Translate

martes, 24 de mayo de 2016

LLEVA TIEMPO APAGAR EL AMOR

                      POEMA
No sé si fue a primera vista, al primer
parpadeo, al primer suspiro, o al primer
latido del corazón después que te vi que
mi amor despertó de repente. Se encendió
con toda la energía que puede generar, y
a este amor después que se prende,
no hay tempestad ni fuerte aguacero
que le disminuya el fulgor que irradia
para su amada. Su lema es “pasión en todo
lo que hace” y es pasión lo que me hace sentir,
respiro pasión hasta convertirme en pasión.
Pero te fuiste, cambiaste de sol, cambiaste
de estrella, la órbita reservada para ti está
vacía, me he quedado sin planeta que
Iluminar, me he quedado sin razón para
fluir amor, me has dejado sin motivo para la
vida, ahora hay que apagar el corazón, lleva
tiempo para que se enfrié después de alcanzar
tan alta temperatura y permanecer amándote
tanto tiempo. Para apagarse debe hacerlo en
soledad, oyendo sus propios latidos y sintiendo
las ondas de amor convertidas en tristeza al
perderse en el espacio vacío y no hacer contacto
con su amada. Apagar el amor lleva su tiempo,
en cambio para encender el amor, bastó el
tiempo que tardó una mirada en llevar tu imagen
al cerebro y el corazón saber de tu existencia.

Autor: Emilio Fernández

lunes, 23 de mayo de 2016

BASTA DE CREER QUE ERES UN ESPÍRITU

    CONOCE EL SIGUIENTE PASO QUE TIENES QUE DAR PARA RECUPERAR TU ESENCIA.

   Hola amiga(o pensante).Hoy tengo para ti un enfoque de la espiritualidad que te ayudará a despertar como lo que realmente eres.
   Eres una persona que entre todas las circunstancias de la vida, has tratado de superarte, de despertar consciencia, eso lo sé porque estás leyendo estás notas.
   Has leído mis publicaciones y sabes que no te pido nunca que me creas, la única verdad es la que tú consideres, por lo tanto te invito a reflexionar el punto tratado y hacer tus propias observaciones.
   En el despertar consciencia, “las autoridades” no tienen nada que buscar. El pensante que les cree, porque es una autoridad en el tema, formula ideas basadas en lo que otro dice que observó, negándose la iniciativa de observar y “pensar”.
   Así que no me creas, reflexiona “bien” el dato, pruébalo y luego, más adelante me haces el comentario, me das tu conclusión.
    CREENCIA: Idea o pensamiento que se asume como verdadero.
   ¿Qué son las creencias? Una creencia es básicamente una idea, un pensamiento al cual el pensante ha concluido.
   La personalidad, el modo de ser es resultado de todas las creencias, conclusiones o consideraciones a la que ha llegado el pensante a lo largo de su vida.
   La llamada “manera de pensar”, esas son sus creencias y de ahí su actitud y su manera de ser.
  Las creencias no solo son las cosas que tú crees, son creencias también todo lo que tú no crees. “Una no creencia, es una creencia”.
   Me explico: crees en el presidente, crees que hacer ejercicio es saludable, etc. No crees en el presidente, no crees que hacer ejercicio sea saludable, etc. Todas son conclusiones a las que has llegado, y todas son creencias.
   Como ves, las creencias son pensamientos. “Si quieres cambiar tu forma de ser, debes cambiar tu manera de pensar”. “Así como piensas, así te comportas”. Para hacer los cambios debes cambiar tus creencias.
    Aquí el dato. “Si has trabajado duro contigo para despertarte como espíritu es momento para dejar de creer que lo eres.” En otras palabras; “deja de creer que eres un espíritu”
    Vamos a explicarte este confuso dato, de dejar de creer que eres un espíritu.
    Quedamos que las creencias son pensamientos que tú produces. Insisto, revisa tus creencias y observa para ver si en verdad son ideas que tienes.
    Son ideas que tienes y crees en ella, ¿Cómo llegaste a ellas? Ese no es el punto, el punto es que concluiste, aceptaste o estuviste de acuerdo y crees.
    Ahora mira esto; crees lo que pensaste, asumiste ser lo que pensaste que eras; por lo tanto eres el resultado de lo que estás pensando.
    Amiga, amigo, eres el que piensa, no importa el nombre que le pongan; espíritu, alma o pensante como yo me he auto-nombrado.
    Eres quien concibe una idea y luego cree en ella y asume el papel integrándola a tu personalidad.
    Todas las creencias, todas las ideas pueden modificarse, “TODAS”, inclusive pueden moverse al lado contrario o de mayor contraste a su posición original.
    Si las ideas pueden variar, las creencias también. Esto significa que la creencia de ser un espíritu es modificable, es posible que mañana termines creyendo que fue un error creer eso.
    El nivel de certeza no ha alcanzado su plenitud, todavía dependes de mantener la idea para garantizarte ser un espíritu.
    Estas a punto de despertarte como quien realmente eres y mientras más tiempo tardes en hacerlo, estas en riesgo de retroceder.
   Estamos en un mundo de mucha interacción psíquica, muchas fuerzas, mucho dolor, muchos hechos que pueden doblegar la creencia, o la manera de pensar.
    Inclusive mi querida amiga(o), dejar el cuerpo pudiendo despertar de una vez, es exponerse a regresar otra vez perdido y desmemoriado.
   Vamos con unos ejemplos, no quiero dejarte con un mal entendido.
   Nace una niña, desde el nacimiento todos dicen que es una niña, la tratan como una niña y ella va creciendo y observando las diferencias entre una niña y un niño, su conclusión va apareciendo de forma gradual y llega el momento que cree 100% que es mujer.
   Pasa el tiempo y llega otro momento que ya no lo cree, se siente mujer. Ella no tuvo que averiguar, ni estudiar distintas corrientes para saber cómo tenía que sentirse para sentirse mujer. La verdad genética habló.
    El mismo ejemplo. La niña nace, le dicen que es una niña y ella aun sin formarse una idea concreta, se empieza a comportar como lo que siente. (Se siente hombre). Ella no sabe que es ser mujer o ser hombre, la verdad de sus genes está hablando.
    La homofobia externa empieza atacar y ella empieza a tratar de entender cuál es el problema que otros les sugieren que tiene. Va creciendo se da cuenta que hay una diferencia en lo que debiera creer y lo que está sintiendo.
    Si la pobre no permite que la destruyan, ella no luchará por tratar de creer lo que no siente o sentir lo que no cree. Los que siente es más que una creencia, es certeza.
    La salvación de la cordura de esta niña ya mujer, no es su creencia, si ella no tiene dudas de lo que siente no va a cambiar de opinión o de manera de pensar. Eso es certeza.
    Si un hombre o mujer desea cambiar de sexo, (creo que eso lo hacen, que es comprobar su certeza, no lo que cree que es) se toma en cuenta quien, o como se siente que es para operarlo.
    Este ejemplo con el cuerpo dista mucho de la realidad espiritual, pero en el caso del cuerpo, la genética habla, (no en todos los casos) la verdad habla.
    En el caso espiritual deja que tu naturaleza hable.
    En similitud con el cuerpo, no necesitas saber cómo eres para sentirte lo que eres.
   No necesitas adquirir conocimiento para convencerte, de mi parte la única referencia que te doy es la de pensar. La capacidad que todos tenemos de producir pensamientos y con ellos crear toda la realidad que se experimenta.
    Por esa razón me quité de encima las dos palabras más comunes, que son espíritu y alma, a ellas se le dan cualquier variedad de significados.
    Ya ves que uso la palabra pensante, eso te lo puedes demostrar y cualquier niño lo puede entender, es una buena referencia.
    Empieza a sentirte quien eres, el nombre que le des no es lo importante. Importante es soltarse de la creencia, ya has trabajado con ella suficiente.
    Déjate ser, sin preconcebir como deberías sentirte para asegurarte que estás sintiendo lo que se supone que debe sentirse siendo un espíritu.
    No esperes estar muerto para poder sentir lo que se siente ser espíritu. Ya lo eres, empieza abrir los ojos, empieza a despertar de una vez por completo.
    Deja que tu verdad hable, te guíe. En mi caso, observé (y esto lo comparto por si te sirve) de que a medida que me dedique a atender con constancia, lo único que pude comprobar que hacia como espíritu; que era “PENSAR”, se empezaron abrir las puertas y aclararse mis misterios, mis dudas, mis malos entendidos, y empecé a permitirme sentir al natural.
    Nunca conseguirás que yo te describa un espíritu, pero si la apariencia que está adoptando en ese momento. (Aquí estoy viendo a mi esposa, me gusta ese espíritu como es).
    Las apariencias que se adoptan para ser percibidos por otros, no necesariamente es la apariencia que siente el pensante. En el plano físico es común ver comportamientos y apariencias fingidos y eso también lo puede hacer al abandonar el cuerpo.
   Así que las tantas historias de como son los espíritus y cómo se comportan no debe sorprender ni extrañar a nadie que esté claro consigo mismo.
   En conclusión mi querida amiga(o). Vienes ascendiendo, libérate de tus propias ideas, tú eres el creador de ellas, no ellas de ti.
    Si has llegado hasta aquí en la lectura, eso me da confianza para informarte dos cosas; A) En la medida que te sientas ser quien eres, saldrás de la reversión de consciencia que te saca de la causalidad espiritual para hacer y ser consciencia, y que te pone a ser efecto casi ineludible de tus ideas y del conocimiento adquirido, (con el que acuerdas o desacuerdas).
B) Empezaras a producir consciencia positiva. ¿Qué significa esto?
    Al salir de la inversión, quedas en la posición de causa consciente. Eres la fuente, eres quien eres y puedes con tus pensamientos sanar tu cuerpo, ordenar tu mente y producir el conocimiento que necesites para el logro de tus metas y tu realización personal; te vas a sorprender. “ERES LA FUENTE EN CONSCIENCIA PLENA”. La etapa de creer ha quedado atrás.
    Permíteme algo más antes de despedirme. Voy de viaje el marte a la capital y a otro estado central para reunirme con un amigo que me ayuda en los proyectos y a esta investigación, son unos quince días. Por esa razón les adelanté este dato que forma parte de un programa que está en prueba para que canalices tu poder.
     Copien la entrada y despedacen por varios días esas palabras para ver si le encuentran una utilidad. Denme sus opiniones, ya el dato lo he estado usando y con mis amigos que tengo como conejillos de india, haciendo el programa que está en desarrollo, están volando.
    Me anima tanto conversar con ustedes que si encuentro espacio, internet y no haya peligro de que me atraquen y me quiten la única herramienta que tengo que es esta laptop, no me les voy a perder.

    Ha sido un placer, que tengas buen provecho sintiéndote “Ego Sum Qui Sum” (yo soy El que soy).  Nos vemos pensante. 

domingo, 22 de mayo de 2016

CÁNDIDO CORAZÓN

                        POEMA
“Tu corazón es muy cándido”, así me dice la
agria nota que me envió el cerebro y me pidió
que revisara el voluminoso expediente
del corazón para que refrescara la memoria
con sus cortas y dramáticas telenovelas de
amores. Debo hacerlo, lo conozco muy bien,
su característico ritmo de enamorado lo
estoy sintiendo otra vez, ese ni descansa ni
me deja descansar cuando empieza amar,
no tiene atención para más nadie, se comporta
como perro faldero cuando llega el dueño
de viaje. La nota de la razón es contundente;
“no vamos a fracasar otra vez por culpa de ese
cándido enamorado, es tan inocente que cree
que con amar va igualmente a ser amado y a
la vez sobrellevar la relación sin contratiempo
por las corrientes tumultuosas de la vida. Tan
ingenuo que toma cualquier detalle como una
prueba fehaciente de que está siendo amado
con la misma intensidad”. Y yo, me he prestado
para apoyarlo, no haciéndole caso al cerebro.
Sentir amor es una cosa y sobrevivir enamorado
no depende de un solo corazón, ambos descienden
por un río de aguas turbulentas en distintas
embarcaciones y sobrevivir juntos no es la
especialidad de los corazones. De los riscos y
peñascos en el camino se ocupan en la fría sala
de juicios y decisiones, donde se reúnen los
pensamientos de cálculos y análisis para actuar
con inteligencia. Pero ya mi corazón está de fiesta y
cuando empieza a celebrar no tiene descanso
y yo, estoy listo para agarrarnos de manos y empezar
la alegre danza de los dos cándidos enamorados, que
celebran como si fuera la primera vez que se enamoran.
Al cerebro que espere, que en casa estamos de fiesta.

    Autor: Emilio Fernández

sábado, 21 de mayo de 2016

PREPOTENTE, VANIDOSO Y ARROGANTE EGO

                   POEMA
¡Vaya! para lo que me importa a mí.
Has con tu vida lo que quieras, ya
no me da ni frio ni calor lo que hagas
o dejes de hacer. Prueba para que
veas que se siente ante la indiferencia
y la desconsideración. Te acostumbraste
a tu perrito faldero y yo me acostumbre
a llevar puñales clavado en la espalda,
pero duele, por más que el amor resista,
duele, y ese dolor quizás no lo sientas
nunca, se necesita tener un corazón
sensible, se necesita sentir amor y tú te
hiciste para jugar con los sentimientos
de quien te ame, pero tranquila, como
yo hay muchos, y de seguro encontraras
otro que caiga en las redes de tus encantos
y le pongas el collar que yo usaba para
que te burles cuando mueva la colita y
salte de alegría al verte llegar con tu usual
indiferencia. Sin embargo, a pesar de todo,
me llevo un gustico; no me corriste,
me voy, y no es lo que tu acostumbras,
esto es algo diferente que va a sentir
tu prepotente, vanidoso y arrogante ego.

Autor: Emilio Fernández

¡QUE SABROSO ES EL AMOR!

                AL -SON- DEL- ETO
                                    I
Que sabroso es despertar con tu aliento amada mía,
con el vapor de tu cuerpo y el olor de tu montura.
Reviviendo los recuerdos de una noche de locura
vuelven a dilatarse mis venas en torrentes de alegría.
                                    II
El galopar de mi sangre fluye con algarabía,
entonando el mismo canto de excitante contentura,
animando la pasión para dar la coyuntura,
si disfrutamos a noche, comámonos este día.
                                    III
Con este amor querendón, que bueno es el despertar
entre el frío, el calor y el erizar de los vellos
juntemos nuestros resuellos y empecemos a sudar.
                                     IV
Cuantos bailes sin bailar, cuanto ritmo cadencioso
dos cuerpos llenos de gozo, emiten rojos destellos;
en solitario es pendejo, porque amar, es muy sabroso.

Autor: Emilio Fernández 

viernes, 20 de mayo de 2016

MEJORAMIENTO PERSONAL, INCONVENIENTES

CUANDO LOS DISGUSTOS SON TANTOS Y TAN SEGUIDO, NO HAY MEJORIA DE NINGUN TIPO.
   Hola amiga(o) pensante. Este artículo no es contigo, si tus disgustos son ocasionales y no vives o mantienes una relación diaria con una o varias personas que te motivan a cada momento a sufrir esos disgustos.
   Después de un disgusto se pasa un buen tiempo para lograr tranquilizarse, desaparecer las emociones negativas y dejar de pensar en el asunto.
   De eso tratamos en la penúltima entrada y comprendiste lo que debías hacer para desconectarte del mal rato, para poder concentrarte en la actividad que vas a ejecutar y que es importante para ti.
   De todas formas te interesa saber porque ciertas personas, en ningún programa de ayuda o de mejoramiento obtienen resultados. No funciona nada en absoluto, y las veras probando y descalificando los tratamientos porque ninguno sirve.
   Por lo general las personas que viven de disgusto en disgusto, sobresaturadas de disgustos, no solo, no tienen progreso en ningún programa de ayuda, son personas que andan con un fuerte descontrol del acto de pensar. (Popular es decir, con un gran descontrol mental).
    Los nervios, como se acostumbra a decir también, “los tiene destrozados”. Su salud física, si no está enferma no demora en caer y no sale de los estados emocionales negativos.
    La causa o el motivo de sus permanentes disgustos, no es alguien que se tropieza en la calle, o el chofer del taxi que no va a volver a ver quizás por meses.
    Ese alguien convive con ella, debe verlo a diario en el trabajo o en alguna otra relación permanente.
    Entendemos que la persona permite que se le victimice, pero esa persona que la está abusando mental o físicamente, yo opino que debieran encerrarlo en un manicomio, con una camisa de fuerza y un bomba de drogas antipsicóticas.
    Bueno, estas son exageradas opiniones, lo que si es cierto es que actúan con premeditación y logran convencer a todo el entorno familiar, hasta a la propia víctima, de que está loca, o es una enferma mental.
    En serio amiga(o), el mismo victimario anda pregonando que necesita tratamiento psicológico, y si se da la necesidad o el interés de él, y logra llevarla al psicólogo o psiquiatra, él se encarga de explicarle al especialista todas las locuras que hace su esposa.
    El experto toma nota para hacer el diagnóstico y al ver el cuadro de nervios de la paciente, no duda en darle la razón a quien puede ser el abusador.
    Vamos a suponer que es la mujer la víctima, ya que es más frecuente, y seguimos suponiendo que la mujer se defiende, busca ayuda y trata de sobreponerse, sabe quien la induce a disgustarse a cada rato y a sentirse mal, y decide separarse.
    Busca apoyo en sus amistades o familiares de confianza para tomar fuerzas y romper la relación, pero comete el error que en la siguiente discusión le grita que lo va a dejar, que tiene decidido irse.
    ¿Qué piensas tú? Yo he visto de cerca lo que sucede, (ya te voy a contar mi experiencia) el inteligente hijo de su mamá, sabe si ella puede o no puede dejarlo, pero por si acaso, hace una campaña muy inteligente entre las personas que puedan tener influencia en la vida de la víctima para conseguir su respaldo.
    Y por supuesto que puede mostrar pruebas del mal estado mental en que se encuentra, y esos familiares o amigos no necesitan muchas evidencias, ya lo han pensado y hasta le han sugerido a ella que busque ayuda.
    El victimario puede lograr parecer frente a la vista de los demás que la ama tanto que quiere ayudarla “y va hacer todo lo posible para que la encierren en un manicomio, pero no le va a permitir que lo deje”. Esto es lo que no dice”.
    Esta parte es mi experiencia. (El error de la víctima es ocultarlo, yo no lo haré, mi hija menor y nietas ya les he mostrado con este caso lo que no se debe hacer).
    Resulta que mi hija mayor para ese entonces tenía alrededor de 32 años, en este momento tiene 45. Yo sabía la mala vida que le daba su última pareja, pero ella “lo amaba”, y ocultaba las agresiones físicas que eran más evidentes.
   Tanto maltrato que al fin ella decidió separase, y me llamó para apoyarla, tenía miedo al hombre.
    Viaje hasta ese estado donde vivían, hablé con el tipo, y este se marchó sin problemas. Permanecí varios días en su casa (propiedad de ella), y me regresé dando por concluida la separación. De él quedó con una niña de tres años.
     ¿A que tú no sabes que pasó al poco tiempo?  Adivinaste, ella se rejuntó otra vez con su amado victimario.
    Te voy hacer el cuento corto. Pasaron unos años más y se vinieron al pueblo donde vivo. Podía visitarla cuando quisiera y me enteraba más fácil del infierno que vivía, pero ella no me decía nada.
    Ella volvió a tomar acciones para dejarlo y el inteligente hombre vino hablar conmigo antes de que ella lo hiciera.
   Con mucha calma le oí todo lo que me expuso, en conclusión, me quería convencer que mi hija estaba muy mal. Se le ocurrían unas cosas de loca y él quería que yo lo ayudara, para que ella se comportara bien con él. Y me echó todos los cuentos que pudo.
    Al final yo lo felicite por su tremenda actuación y le di la respuesta concreta, “hablaré con mi hija, si ha decidido dejarte y quiere que la apoye, ya tu problema no es con ella, es conmigo”.
    Se separaron, pero yo dudaba, pensaba que todo era cuestión de tiempo para que ella volviera con él. Pero el hombre se buscó otra mujer, bastante cerca de donde vivían. Por su agresividad se metió en problemas, y me enteré que lo mataron, le dieron unos tiros.
    ¡Uf! Ahora si estoy seguro que no volverá con él.
     Eso sucede, la víctima deteriora todos sus valores fundamentales como pensante y se crea una unión aberrada, simbiótica, parasita, donde intercambian necesidades, pero uno de ellos termina causándole graves daños al otro.
    El victimario encuentra lo que necesita de la pareja, pero por ser el dominante actúa como los parásitos, sacia su necesidad sin miramiento. Y la víctima también encuentra lo que necesita y no le importa el dolor. Ambos enfermos.
    Solución; Existen organismos nacionales e internacionales para asesorar y darle protección a las personas que sufren maltratos. Si ella hace lo denuncia, y si es un familiar ella puede negarlo.
     Pero si la persona todavía tiene fuerza, y sobre todo apoyo, no pierda tiempo, planifique con quien le asesore o apoye para resolver la separación del trabajo, de la pareja, del instructor, de quien sea. Pero eso sí, antes identifiquen BIEN, al verdadero victimario, se puede cometer un error.
    Para quien está afuera, no le es tan fácil identificar el opresor, este logra infundirle tanto miedo que si le ves el moretón en el ojo, ella dice que se resbaló y se golpeó con la pared.
    Los casos de este tipo lo hay con todas las variantes y en distintos grados de efectos sobre la víctima.
    En conclusión, cuando los disgustos son tan frecuentes que superan el nivel de tolerancia del pensante, no va a poder concentrarse en nada de lo que haga; por lo tanto, hasta no desconectarse de ese causante para ella de sus disgustos, no tendrá progreso en nada de lo que haga para ayudarse.
    Este es un tema de muchas aristas, lo mencionó, porque debe ser considerado en los programas de mejoramientos físico, mental o espiritual, como la gran barrera que es para el pensante.

    Ha sido un placer compartir. Buen provecho en tus relaciones si este no es tu caso. Nos vemos pensante. 

jueves, 19 de mayo de 2016

EN LOS BRAZOS DEL AMOR

                POEMA
Solos, tu y yo, es cuando el amor
abre los brazos y su picaresca sonrisa
anuncia un vendaval de pasiones.
El corazón sale desnudo a la lluvia
para corretear como niño salpicando
con sus pies las charcas y saciar
la sed lamiéndose las gotas que
chorrean por su rostro; no le asustan
los truenos, ni la fulgurante centella
que amenaza con electrificarlo. No es
la primera vez que el corazón en los
brazos del amor recibe fulminantes
descargas eléctricas donde se siente morir,
y vuelve a la vida para esperar la próxima
tormenta. Solos, tu y yo, es cuando el amor
abre los brazos para recibir y entregar su
alma, para perpetuar con su esencia los
brotes y transcender los límites de la eternidad.
En los brazos del amor, abre los… brazos, mi amor.

Autor: Emilio Fernández

miércoles, 18 de mayo de 2016

MEJORAMIENTO PERSONAL, INCONVENIENTES


     IMPORTANTE DETALLE: “SON UNOS DESCONSIDERADOS Y FALTA DE CONSCIENCIA”
   Hola amiga(o) pensante. Unas de las incomodidades en el seno familiar y en otros grupos, es ver que los problemas que parecen les competen a todos, solo le preocupan a mamá, papá o a unos pocos, mientras la mayoría parece indiferente.
   ¿Verdad que es una molestia adicional al tratar de lograr los objetivos?
   Esta incomodidad en el pensante, al ver la indiferencia, o la poca importancia que le dan a la situación, hace estragos viendo a cada momento la falta de cooperación.
    Las reacciones del pensante afectado jalan hacia decidir no hacer nada, y dejar que la casa les caiga encima, o dejar que el planeta termine de contaminarse.
    Falta de consideración, falta de consciencia, falta de todo es lo que se considera padecen las personas que se suponen debe interesarle la resolución del problema, o evitar que se cree un problema mayor.
   Estas actitudes diferentes ante un problema o situación que involucra a todos tienen varios enfoques.
   Pero vamos a ir a los fundamentos de un problema, para que todas las variadas razones para la falta de cooperación se entiendan desde el principio.
   Cada pensante sobrevive en primer lugar a través de él; parece absurdo decir, que sin él, no existe. Así que sus metas u objetivos son su primera prioridad.
    Mamá por más que lo desee, no puede hacer vida para que su hijo querido viva.
    Si él se niega a respirar, a comer, a educarse, a que sea como ella piensa que debe ser, en lugar de una relación de madre e hijo, es una guerra donde ambos se destruyen la vida.
    Hemos visto que cada pensante tiene sus propios objetivos, sus grandes y pequeñas metas o sueños.
    En la familia y la sociedad en general eso es lo que se recomienda, eso es lo que se enseña, para tener un mejor futuro.
   Aquel que no quiera tener problemas, para lograr ese utópico negativo sueño, está obligado a matar todas sus metas, todos sus objetivos.
   O sea, que aquel pensante que tenga el objetivo de no tener problemas y a la vez vivir con la ilusión de lograr grandes conquistas y ser exitoso, va a romper en pedazos la máquina de la voluntad.
   Eso sí que es un problema, tiene la intención de ir baño, pero no se quiere levantar de la cama y mamá lo mata si se orina en ella.
   Cada vez que te pones un objetivo, te estás creando problemas, y los problemas son todos los obstáculos que tienes que vencer para tener éxito.
    Sabes lo que si puede ser un objetivo sano, proponerse a no tener “problemas con los problemas”.
    Que te puedas parar en el centro del ring de tu vida, y que te traigan del camino de tus metas el problema más difícil de vencer, para que vea quien eres tú para enfrentar problemas.
    Volvamos a retomar el punto. La razón que subyace en el fondo de la indiferencia y de la falta de cooperación de los hijos, de la pareja, o de los demás participantes del grupo que sea.
    Son los objetivos clasificados en orden de importancia que cada quien tiene.
    Vamos ahora con unos ejemplos.
     En el hogar papá y mamá se han repartido las “responsabilidades”, en otras palabras, los objetivos. Ya las mamá o amas de casa saben este cuento, conocen “cuáles son sus obligaciones a resolver y papá conoce las suyas.
    Aunque compartan algunas obligaciones la importancia varía entre ambos cónyuges. Así que la pre-ocupación de mamá para comprar la comida es mayor que la de papá, y la pre-ocupación de papá para conseguir dinero para comprar la comida en mayor que la de mamá. (Si eso fuera la manera en que se repartieron los objetivos)
    El hijo ya es casi adulto, y papá o mamá tienen que sacar tiempo de donde no tienen para hacer pequeñas cosas, pero al final necesario para el bienestar de todos en el hogar, pero ellos y ellas “no cooperan”. Y mamá o papá se tragan su malestar, o estallan y se arma la discusión con los hijos.
    Antes de hacer cualquiera de las dos cosas, observa en que está ocupado tu hijo, o que tiene pensado hacer. Ese objetivo en el que está pensando, eso que está haciendo es más importante para él, que recoger la basura que es “responsabilidad de mamá o papá”.
   No es falta de consciencia, esa manera de pensar la viene desarrollando desde que nació ante la vista de sus padres.
     Además, papá le daba buenos ejemplos, mamá pasaba coleto y él lo único que hacía era montar los pies sobre la mesa leyendo el periódico, pero era incapaz de mover la silla que estorbaba.
    Mamá casi nunca iba a ver que hacia papá en el garaje, o cuando limpiaba el patio mamá veía la T.V.
    Cada quien en lo suyo, y ellos como hijos, les recuerdan lo que tanto les repetían “tu única obligación es estudiar”. Tiene 20 años, todavía no se ha graduado, sigue siendo un estudiante, así que los viejos que se ocupen de sus cosas.
    Ya se mi querida amiga, mi querido amigo, que estás pensando en muchas otras razones para este comportamiento, de acuerdo a los casos que has observado.
     Y si a esos casos les aplicas el fundamento, de que sus objetivos o prioridades en ese momento eran otros, observarás que de ahí dependía la falta de voluntad o desinterés.
    Ahí tienes al planeta, desforestado, contaminado, extinguidas las especies, y la falta de cooperación es la misma en su esencia. “LOS GRANDES MONOPOLIOS INDUSTRIALES TIENEN SUS PROPIOS OBJETIVOS O INTERESES QUE SON MÁS IMPORTANTE PARA ELLOS, A QUE SE MUERAN DE SED MILLONES DE PERSONAS”.
     Existe un nivel de consciencia que aparece en pensantes desde muy temprana edad, y que por lo general se adquiere con las mejoras que se hacen en la personalidad a medida que se vive la  vida; para la cooperación y la ayuda estos pensantes son capaces de evaluar la situación y si lo amerita, dejan a un lado sus intereses para cooperar.
    Mientras los pensantes se elevan en consciencia y recuperan los valores perdidos, no hagas un problema nuevo para ti, de lograr que otros le den las mismas importancias que les das tú a estos problemas que los involucra.
    Si quieres atacar el asunto, haz como las modernas corporaciones, reúne al personal establece cual es el objetivo final, y haz que todos tengan el mismo objetivo, o la misma responsabilidad para que se den esos resultados, y si no es así, tienen que irse.
     Claro con la familia la solución no es la misma, pero el propósito del grupo familiar es el mismo y se debe encontrar la manera de alinearlos a todos en la misma dirección, sin desatender sus propios objetivos particulares.
    Los hijos deben saber que si mamá se enferma, no hay ropa limpia y comida sabrosa como tanto les gusta. Y si es papá igual los va a afectar al no poder cumplir con los problemas del hogar que debe resolver. Así que a cooperar muchachos, nuevas reglas de juego.
    Con mi última esposa tengo 24 años y dos hijos, uno de 18 años y la niña que cumplió 15, gracias a mi pareja que sus metas van en la misma dirección que las mías, hemos podido ir rompiendo con los viejos patrones ancestrales y poner en práctica el grito de guerra de los tres mosqueteros; “todos para uno y uno para todos” jajaja…
    La vida es seria, pero si la ríes, el dolor duele menos… jajaja.

    Ha sido un grato momento conversar contigo. Que tengas buen provecho, riéndote de tu pasado, de ese pasado cuando te molestabas porque los demás no le importaban tus problemas.  Nos vemos pensante.  

martes, 17 de mayo de 2016

CUANDO EL AMOR HABLA


                 POEMA
Cuando el amor habla vida mía,
tu mirada me dice lo que tu corazón
siente, tus besos repiten lo que dice
tu mirada, y tu piel transmiten el mismo
mensaje de amor que sientes por mí.
Silencio… no digas nada por favor, deja
que nuestro amor hablen, ellos
se entienden a la perfección, usan
el lenguaje universal que rompe
las barreras del idioma, de los malos
entendidos que ocasionan a veces las
palabras, y si es por prestigio o educación
no diferencia a un enamorado iletrado
de un summa cum laude en comunicación.
No existe raza, credos u orientación
sexual que el amor encuentre un
impedimento para dar a conocer su
existencia al ser amado.
Cuando el amor habla, el mundo guarda
silencio, la naturaleza presta atención
y su furia se aplaca, el hombre racional
dobla sus razones y des iza la bandera
de la confrontación de ideas, y para la paz
que busca con la guerra y la violencia
le nubla los ojos con el llanto incontenible
del tipo de alegría que produce la verdadera
paz. Cuando el amor habla, la tierra que
pisas, el mundo donde vives, se convierte
en el cielo que buscas entre las nubes
de un idílico más allá. Cuando el amor habla
vida mía, nosotros nos callamos, guardamos
silencio para que nuestros corazones
se ocupen solo, de latir y latir amor.
“Cuando el amor hable, el hombre será feliz.”
Autor: Emilio Fernandez

  

lunes, 16 de mayo de 2016

MEJORAMIENTO PERSONAL, INCONVENIENTES

SEGUNDA LECCIÓN: PROBLEMA CON LOS PROBLEMAS
     Hola amiga(o) pensante. Ya vimos que los efectos de los disgustos, la emoción negativa, el descontrol y la desconcentración resultante impiden el progreso y el rendimiento en la actividad que se está ejecutando en ese momento.
    Los problemas pendientes por resolver que superan el control del pensante, sin querer se los lleva a la actividad que vaya a ejecutar y producen el mismo efecto que los disgusto: atención deficiente y descontrol del acto de pensar.
     Los problemas en general son todas las acciones que a diario ejecutas para lograr un fin, un objetivo o un propósito. Todo lo que haces es para resolver, obtener o solucionar algo.
    Hay problemas que sabes y puedes hacer algo para resolverlo; con estos problemas no tendrás problemas.
    Hay otros problemas que no sabes que hacer, o sabes que hacer pero no puedes por alguna causa y se produce alteración del control y de la atención.
    Es decir, en estos problemas tienes un problema. Una condición que ocupa parte de tu actividad pensativa ante la necesidad de darle solución.
    Y estará interfiriendo en el ciclo de acción que ejecutas, que bien puede ser en el trabajo, mientras meditas, estudias, conduces por la autopista etc.
    El pensante con el problema presente, robándole concentración en lo que hace, siente que en lugar de estar ahí, debiera estar haciendo algo por resolver ese problema y de manera involuntaria no puede dejar de pensar en eso.
    Cuando el problema es extremo o muy importante, las personas conscientes saben que es preferible pedir permiso en el trabajo, o dejar las acciones de menor importancia a un lado para resolver el asunto que más interesa. De otra manera no va a poder hacer el trabajo.
    El rostro de una persona con una preocupación que le roba atención, muestra señales de su ensimismamiento y se sabe que está pensando en otra cosa distinta a lo que está haciendo.
    Se observa con claridad que no habrá rendimiento más allá de la rutina de hacer lo que hace casi en automático.
    En otras palabras, si estás en un programa de mejoramiento personal, o recibiendo entrenamiento o ayuda con algún tipo de proceso o terapia, “no tendrás progreso mientras mantenga parte de tu atención en el problema”.
    Por costumbre se llega a considerar que un problema es preocupante solo cuando produce de manera evidente y notable, el estado de angustia y un descontrol que no te deja hacer o pensar en otra cosa.
    Pero en la mayoría de los casos “puedes hacer tus actividades” o cumplir con tus compromisos con el problema dando vueltas en la cabeza.
   Se asume que no está impidiendo la actividad que se ejecuta, no la impide pero no tendrás progreso y te expones a un accidente.
   Al igual que con el estado negativo del disgusto, no hay progreso o buenos resultados en lo que haces para tu mejoramiento personal y quizás te decepciones del método o práctica en la que te ejercitas, al no ver los resultados que esperabas, o termines concluyendo que eres tú, quien es el incapaz.
   Las personas que trabajan con ideas, que en general es una necesidad en todas las profesiones o especialidades, como el artista, el escritor, etc. Culpan su baja productividad de nuevas ideas a la falta de INSPIRACIÓN.
    Entonces, se les ve buscando métodos y maneras para que les llegue la musa, y lo que no saben es que los problemas con los problemas, o los efectos de los disgustos le ocupa una gran parte del pensar, por lo que su creatividad es nula.
    Ya sabemos que el problema del pensante con los problemas es el problema que nos ocupa en este momento. Y que este problema de descontrol se produce de la siguiente manera:
a)     Ante un problema “no sabe qué hacer”
b)     Sabe que hacer, pero por alguna causa no puede o está impedido de estar haciendo lo que debe hacer para resolver el problema.
      Ejemplo del caso a) “No sabe qué hacer para conseguir comida. (Aquí en Venezuela); “No sabe qué hacer para que su hijo deje de estar en la calle hasta altas horas de la noche”: “No sabe qué hacer para dejar de ser tan infeliz”. Etc.
      Mientras no sepa que hacer, el tormento, la angustia, la intranquilidad, la preocupación, el pensar descontrolado y su estado emotivo, están alterados.
    Ejemplo de b) “Sabe que la solución es la separación, pero no puede proceder; hay otros problemas con ella misma que tiene que resolver”, “Sabe qué hacer, pero tiene que esperar hasta mañana, o antes tiene otros compromisos que atender”. Etc.
      En el problema con los problemas interviene otro factor que determinará el grado de descontrol del pensante ante el problema, y este es; La altitud del pensante ante el problema.
     La altitud es la capacidad y el poder de confrontación ante las dificultades a resolver.
     A medida que el problema es más alto que el pensante, el problema con el problema es mayor, y en ese grado le distrae el pensar y la atención cuando está en otra actividad.
    Y a la inversa, mientras más alto sea el pensante ante el problema, menos problema tiene con el problema.  
     Lo cual no significa que no esté consciente de la importancia que tiene para él; sin embargo, menos lo desconcentra de otra actividad que deba ejecutar.
    LA SOLUCION A ESTE IMPEDIMENTO ES TEMPORAL
      La solución definitiva es resolver el problema principal, en eso no te puedo asesorar, ni te puede asesorar nadie sin saber de qué se trata tú problema en particular.
      La solución temporal es desconectarte del problema mientras estas ocupado en otra cosa.
    ¿Qué hacer para desconectarte del problema y no desconcentrarte en lo que estés haciendo o vayas a hacer?
     Con los problemas que tienes problemas de descontrol, si lo tienes bien planteado, el mismo te dirá que necesitas, o debes hacer.
     Por ejemplo; en los problemas que no sabes que hacer, ya sabes lo que tienes que hacer para resolverlo; encontrar, buscar, indagar, asesórate hasta que sepas que puedes hacer. Algo vas a encontrar para comenzar en su solución.
     En los problemas que sabes que hacer, pero no puedes; necesitas saber la razón o el motivo ¿por qué no puedes?, y ese será el inconveniente a superar para resolver el problema.
     Con respecto a la altitud. Si frente a los problemas casi siempre estás por debajo de los problemas o los problema son más alto que tú, ya sabes que tienes que crecer, tienes que hacerte fuerte mejorando tu control del acto de pensar, para fortalecer tu manera de ser.
    Nuestro objetivo de hoy es; como despejar la mente, desconectarse del problema que sin querer distrae e impide la concentración e impiden el rendimiento en lo que se está haciendo.
    SOLUCIÓN.
     La solución es bastante sencilla, es esa necesidad que siente el pensante de hablar con alguien de su problema.
     Lo llaman desahogo, pero no son esas largas peroratas con el amigo, guía o maestro para vaciar el cerebro completo. Estas comunicaciones no tienen pie ni cabeza, no tienen un objetivo claro; por lo tanto, lo que llaman desahogar, es eso, vaciar todo lo que pueda, no importa cuánto tiempo lleve hacer eso.
    Aquí el único propósito, es quitar de la mente el asunto para que no estorbe mientras haces lo que tienes que hacer. Así que mientras más rápido lo hagas, es mucho mejor.
   Si tienes a alguien de confianza, pídele que te oiga por unos minutos, y explícale el objetivo. Entiende bien eso, el objetivo de la conversación y que te oiga con atención”. Oír, no hacer preguntas, comentarios o proponer soluciones.  
   Tú le indicas, cuando termines de contarle lo que te preocupa y cómo te sientes ahora que lo comunicaste, y esa persona lo único que va hacer es cerrar el ciclo de comunicación, con una sonrisa, con un “muy bien. Si es el instructor del curso, después de felicitarte debe ponerte hacer la tarea del día y no hablar más del asunto.
    Espera querida amiga(o). No todo el tiempo se tiene alguien de confianza a la mano. Y soy de los que desean reducir las dependencias lo más posible, favoreciendo la auto-ayuda.
    ¿Qué puedes hacer tú, sin ayuda?
    Respuesta; ya vienes conmigo solucionando esa distracción con los problemas. El solo entender el fenómeno y usar la información, no te permitirás estar haciendo algo y a la ves pensando en otra cosa. En este caso en un problema.
    Solo te aconsejo que antes de iniciar un ciclo importante de tu preparación o trabajo, revises a ver si anda flotando por allí una pendencia con algún problema o situación a resolver.
    Como te dije; el pensante tiene el hábito de usar una cuarta parte de la atención en lo que hace y para él eso es lo normal. La baja calidad o lo poco que produce o progresa, es lo normal en él.
     Excusas que se las cree; “los otros alumnos son más inteligente”, “ellos tienen mayor capacidad mental o espiritual”, “bla, bla, bla…etc.”
    Ya sabes qué hacer cuando estás arrastrando un problema, observa cual es el problema del problema, hazte consciente de lo que ocurre en tu mente.
    ¿Qué no sabes qué Hacer? Si quieres tomate unos minutos para ver que puedes hacer y ponte esa acción como un objetivo después que te desocupes de lo que haces.
    ¿Qué sabes que hacer pero primero tienes que hacer tu trabajo? Hazte consciente de la acción o solución que has considerado y ubica un tiempo para su ejecución en tu programa futuro.
    ¿Qué a pesar de saber que es a un problema qué se debe la distracción y la falta de concentración, y no hay manera de sacártelo de la cabeza o desconectarte por un breve tiempo?  Entonces, tu altura ante la mayoría de los problemas debe ser casi siempre menor.
    Esto quiere decir, que el control de la actividad pensativa es tan deficiente que las preocupaciones por problemas se acumulan unos sobre otros, y el grado de confusión debe ser tan elevado que necesitas ayuda profesional.
    Para estos últimos casos, en situaciones donde no se pueda por la razón que sea recibir ayuda, pero la persona puede leer y entender este escrito. Algo puede hacer y es dedicarse a controlar el acto de pensar pensando, o controlar la atención observando con atención.
    Hay otros detalles importantes para entender con respecto a los problemas que conversaremos en la próxima entrada.
    Un fuerte abrazo y que tengas buen provecho manteniendo tu concentración en lo que haces.   Nos vemos pensante.