito de amor donde no
se desperdicie una gota de esa pasión
como la que le imprimiste a esos besos causante
de la feliz locura que embarga a este corazón.

Autor: Emilio Fernández

sábado, 23 de abril de 2016

NO TENGO SANGRE EN LA VENAS

                            POEMA
Tú tienes razón, antes de abandonarte
estaba prevenido con otro amor. Esa es
la tradición, no te vas a encontrar otro
hombre que te deje sin que antes tenga
una rochela amorosa donde ir a parar
cuando haga explotar la relación contigo.
Amenos que seas tú la que hagas la jugada.
¿Tú te imaginas que yo te hubiera abandonado
para ir a dormir solitario en una habitación
teniendo que ocuparme de la tareas domésticas?
Por favor, te estoy hablando con sinceridad
porque tú por lo menos en apariencia no se
te nota que te haya hecho gran daño separarnos.
Pero no me digas que estás sintiendo de verdad,
no vaya a ser que estés dolida y no quiero sentirme
culpable de nada. Puedes pensar que no tengo
sangre en las venas, pero mira a tu alrededor,
en todos los divorcios uno de los dos ya tiene
otra cama, donde olvida los malos ratos que
provoca para sentir que el nuevo amor lo es todo.

Autor: Emilio Fernández

jueves, 21 de abril de 2016

AMOR ENMASCARADO


                     POEMA
Amor enmascarado, así llevamos
nuestro amor. Escondiendo lo
imposible de no hacer notar como
si estuviéramos cometiendo un
delito de lesa humanidad y vaya a caer
sobre nosotros el peso de la ley
acordada por el mundo que defiende
los derechos humanos. Lo más que
pueden hacer tus padres es dejarme
sin trabajo, pero eso no puede apagar
este amor que ambos sentimos ni
mi orgullo de llevar con mi sudor el
sustento de nuestro hogar. El qué dirán
presiona los dinteles  del alma y atemoriza
con amenazantes desgracias el futuro de
nuestro amor. Te piden que te fijes en
otros hombres que te ponen de ejemplo
con el argumento que lo nuestro es solo
una ilusión pasajera; si no, es que yo soy
un interesado que te ilusiona para conseguir
una distinguida y onerosa posición dentro
de una familia que tiene riquezas, pero el
amor para ellos tiene posición social.
Solo tú decides si nos arrancamos estas
máscaras que enferman el corazón de
tanto contener sus arrítmicos latidos de amor
y dejarnos envolver por las brumas de las
agitadas ganas de besarnos cada vez que
nos miramos. No consultes con la mente
ella te llenará de temores, oye tu corazón,
él no padece de prejuicios y te dirá con
honestidad que es lo que tienes que hacer.

Autor: Emilio Fernández

miércoles, 20 de abril de 2016

LA COMUNICACIÓN ES VIDA


      COMO LOGRAR LA PAZ Y LA TRANQUILIDAD
    Hola amiga(o) pensante. La vida y la comunicación van de la mano, menos comunicación menos vida y viceversa. Entendiéndose que vida es vivir con un grado de satisfacción que valga la pena.
    No te conformes con las migajas que recoges de la vida o que te puedan dar otros para sentirte vivo, teniendo el poder en tus manos.
   No te unas al rebaño estereotipado que tienen que seguir las pautas de: “como tienen que ser”, “que deben hacer” y “que deben tener para sentirse a gusto, feliz y en paz consigo mismo”. Basta de depender de la opinión de los demás para estimar tus valores y medir tu auto-estima.
   Entiendo que no es fácil para quien ya ha rodado cuesta abajo, y se encuentra que no tiene fuerzas para levantarse, pero no te pongas a esperar que la recuperación suceda al pasar los días.
    No esperes que la gente y el mundo a tu alrededor cambie como supones que debiera de estar para recuperarte, menos dejar que el tiempo pase para que suceda el milagro.
    En ti está el poder, no le pidas a Dios lo que ya te ha dado, y si no lo crees observa como usando ese poder divino “de pensar y ser efecto de lo que piensas”. Condujiste tu vida hasta este punto donde te encuentras.
    Millares de decisiones has tomado para llegar a donde estás y encontrarte de la manera en que estás. De nada sirve echarle la culpa a un pasado que ya pasó o pedir a “Dios” algo que ya se te entregó.
   La comunicación que no resulta en un entendimiento, incapacita al pensante para tomar la mejor decisión. Observa esto: A la mala o buena comunicación se les llama comunicación sin diferenciarlas una de otra, ya que en ambas se llega a una conclusión que le permite a la persona tomar una decisión para proceder.
   Un ejemplo de mala; una hora de discusión a gritos y maldiciones con la pareja y se llega a una conclusión cuya decisión va acorde con los hechos, (divorcio, malos deseos, odio, etc.)
   Ni la “comunicación” de este tipo, ni el “entendimiento” que se produce, deben usar esas palabras para identificarse. Ya que no hubo “comunicación”, y si no existió, mucho menos se llegó a un “entendimiento”. Sin embargo el pensante usa ese falso “entendimiento” para decidir qué es lo que le conviene hacer.
   Ocurre con frecuencia que las personas con problemas de comunicación con otros, hasta que no resuelven la situación a su satisfacción con la otra persona, es incapaz de cerrar el ciclo con él mismo y continuar con su vida feliz y contenta.
   Así es mi querido amigo(a), no dependes del otro pensante para tu cerrar el ciclo de comunicación. Imagínate si esa fuera la única regla, todas las personas que no lograron ponerse de acuerdo con alguien estarían condenadas a ser infelices, y hay muchas que han muerto y ya no hay esperanza de volver hablar con ellas para tranquilizar la consciencia.
    La ley que prevalece y en la que entra la comunicación, sigue siendo que “tú eres efecto de lo que consideras”. Bien sea lo que pienses en tu papel de “causa” o emisor, o de “efecto” o receptor.
     Por lo tanto, siguen siendo tus pensamientos las creaciones maravillosas con las que puedes ponerte a sufrir una eternidad, o vivir una vida que a pesar de todos los pesares la llevas en paz y en tranquilidad contigo mismo.
    El papel de pensante alcanza su máximo valor cuando se plantea que el objetivo de esa actividad “PENSAR” es “uno mismo”. No es “ego-ismo”, es la secuencia correcta, primero estás bien contigo, para poder estar bien con los demás y el mundo que te rodea. El buen samaritano, el abnegado servidor público o el que vive para servir a los demás, debe actuar con espontaneidad y disfrutar lo que hace. No es un sacrificio, ni va a engañarse si esconde las verdaderas razones de su actuación.
    En la secuencia de “acciones” que traemos, la tercera es la comunicación. Te las recuerdo: acto de pensar, atención y comunicación. Como puedes ver, con cualquiera de las tres que logres un buen entendimiento y luego te ejercites, lograrás grandes beneficios.
    Para la auto-ayuda, usa la secuencia. Para ejercitar el acto de pensar no necesitas a nadie, para la atención puedes ejercitarte solo, aunque se puede ser ayudado, y en la comunicación es mayor la ayuda de otro.
    Todo el dominio que recuperes del acto de pensar y de la atención, redundan en la comunicación. Esa es la manera de lograr los cambios que deseas dar a tu vida.
    Cambiar los hábitos, los llamados malos y los buenos, tienen la misma dificultad, para ambos se tienen justificadas razones y están en automático. Si deseas compruébalo. Esto te lo digo para que no te compliques la vida asumiendo una actitud de que es difícil “porque es un mal hábito”.
    La mayor parte del descontrol del “acto de pensar” es el “hábito”. Llámalo bueno o malo es un “hábito”. Un día empezaste a pensar sin darte cuenta, adoptaste la manera más cómoda o a donde la mente te condujo, y allí estás instalado; como dicen; “en tu zona de confort”.
    Ya no te molestas en observar como es el acto de pensar, simplemente piensas y piensas, una rutina que pareciera que llena todos los requisitos para ejecutarla de la mejor manera, y la automaticidad del acto es una de las fuerzas con las que se encuentra el pensante para hacer los cambios.
   Esta fuerza del hábito tiene su resistencia. Si reconoces este detalle, entonces no sufrirás de impaciencia, de desespero por no lograr los cambios de permanecer tranquila y en paz, en unos cuantos minutos.

     Ha sido un placer. Que tengas buen provecho con la comunicación.   Nos vemos pensante. 

martes, 19 de abril de 2016

CUANDO SE AMA, NO SE OLVIDA


                   POEMA
Amor, creo saber por qué, lo que me
prometes o yo te encargo hacer no
lo cumples. Es mucha la casualidad
que todo se te olvida, por una u
otra razón nunca recuerdas esos
insignificantes detalles y con un
“se me olvidó” pasas la página
dando por entendido y sin nada
más que decir. Pero creo saber
a qué se debe tanto olvido y tanta
tranquilidad de tu parte de que
yo me sienta como me sienta.
La importancia que le das a mis cosas
no es suficiente para que te animes
a recordarlas, pero en eso, en verdad
tienes razón, esos detalles no son
Importantes… porque no es importante
a quien se los vas hacer. Sí amor; a quien se
los vas hacer ya no es tan importante
que merezca el esfuerzo de quedar bien.
Quizás la rutina fastidia la convivencia,
pero con frecuencia sucede que un amor
deja de ser importante debido a que
se está pensando en uno nuevo que
acapara toda la atención. Cuando se está
amando, no se olvida. Ahí te dejo esa perla
para que te la cuelgues del cerebro, pero
no te tardes en llegar a una conclusión, este que
que está aquí, y que si te da tu importancia
porque te ama, se va a ocupar de darse su lugar.

Autor. Emilio Fernández

lunes, 18 de abril de 2016

LOS PROBLEMAS DE COMUNICACIÓN


              DOS CAUSAS PRINCIPALES
    Hola amiga(o) pensante. Ya has visto que la atención la puedes ejercitar, así como puedes ejercitar una actividad pensativa consciente para recuperar control de los pensamientos. Lo poco que puedas hacer es beneficioso y no deja encendidas las cosas del pasado que vienen molestando.
     Si quisieras ayudarte recuperando control de estas dos acciones vitales en la vida, es preferibles que escojas un tema o actividad ya comprobada de que te gusta. Debe ser algo que te llena, te animas con gusto porque sabes que lo disfrutas, aunque en este momento no sientas tantas ganas.
     Las fallas en la atención y en el acto de pensar producen un efecto demoledor de la comunicación contigo mismo y con los demás. Si observas los problemas que tienes, comprobarás que hay dificultad con la comunicación y a veces se concluye que todo es problema de comunicación.
     La calidad de la vida depende de la calidad y efectividad de la comunicación que se tenga. Pero ojo, no depende de los demás, si ya has echado culpas a otros de no tener una buena comunicación contigo y con eso diste por entendido la causa del problema, puedes comprobar que no funcionó, de seguro sigues con los efectos negativos del problema.
     El pensante no puede mejorar la comunicación de otro pensante y menos cuando son adultos considerando que el error está en la otra persona. Lo bueno con la comunicación es que no estás obligada a comunicarte con una “pared”. Pero para verificar que es una decisión libre; “el no comunicarse con alguien” observas cómo te sientes. Si llevas el remolino en la mente pensando el asunto y las emociones saliendo por los ojos, olvídate, tu comunicación está fallando, no eres libre de ti.
    Y está fallando por las dos razones que te explique al principio, “no controlas el acto de pensar en ese tema” y “no tienes control de la atención”. Recuerda: el control del acto de pensar tiene la particularidad que depende del tema que se trate, hay unos en el que pierdes el control por completo y otros que dominas sin dificultad o te sientes cómoda.
    Para estar aquí y ahora, o aquí en el presente, se tiene que tener control del acto de pensar y de la atención, es por ello que la comunicación presenta deficiencia en algunos asuntos más que en otros.
    ¿Conversas cómoda, y te entiendes mejor con la amiga que con tu pareja? Si esto sucede, observa que pasa con tu control de la atención y el acto de pensar. Allí observarás que el problema de comunicación comienza en casa, con uno mismo.
   Si el pensante ha comprobado sus descontroles, bien tonto sería si desea sentirse bien y no recurre a la auto-ayuda, que la tiene a la mano, no tiene que pagar y depender del tiempo de otro para empezar a conseguir el objetivo de sentirse bien y a gusto consigo misma.
   Mientras el pensante más agrave su descontrol, más poder le da a la mente. El operador, que es el pensante, está imposibilitado, y su servidor “la mente” le presta el servicio de seguir sobreviviendo. Ella todo lo que tiene en sus registros es pasado. Ella es el pasado, no hay manera para que traiga al pensante al presente mostrándole solo recuerdos.
    Como puedes ver, un pensante que no puede vivir el presente, es un infeliz, y no es infeliz por el simple hecho de que es efecto del pasado, la infelicidad es por no poder estar aquí y ahora, trabajando y viviendo el avance a sus metas o sueños. Y la creatividad o con su poder creativo está pasando trabajo innecesario.
    En las lágrimas que salen por efecto del pasado, se suman aquellas por lamentar el no poder estar aquí y ahora a gusto, viviendo los sueños trazados en la vida.
    Antes de resolver los problemas con otros atribuidos a la comunicación, asegúrate de que la tuya la tienes bajo control. Es muy fácil acusar a la otra persona o encontrar otras razones, pero en todo caso lo importante a considerar, es que la única manera de proveerte de la capacidad para autosatisfacerte a través de tus pensamientos o ideas, es tener una buena comunicación contigo mismo.
    Hay una lápida de un desconocido que dice: “aquí espera el infeliz que esperó toda la vida que lo hicieran feliz”. (Esto lo acabo de inventar)

    Ha sido un placer compartir. Buen provecho con tu buena comunicación. Nos vemos pensante.

domingo, 17 de abril de 2016

LA FRAGANCIA DE UNA DIOSA

                  POEMA
Nos hemos besado tantas veces
que si editáramos el tiempo en
un solo beso, ostentaríamos el
beso más largo del mundo. Tu
boca es un aljibe de inagotable
sabor, alrededor de tus labios
las abejas en busca de miel los
confunden con una flor. Tu aliento
empaña los cristales de mi alma
y ella se luce en el plano espiritual
perfumada con tu encanto y no
cesan de preguntar por la diosa
que emite esa inusual fragancia.
Interminable deleite el besarte
las emanaciones del amor en ese
instante es el éxtasis de la felicidad
No hay palabra que exprese lo
que siento cuando empieza el roce
de tus labios y tu lengua cual batuta
del director marca las pautas para
que la sinfonía de nuestros corazones
se inspire para la musicalidad de cada
beso con la fragancia de una diosa.

Autor: Emilio Fernández 

sábado, 16 de abril de 2016

NO TENGO NADA QUE BUSCAR EN LA CALLE


                       POEMA
Mis queridos amigos, los he estado
oyendo y cualquiera se convence
que las mujeres son un engendro
del demonio. El amor en boca de
ustedes es más peligroso que lanzarse
desde un avión sin paracaídas.
Me da risa verlos en su papel de
víctimas maquinando estrategias
para evitar mordeduras de tan
peligrosas serpientes. Lamento
contradecirlos, pero no es que yo
sea afortunado ni mi esposa la
mujer perfecta, pero somos felices
y no tengo quejas de ella. ¿No será
que ustedes esperan que se les
complazca y no ponen nada de su
parte? ¿No será que la recalcitrante
idea de que la mujeres son como
la servidumbre, que no pueden levantar
la voz al patrón so pena de ser castigadas?
Los conozco a todos, y lo que hacen en la
calle no es tan doloroso como el maltrato
y el despotismo con que tratan a
la mujer con la que alguna vez
soñaron vivir felices en un paraíso.
No me vean con esa cara de desagrado,
siempre les he dicho, que en lo que
de trata de amor y sexo, no tengo
absolutamente nada que buscar en la calle.

Autor: Emilio Fernández.