Translate

lunes, 31 de octubre de 2016

REBELDE CON CAUSA

POR LAS QUE TIENE QUE PASAR UN PENSANTE PARA MANTENER SUS SUEÑOS CON VIDA
    Hola amiga(o) pensante. Hay trabajos donde pagan por tus ideas, pagan para que se piense para un producto o servicio específico.
    La mayoría de los empleos pagan para que se ejecuten una rutina de acciones pre-programadas, no se quieren ideas nuevas. Se hace lo que se indica, y si se quiere pensar (reflexionar o imaginar de forma creativa), el pensante debe hacerlo fuera del horario de trabajo.
    El problema es que casi todo el mundo necesita ingresos, dinero para sus necesidades fundamentales de comida y vivienda y no hay muchas oportunidades para trabajar haciendo algo que guste y dé la oportunidad de “PENSAR”.  De parir “en libertad” nuevas ideas.
    En aquellos casos donde pagan para que pienses, igual el dinero se puede convertir en el objetivo y se puede perder la satisfacción que da el pensar creativo, en vista de que existe la presión de entregar una idea que sea “aceptada”. (Una libertad creativa condicionada)
   Los pensantes que se sienten atrapados en esta disyuntiva tienen como alternativa convertirse en un emprendedor independiente, saben que han creado muchas ideas que les gustan, pero tienen que dejarlas a un lado para complacer al jefe.
   El problema es, que como emprendedor ya no puede ser solo un buen creador de ideas para… (Asunto que le gusta) si quiere vivir de esa actividad.
   En muchos de los casos se está diametralmente opuesto a los asuntos que tiene que aprender para que las ideas que produce le generen el ingreso para sobrevivir “bien”.
    Es decir, desde muy pequeño eligió una profesión por humanidades, porque los cálculos, la administración, las ventas, las relaciones públicas, etc. le aburrían. Inclusive creció afirmando que no quería saber de esas cosas, o no le interesaban para nada.
   Intentar el cambio con estos antecedentes o sin considerar todos los roles que va a tener que desarrollar si no los tiene, y que va a tener que invertir más tiempo pensando en ellos, que el tiempo que le va a dedicar a la creatividad, es apuntar al fracaso personal.
    Las consecuencias pueden hacer que se invalide, y la aptitud en su especialidad se debilite, si no es que abandona para conseguir cualquier trabajo que le genere los ingresos que no pudo producir por su cuenta.
   “Piensa para mí o para mi empresa y te pago” Aquí no hay la libertad que necesita un pensante. Para no dejarse atar con ese nudo, tiene que ser rebelde y estar dispuesto a pasar hambre y otras necesidades. Algo nada fácil cuando ya se tiene responsabilidades familiares.
  El espacio-tiempo para pensar libre y por iniciativa propia se va reduciendo en la medida que se vive en un entorno social en crisis.
  Los sobrevivientes de estos entornos críticos deben ser polifacéticos, muy buenos por dentro y por fuera. Un mundo interior firme, bien cimentado, con un acto de pensar bajo control y bien preparado con suficiente conocimiento y entrenamiento para el juego que se lleva a cabo afuera.
   En vista que la gran mayoría de los pensantes reciben un sueldo por lo que hacen y no por lo que piensan, se desperdicia casi todo el potencial creativo de la humanidad.
   Estos pensantes sin darse cuenta son víctimas del sistema, que luego los hace sentir culpables restregándole en la consciencia el ser unos mediocres cuya infelicidad y dependencia se debe a que fueron unos incapaces de PENSAR con inteligencia.
   En estos tiempos los jóvenes saben qué es lo que quieren ser o hacer cuando sean adultos. Los padres son el primer ejemplo y están rodeados de casos que les muestran que es lo que conviene y no conviene para poder sobrevivir “BIEN”, de manera holgada.
   Hace unas décadas eran pocas las actividades donde los padres pegaban un grito al cielo cuando el hijo se empeñaba que quería ser: por ejemplo pintor, actor, bailarín, etc. La excusa; o no eran trabajos dignos, o veían que la mayoría seguían siendo unos paria en la sociedad.
  Me consta, mi hijo mayor decidió ser artista plástico desde muy niño, y tuve que enfrentar a mis padres y otros familiares por permitir que Alexis fuera un vago. (Los invitos a ver en Google; Artista plástico, Alexis Fernandez Salazar)  
    Hoy día cuesta seleccionar una profesión que permita vivir con los suficientes recursos económicos para darse ciertos lujos y garantice el futuro a la familia.
    Para el joven la elección es complicada, ya que tiene que elegir algo que pueda mejorar la calidad de vida que lleva o por lo menos mantener el nivel en el que se crió, si es que es de una familia de clase social sobresaliente.
   ¿Cuantos jóvenes soñadores pasan por la encrucijada de tener que decidir su futuro en función de la realidad de su entorno social y cuantos a buscar y tomar el primer trabajo que encuentren?
   Y cuántos de ellos elijen resolver sus vidas y su futuro por los caminos fuera de ley, de las reglas de juego.
    A lo pueblos se les invita, se les persuade y hasta se les presiona para que se alineen y piensen en una causa más importante que sus propias causas, pero ¿cuál causa propia si no le están permitiendo que tenga una?
   Un pensante sin una causa propia es un títere del sistema, es un pensante que no se ha construido así mismo con su pensar LIBRE. Ha sido inducido a convertirse en quien es, un producto más del sistema opresor y manipulador.

   Bueno querida amiga(o), ha sido un grato placer. Que tengas buen provecho siendo un rebelde con causa propia.  Nos vemos pensante.

domingo, 30 de octubre de 2016

PÓCIMAS DE AMOR

           POEMA
Mi novia no usa escoba
ni prepara pócimas de
encantamiento y me tiene
embrujado. Soy el hechizado
más feliz del mundo y estoy
encantado con el encanto que
me ha convertido en el
enamorado que quiere para ella.
No necesito ser ensalmado
para desterrar sus deseos
de poseerme, ni llevar amuletos
para proteger mi amor de su
apasionado amor. Me exhibo
orgulloso con mi brujita y no
necesitamos disfraces para
celebrar lo que somos;
un par de hechizados con
pócimas de amor.

Autor: Emilio Fernandez

sábado, 29 de octubre de 2016

PÍLDORAS DE AMOR

NOVELA YA DISPONIBLE EN EBOOK.
https://www.amazon.com/dp/B01MG6BTTK/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1477696444&sr=8-1&keywords=P%C3%ADldoras+de+amor%3A+Acci%C3%B3n+policial

A LA SOMBRA DE LOS SUEÑOS

                     POEMA
Soñar no cuesta nada, nada me cuesta
soñar contigo y romper el maleficio
de la intangible realidad de nuestras
vidas. Eres ajena y un muro de respeto
y consideraciones se interpone entre
nuestras huidizas miradas atragantando
de sentimientos al corazón. Ando con el
alma pesada, arrastrando un cúmulo de
frustradas ilusiones que dan a mi aspecto
un tono grisáceo de infelicidad. Veo
pasar los días a la sombra de los sueños
de una imaginada posible vida donde
cambia la realidad, y soy yo el hombre
que lleva tantos años compartiendo una
vida familiar contigo. Llegamos tarde
al encuentro, nuestra puesta en escena
fue cancelada y solo nos queda ir a
desahogar el amor, a la sombra de los
sueños.

Autor: Emilio Fernandez

viernes, 28 de octubre de 2016

UNA MANERA DE MORIR DE UNA ENFERMEDAD

LA SALUD DE TU CUERPO DEPENDE DEL CONTENIDO DE LO QUE PIENSAS.
    Hola amiga(o) pensante. Es curioso, cuando te sientes bien ni cuentas te das que tienes un cuerpo físico.
   A veces deberías prestarle atención y darle un buen acuse de recibo por su excelente comportamiento. Más adelante te digo porque.
    Cuando algo está mal no hace falta que averigües que sientes o como te siente. Si de algo no puedes quitar la atención es de los síntomas cuando te sientes mal.
   Todo aquello que se SIENTE (bueno o malo) recibe del pensante una consideración o interpretación. Esta consideración o idea es la que va determinar el futuro de ese sentir.
    En el caso de que lo que se sienta en el cuerpo sea desagradable, doloroso o moleste de alguna manera, de inmediato el pensante emite una consideración al respecto. El malestar puede ser por alguna causa pasajera, pero el emite su opinión concluyente de lo que debe tener.
   Si examinas esta idea o consideración, vas a observar lo que estás a punto de decretar o estás decretando, cuando sientes los síntomas.
   Por lo general estas consideraciones visualizan un temor futuro a una enfermedad, o tienen un contenido nada positivo o de confianza en que se va a curar o desaparecer el malestar.
   El tiempo que permanece el malestar, da pie para que el pensante reincida una y otra vez con su misma consideración y de esta manera imprime en la mente lo que considera que es la causa o lo que va a pasar con lo que está sintiendo.
   Ha considerado que debe ser una mortal enfermedad que tiene, y cada vez que el malestar le atrapa la atención, se siente más SEGURO de que es “algo malo”. Este algo malo es cualquier enfermedad que haya oído que provoca esos síntomas.
   Cuando se decide ir al médico, está deprimido y segurísimo que el doctor le va a dar la razón. Está asustado y no quiere oír el diagnostico, pero está seguro que le va a decir que tiene la enfermedad que está pensando.
   Que decepción cuando el doctor le dice que no tiene esa mortal enfermedad. Así que va a otro para que le confirme su pronóstico. Y si este le da los mismos resultados, va a otro y a otro hasta que alguien le dice que le quedan seis meses de vida.
   Ahora si está satisfecho, él sabía todo el tiempo de que tenía esa enfermedad mortal.
   ¿Hasta qué punto este pensante estuvo con sus pensamientos promoviendo esta enfermedad en su cuerpo?
   Cada caso es un caso diferente, pero ya es bien sabido que el pensamiento tiene mucho que ver con la salud física. De hecho, existe una rama de la medicina llamada “epigenética” (estudio de las interacciones de los genes y el entorno) que considera el pensamiento como un factor determinante.
   Detrás de muchas de las enfermedades que hasta ahora no hay una cura definitiva, se considera con mucha seriedad factores como el estado de ánimo, las emociones, el estrés, etc.
    Tú vas a estar de acuerdo porque esta afirmación se ha dicho por décadas por diferentes autoridades en la materia.
    Lo que no han dicho, es como curarte con el pensamiento después que has metido la pata enfermando el cuerpo. O como inmunizarse para que tus pensamientos no te enfermen.
    Lo primero que tienes que saber es que el estrés, las emociones o los estados de ánimos de baja calidad, como depresiones, apatías, etc. No son la CAUSA.
   Oye bien; “NO SON LA CAUSA” estos deplorables estados son solo consecuencias de los pensamientos, pero además, ni siquiera los pensamientos son “LA CAUSA”. La CAUSA eres tú como pensante.
   Y el error que puede estar cometiendo el pensante, no es pensar negativo, o pensar intencionalmente contenidos en sus pensamientos para enfermarse porque quiere morirse.
   Su única falla es “EL CONTROL DEL ACTO DE PENSAR”. Tan es así de cierto, que el pensante hace todo lo que puede para controlar su pensar, pero no puede mantener el control.
    Es fácil comprobar si un pensante está deseando sufrir hasta morirse con una de esas horribles enfermedades. Ninguno lo desea, ni en ningún momento tuvo deseos de pensar pensamientos que lo fueran a enfermar.
    Para inmunizarse de tus propios pensamientos debes atender el control de “la actividad pensativa”. Ya te he explicado como desde la infancia hemos venido entrenándonos para padecer de descontrol. (Entradas anteriores). Y te he explicado como ejercitarte.
    Al principio te dije que cuando tu cuerpo está bien, ni cuenta nos damos que tenemos un cuerpo.
    Bien, estos momentos son ideales para que compruebes como tu bienestar físico está sustentado por unas buenas consideraciones acerca de tu cuerpo. O por lo menos no tienes ninguna idea de contenido negativo hacia su salud.
    Esta actitud de complacencia o tranquilidad hacia tu cuerpo le cae como una bendición. No sufre interferencias ni se siente presionado y puede hacer lo que mejor puede hacer “sobrevivir”.
   Aquellos que deseen usar su pensamiento para recuperar la salud, vayan preparándose recuperando control de la actividad pensativa. (“Haciendo Nada”, así se llama el libro donde explico la importancia del acto de pensar y como recuperar el control). Aquí he explicado de distintas maneras lo que puedes hacer.
    Ya estoy escribiendo un método sencillo que he desarrollado y puesto a prueba para que rehabilites la salud de tu cuerpo, pongas orden en tu mente y puedas hacer realidad decretos para convertirte en el pensante que sueñas ser.

    Ha sido un grato placer. Buen provecho con tu buena salud. Nos vemos pensante.

jueves, 27 de octubre de 2016

CONTIGO APRENDÍ

                       POEMA
¿Contigo? Contigo aprendí muchas cosas.
Aprendí que existe la traición, aprendí
que se puede fingir amor y manipular
a la persona que nos ama sin misericordia.
Aprendí a ser desconfiado y ahora me
cuesta dejar abiertas las puertas del
corazón sin ningún temor de que se le hiera.
Contigo aprendí a estar pendiente y hurgar a
escondidas el teléfono de mi pareja, todo me
parece sospechoso. Fuiste una buena maestra
de como arruinar la vida de una persona y
llenarlo de sentimientos encontrados que le
imposibiliten amar en paz, y sobre todo creer
en la sinceridad del amor que le están
ofreciendo. ¿De ti?… si aprendí mucho, y no
me queda otra que ir a un buen terapista para
que me ayude a sacar estas lecciones de muerte
 que por tu culpa llevo por dentro.

Autor: Emilio Fernandez

martes, 25 de octubre de 2016

QUISIERA

                POEMA
Quisiera tener buena voz para
cantarte la canción que musicaliza
en mi recuerdo el inolvidable
momento que te conocí. Quisiera
poder componer una canción que
exprese este borbotón de sentimientos
que hacen desde el corazón erupción
por ti. Quisiera tener control de mis
sueños nocturnos para vivir contigo
la magia de venturas imposibles
que se experimentan como si fueran
en la vida real. Quisiera tener control
del tiempo para causar “déjá vu”
repitiendo una y otra vez la vivencia
de nuestro primer beso. Quisiera…
como quisiera no ver jamás una salina
lágrima cargada de dolor, desahogando
el llanto de tu corazón herido. Te quiero
tanto, que quisiera contigo tantas cosas
imposibles, porque me parece que con
todo este amor que siento y te estoy
demostrando, no es suficiente para expresar
cuanto te amo.

Autor: Emilio Fernandez

lunes, 24 de octubre de 2016

¿ES REAL LA COMUNICACIÓN CON UN ESPÍRITU?

DOS PREGUNTAS PARA ACLARAR EL ASUNTO
Hola amiga(o) pensante. Tengo dos preguntas para ti: a) ¿si la mente puede enfermar el cuerpo, quien enferma la mente? - b) ¿desde cuándo no te comunicas con un espíritu?
   Las respuestas que pensaste, es correcta, pero vamos a responderlas para los amigos que tienen dudas.
   El hecho de que la mente enferme el cuerpo, es tan cierto que existen especialidades para ayudar a resolverle el problema a quienes son víctima de los efectos negativos de su mente.
   Ahora, ¿Quién enferma la mente? o ¿Cómo se enferma la mente? ahí tengo diferencias con la opinión general.
   Oigo decir que es a causa de pensamientos negativos, de traumas psicológicos y hasta de factores genéticos hereditarios.
    Difiero en el punto, en que no mencionan al PENSANTE.
    Este amigo pensante es el programador y operador de la mente, y esta no es más que un prodigioso servidor que está a su disposición.
    Si ponemos a un lado la posibilidad de alteraciones mentales por factores genéticos, cuyas probabilidades son estadísticamente mínimas, todo el resto de los problemas mentales tiene una única causa, y es el PENSANTE.
   ¿Quién piensa pensamientos negativos, y quien pensó durante los llamados traumas? Nada más y nada menos que nuestro amigo el pensante.
   Él concibió los pensamientos con los que opera su mente, y ella lo atiende con fidelidad, no tiene otra opción, ella hace lo que él le indique en los contenidos de sus ideas.
   En lugar de ver la mente como la causa primaria, hay que ir a reclamar al Pensante. Él produce los pensamientos y la manera de producirlo es; PENSANDO.
   Parezco bobo diciendo que el pensante “piensa”, ¡de Pero-grullo!
   Es obvio que el cocinero cocina y el pensante piensa. Ahora si todos lo entienden muy bien, pregunto yo como el que no quiere ofender; ¿Cuántos se ocupan de atender su ACTO DE PENSAR?
   ¿Porque se insiste en pensar positivo o arreglar los traumas si ya se perdió el control del acto de pensar?
   El mejor deportista deja de entrenarse por un tiempo, o tiene fallas, y necesita reentrenarse para recuperar sus mejores condiciones en el deporte que ejecuta.
   Si se insiste en competir en esas malas condiciones hace el ridículo, llegando entre los últimos.
   “El acto de pensar” las propias palabras te lo dicen, es una ACCIÓN”. El control de esta acción es la responsabilidad del pensante consigo mismo.
    De este control depende su salud mental, y como consecuencia su salud física, y esto sin mencionar los efectos que recaen directo sobre él.
   Si quieres saber que efectos recaen sobre ti, solo tienes que poner atención de cómo te sientes todos los días, si estás a gusto con tu manera de ser, con tus actitudes ante la vida, etc.
   La otra pregunta. ¿Desde cuándo no te comunicas con un espíritu?
   Yo te puedo decir que lo hago todo el tiempo. Si no me crees en este momento estoy comunicándome contigo.
  A menos que no creas en la espiritualidad y su existencia no sea verdad para ti.
   O pensaste que los únicos espíritus son aquellos que han dejado el cuerpo y se necesita ser como esos llamados médium, que poseen una facultad exclusiva.
  ¿Qué diferencia hay entre un espíritu encarnado y uno que no lo esté? A ver, reflexiona este punto.
   Piensa en las diferencias, no diferencias en las condiciones que se encuentre, en su naturaleza.
   Te voy a dar un par de similitudes muy interesante; a) todos podemos pensar, con cuerpo y sin cuerpo, y b) todos tenemos una mente estando con cuerpo o sin cuerpo.
   Observa esto: aquellos pensantes que han dejado el cuerpo, siguen pensando y de hecho llevan su mente con ellos.
   Tú puedes recordarlos a ellos y ellos te pueden recordar a ti. Si los que están en “el más allá” te recuerdan, es porque guardan registro (mente) de la vida que llevaron aquí en este plano, y siguen pensando en las personas que quieren y dándose cuenta de lo que sienten.
   Entonces querida amiga(o). ¿Desde cuándo no hablas con un espíritu?
    ¿Sabes lo que es imposible? Hablar con un muerto. Un muerto está bien muerto, como queda el cadáver de un cuerpo sin vida. Pero un espíritu no está muerto, sigue vivo pensando y sintiendo.
    Así que no hay ninguna dificultad para que cualquiera se pueda comunicar con ellos. Las dificultades que puedan existir son las mismas para hablar conmigo. Como: que no quiera atenderte, esté muy ocupado, o donde estoy no se me puede interrumpir, etc.
   Ahora, si sigues afirmando que tus seres queridos que se han ido están muertos, muerto están para ti, y te contradices cuando le mandas mensajes o consideras que te cuidan o te visitan.
    La incertidumbre, la indecisión, entre otras cosas, impide el progreso. Es preferible avanzar por un camino equivocado donde existe la probabilidad de aprender por convicción, como resultado de los hechos, que quedarse en una esquina sin saber qué dirección tomar.
    Si te sientes un cuerpo, esa es la idea que tienes, y si te sientes un espíritu, esa es tu consideración. Eres libre de considerar lo que desees, pero por favor, mantente firme en una idea.
     Si la idea que mantienes es ser cuerpo físico, nunca te comunicaras con un cuerpo muerto. Y si es ser un espíritu, ya sabes que estos siguen vivos y coleando, y aparecerán tus dotes de médium.
    Nací y me crié en ambiente donde se le tenía terror a los muertos y apariciones. Sufrí en mi infancia ese terror y me negué a mirar hasta la oscuridad o a estar a solas. Me costó, pero me deshice de esas falsas ideas, y ya llevo muchos años comunicándome con pensantes sin cuerpos.
    Ha sido un placer. Buen provecho siendo quien piensas que eres. Nos vemos pensante.

    

domingo, 23 de octubre de 2016

LOS SÚPER-PODERES DEL AMOR

                        POEMA
Yo quisiera saber que autoridad suprema
decretó que no me puedo enamorar de ti.
Entiendo que te quieran y cada quien se
crea digno de merecerte, ¿pero por qué
tienen que prohibirme que me acerque a ti?
Tus pretendientes no me quieren en la
competencia, no confían en ellos o me ven
como prospecto imbatible en los gustos de
tu corazón. He recibido amenazas, pero
los muy tontos creen que me intimidan por
no responder a un reto para medir fuerzas,
cuando tú no te has decidido y no tiene
sentido defender una posibilidad, que igual
no las merecemos todos. Ahora, si tú me
aceptas, me transformaré y usaré los súper-
poderes que da el amor y pelearé con gusto
por la justa causa de defender ese amor con la vida.

Autor: Emilio Fernandez

sábado, 22 de octubre de 2016

BRASAS DE AMOR

                    POEMA
Como la brasa, abrazas, y en tu calor
me cocino. Me envuelves con la
temperatura de un amor que sabe
de exquisiteces para la vida de un
enamorado. Afortunado amor el mío,
debo reconocer que ser el elegido,
es una bendición de premios que
recibo a cada instante de mi existencia.
No toda pareja sabe adobar y llevar
el amor al punto exacto de cocción,
dónde cada nutriente, cada ingrediente
alcanza el clímax de su entrega, y no
se desperdicia una partícula de su
aroma y sabor. Quiero permanecer
entre tus brasas en un eterno abrazo,
y me siento complacido de sentir
lo que sientes, al experimentar el
abrazo de mis brasas que te hacen
provocar abrazarme como lo estás
haciendo. Sigamos viviendo entre
estas ardientes brasas de amor, que
la felicidad… se siente feliz.

Autor: Emilio Fernández

viernes, 21 de octubre de 2016

LA SALUD ES LO PRIMERO

     UN CUENTO QUE MUY POCOS SE LO CREEN. AVERIGUA POR QUÉ.
    Hola amiga(o) pensante. Quien no reconoce que la salud es una prioridad. Sin salud no puedes evitar dejar de hacer lo que haces para sobrevivir.
   Cuando el mal no impide hacer lo que se desea, se puede sobrellevar sin tantas lamentaciones, y así es como ocurre el peor descuido.
   Hay un gran promedio de personas que viven sobrellevando problemas de salud y sobre la marcha hacen cualquier tratamiento solo para seguir aguantando y no parar de hacer lo que hace.
    Hay otros irresponsables consigo mismo que siguen adelante hasta que el cuerpo aguante, y no se ocupan de buscar tiempo para evitar el deterioro físico que al final, igual los va a parar aunque no quieran.
    Existen muchos otros pensantes que gozan de buena salud física, pero con la cabeza vacía, no tienen sueños ni retos importantes en la vida, y aquellos soñadores con mala salud que se dejaron llegar a ese estado, se comparan y envidian.
    Existen variados casos, pero hay coincidencia mayoritaria de que la salud física y las buenas condiciones mentales son de atención prioritaria.
   Es mucho más fácil evitar la mala salud, que recuperar la salud después que se ha perdido.
    No exagero cuando digo que todo el mundo tiene información de lo que debe hacer para mantenerse saludable, hablo de los adultos.
   Y no solo puede saber el dato, puede probar si le beneficia o no lo recomendado.
   Si es por el cuerpo, puede hacer la prueba de: ¿Cómo se siente teniendo un peso de acuerdo a su estatura? ¿Cómo se siente haciendo alguna variedad de ejercicios para mantener el cuerpo en forma? ¿Cómo se siente con una buena alimentación? Etc.
  Y si es con la mente, sabe que controlar los pensamientos y no pensar negativo es importante; sabe que debe programar y ejercitarse con su mente, tener buena memoria, Etc.
    No hay manera que un pensante ignore lo que debe hacer para mantener una buena salud, así que las excusas son tan inútiles que ni a él mismo se puede engañar.
   Tan es así, que los remordimientos de consciencia no lo van abandonar en ningún momento, cuando se sienta mal, o cuando se esté muriendo por su irresponsabilidad.
   La responsabilidad con uno mismo; cuerpo, mente y “espíritu” es la base de la responsabilidad con cualquier otro compromiso que se tenga.
    No veo la gracia, y no se puede llamar masoquismo, porque no disfruta cuando está pasando por una crisis dolorosa.
    Pierde la salud por el trabajo y al final pierde el trabajo; pierde la salud por cuidar los nietos o hijos, y al final no puede cuidar a nadie.
    Pierde la salud por la pareja, y al final se queda con su mala salud y sin pareja.
    Mi pregunta es ¿a qué se debe la desidia?  ¿A qué se debe esa falta de interés o de cuidado sabiendo y viviendo en carne propia los males?
    La respuesta no va a salir de un rebuscado análisis psicológico, las personas que padecen de esa indolencia están bien cuerdos, y de seguro con un cociente de inteligencia (IQ) superior al mío.
   Para mí, esta es la condición de consciencia promedio en la que se encuentra la humanidad en estos tiempos. En otras palabras es una condición “normal” dejarse morir en vida.
    Acepto que no estés de acuerdo con esta opinión, pero no puedo dejar de decirte que los dueños de las grandes transnacionales o los dueños de las riquezas del planeta no son ningunos ignorantes, o faltos de inteligencia, y están destruyendo el ecosistema aunque se mueran sus hijos, nietos, y ellos mismos si están vivos.
   La misma actitud que tiene el vecino, la compañera de trabajo o el familiar que nos duele verlo dejar la salud en el abandono.
    Tú y yo no somos gente normal, los perros pastores no pueden pasar la prueba de meternos en el corral como al resto del rebaño. ¿Verdad?

    Bueno amiga(o), ha sido un grato placer. Buen provecho con tu salud. Nos vemos pensante.

jueves, 20 de octubre de 2016

CHEF DE MIS TRAICIONES

                       POEMA  
Tengo una amante que es un diamante,
vale lo que pesa y pesa tanto que vale
una fortuna. Su pecho le queda estrecho
al corazón y en lugar de sangre bombea
amor cubierto de melosa pasión y satinados
besos. Un menú de exquisiteces me sirve
en la cama de comedor, al punto que no
puedo levantarme del hartazón, tiempo
que aprovecha para darme a catar nuevas
recetas de amor. Me llama su comensal
preferido y yo le digo la chef de mis
traiciones, cocinera de lujuria, de locura,
de pasiones, donde el riesgo en la jugada
es perder todo por nada. Nada tiene que
ofrecerme para un amor duradero, ella
vive es el momento, y eso no es lo que
Quiero.

Autor: Emilio Fernandez 

miércoles, 19 de octubre de 2016

COSAS DEL AMOR

                     POEMA
Acoplados como el yin y el yang,
como cóncavo y convexo, siendo uno
y siendo a la vez diferentes, así es el amor.
El amor pega sin apego y desapega sin
despegar. No da los males que quita y
no quita la felicidad que da, nunca se
entrega de menos ni se entrega demás.
El amor es equilibrio, no necesitas moverlo
para mantenerlo centrado y es el eje de la
balanza de las ilusiones, de los sueños
y fantasías. No hace falta llamarlo cuando
el corazón flaquea, porque está al tanto
de cada uno de sus latidos. Para el amor
no existe el espacio tiempo, no deja huellas
ya que sus pisadas no hacen peso, las marcas
que se le atribuyen, son dolores de confusión
donde no existe, sin embargo, si se le llama
puede aparecer y borrar las cicatrices por muy
grande y profundas que estas sean. El amor es
todo para vivir y nada para existir.

Autor: Emilio Fernandez   

martes, 18 de octubre de 2016

ATIENDE TU AMOR

                    POEMA
Te entregaste a mí, tanto como yo
me entregue a ti. Eres mía, tanto
como yo soy tuyo. Ambos nos
pertenecemos por amor, y así será
mientras nuestros amores se quieran
el uno al otro. Preocupémonos por
mantener vivo nuestro amor y no
el amor de la pareja; craso error que cometes
al tratar de evitar que mi amor se apague,
entre tanto, el tuyo por mi lo dejas a la
intemperie, no lo alimentas con pensamientos,
con cuentos imaginarios que llenen de 
bellas fantasías la caldera que produce
el vapor que impulsa la locomotora con
vagones repletos de bellos sentimientos.
Pierdes tiempo queriendo pensar por mí,
los amores solo responden al corazón
que lo engendró, quédate tranquila, el
amor mío por ti, está muy bien atendido.

Autor: Emilio Fernandez

lunes, 17 de octubre de 2016

PENSAR O NO PENSAR

 ¿SABES CUANDO LA ACTIVIDAD PENSATIVA SE VUELVE PELIGROSA?  AVERIGUALO AQUÍ
   Hola amiga(o) pensante. Entiendo que eres un pensador activo. La actividad pensativa es como respirar, no puedes dejar de hacerlo porque mueres arrastrado por la corriente.
    Pregunto. ¿Eres de los que viven pensando o de los que piensan para vivir? No me respondas, antes te explico lo que considero, “vivir pensando”.
     Son aquellos pensantes que vemos por allá que no le dan ninguna importancia a la actividad pensativa, aquellos que pasan días, semanas, meses y años que no producen una idea innovadora, nueva u original. Una idea que no haya pensado antes.
   Son pensantes que si voltean para ver el camino que han transitado, ven extensiones de bosques de ideas originales  de otros, pero de ellos, ni un arbolito.
   Muchos de los que viven pensando, llegaron al punto donde ya quieren parar de pensar por lo mal que lo hacen, y no pueden detenerse.
   Pensar se les ha convertido en un problema serio, la actividad pensativa es peligrosa, no tiene control de lo que piensa, y ahora quiere vivir, “pero sin pensar”.
   No le va bien pensando, o teniendo sus propias ideas, así que la solución fácil, es repetir las ideas de los demás, y cuando puede, recuerda con orgullo algunas de las ideas originales que alguna vez, “hace muchos años” se le ocurrió.
    Puedes rechazar lo que digo, afirmando que los pensantes todo el día tienen que tomar múltiples decisiones para poder accionar, para poder desenvolverse y estas decisiones son ideas prácticas.
    Y te daría la razón, pero hay un detalle muy importante. Esta manera de vivir sin producir ideas que innoven el mundo propio y mundo en el que nos desenvolvemos, es lo que está causando que la humanidad se derrumbe.
    Unos pocos produciendo ideas valiosas para mantener a flote el barco, y muchos, muchísimos pensantes en la RUTINA de pensar cómo piensa todos los días.
   Desde que se levanta “ya sabe” todo lo que tiene que hacer, así que se da el lujo de ejecutar todas las actividades del programa del día pensando sandeces.
   Y a esto se le llama ser un pensador, el calificativo que nos diferencia de los animales.
    Los líderes de este Sistema los llaman “mi público o mis seguidores”, para no llamarlos “mi rebaño”.
   ¿Suena duro verdad? Pero no tan dura como la realidad que están viviendo los pueblos del mundo.
     La mejor opción es “pensar para vivir”. El pensante que lo enfoca de esta manera, sabe de la importancia que tiene el “acto de pensar”.
   ¿Cómo se pueden producir ideas de calidad o ideas innovadoras, si no se está en control de la actividad pensativa?
  ¿Cómo se pueden parir ideas innovadoras si se carece de iniciativa, si no se dedica tiempo a la imaginación creativa?
   Este esfuerzo de pensar extra en un tema o asunto que guste, para escribir o hacer su propia obra o composición es demasiado frustrante.
   Frustrante para los que ya se han convencidos, que no sirven para eso.
   Pero no sirven para eso, no sirven para aquello, no sirven para lo otro…y de vez en cuando se preguntan; ¿para qué habré nacido yo?
   En definitiva, han concluido que no tienen ningún talento, el mundo de la creatividad no es su mundo, ese mundo le pertenece a pensadores excepcionales.
   Y estos son los mismos pensantes preocupados para que los demás piensen positivo, piensen pensamientos que los beneficien y no hagan daño a los demás, a las plantas, los animales, o al ambiente, etc.
   Él no puede con sus caídas emocionales, sus angustias y miedos, pero sabe que no se debe pensar negativo. Habla con experiencia, tiene evidencias, huellas profundas de lo que le ha pasado en la vida por no pensar bien.
   Pero qué cosa, quiere vivir en un mundo mejor y no aporta una idea nueva; quiere tener buena salud, quiere sentirse bien, sabe que el problema es su “manera de pensar”, y cuando la hablan de la actividad pensativa sale corriendo.
  Tú y yo sabemos que hay muchos pensantes que viven pensando, y concluyeron, que la actividad pensativa es muy peligrosa, y los políticos y corruptos de mi país felices con estos seguidores.
    Ha sido un grato placer. Que tengas buen provecho pensando para vivir como lo deseas. Nos vemos pensante.

     

domingo, 16 de octubre de 2016

LLÁMAME

                 POEMA
Mi corazón reboza de amor y ando
buscando la mujer que Dios asigno
para que fuera la reina en mi corazón
y la madre de mis hijos. He tocado
todas las puertas que me parecen ser
la elegida, y los fuegos artificiales no
aparecen por ninguna parte, y mi
corazón no da señales de que la hemos
encontrado. Veo a mi alrededor y
me parece que todos tienen la suerte
de su parte, y a veces pesimista, pienso
que ella nació al otro lado de la tierra,
y al ver que yo no aparecía, le dio su
amor a otro. Si tú estás sin amor y
esperas igual que yo por el amor de
tu vida, es posible que sea yo el elegido
que estás esperando, no perdemos nada
con hacer la prueba, ten por seguro que
el amor no se va a equivocar. Llámame.

Autor: Emilio Fernandez

sábado, 15 de octubre de 2016

EL AMOR CON SENTIDO DE HUMOR

                  POEMA
Toda la vida siendo amigos y ahora
no me quieres creer que me he enamorado
de ti. Te causa risa que te declare mi amor
y no sé cómo convencerte que no es uno
de los tantos chistes u ocurrencias que invento
para divertirnos. Te amo, por eso quiero
que oigas a tu corazón para ver que te dice.
Pero por favor, no hagas como la chica que el
pretendiente le pidió que oyera su corazón y
pidió un estetoscopio prestado para oír que
le decía. ¡Ves porque no me tomas en serio!
El amor y el humor riman tanto que no los
puedo separar, como no puedo ya separarme
de ti.

Autor: Emilio Fernandez 

viernes, 14 de octubre de 2016

LOS EGOS NO ENTIENDEN

 TIPS QUE TE PUEDEN HACER RABIAR
  Hola amiga(o) pensante. El conocimiento que anhelas para saber todo acerca de tu verdadera naturaleza no lo vas a conseguir fuera de ti.
   Todo eso que has aprendido y no has experimentado, ni puesto en práctica, solo engorda tu ego.
  Lo que debes saber de ti no son descubrimientos que han hechos otros, y que hay que aprender al pie de la letra para poder entenderse.
  Tú existes y si estás consciente de estarlo, con esa realidad es suficiente para que aprendas todo de ti, para que estudies si deseas estudiar de qué se trata la esencia de un pensante. Ese mismo que se hace llamar espíritu, alma o élan vital.
  El potencial de creatividad y sabiduría que yace en tu esencia, no es posible de explotar si no sabes siquiera donde queda el manantial.
  Así que aquel que a duras penas está tratando de responder, de donde viene, que hace aquí y a donde va, no tiene la mínima posibilidad de sacarle provecho a su poder innato como pensante.
  Ocurren accidentes y circunstancias que pueden encuadrar a un pensante al asumir un nuevo cuerpo, a manifestar ciertas condiciones sobresalientes, pero no tiene la capacidad de entender a ciencia cierta, a que se debe su virtud, y no le queda otra opción que buscarle una explicación razonable de porque ocurre el fenómeno.
  Pero eso no es lo peor, quienes se sienten atraídos por sus poderes o talento lo ven como un ejemplo o autoridad. Lo que está diciendo acerca de por qué puede hacer lo que hace, “es la verdad” y no hace falta someterlo a prueba.
  Hay maestros sabios que no enseñan (Enseñar: Comunicar conocimientos, ideas, experiencias, habilidades o hábitos a una persona que no los tiene.) ellos muestran los caminos por donde transitaron, y hay maestros menos conscientes que se dedican a enseñar las ideas que se les han ocurrido.
  Ningún pensante gana o despierta en consciencia con las ideas de los demás, solo si hace su propia digestión reflexiva con los datos, puede generar las ideas que en verdad cambiaran positivamente su vida.
  ¡Pero ojo! la interpretación de las ideas debe ser acertada.
  En la comunicación oral y escrita hay dos maneras de “mal entender las ideas que se comunican”; una no duplicar y entender los términos o palabras con los que se transmiten las ideas, y otra, entender la idea, pero por intereses ocultos, por lo general para hacer daño, dar una interpretación diferente.
   Aquellos que mal entienden una palabra, “no saben que no saben”. Está inconsciente del hecho, por lo tanto nadie lo sacará de su interpretación particular de lo que oyó o leyó.
  Y aquellos que saben que no entienden ciertas palabras, pero tienen como práctica deducir la idea o mensaje por el contexto, el 99 % de las veces su interpretación es errada o incompleta.
  Esta es la gran dificultad de los maestros, cuya esperanza es que quienes lo siguen les entiendan las ideas que les comunica.
   Si alguna decepción se experimenta, es del poco interés de los pensantes, en “asegurarse bien” que han entendido a cabalidad el mensaje.
   Los inflados egos son una cosa seria, no solo son renuentes a poner en duda sus sapiencias, se ofenden con una facilidad increíble cuando se les sugiere ver, “si lo que sabe, en verdad lo sabe”; “que lo que entendió, en verdad es lo que debe entender”.
   El otro caso de “mal entendido intencional”, es un arma cobarde que se viene usando desde tiempos inmemoriales. Hubo una religión que eliminó a todos sus enemigos o quienes no estaban de acuerdo con sus ideas, “mal entendiendo” lo que decían, escribían o comunicaban de alguna manera.
   La injusticia clásica de interpretar lo conveniente para ejecutar una supuesta justicia.
   Esta “falsa justicia” hoy en día está de moda con la globalización de los medios de comunicación. Claro, hoy no se asesina al personaje con crueles torturas, se le desprestigia con ensañamiento hasta que no lo quieran tragar ni los perros.
   Hay pensantes alienados, que creen todo lo malo que se dice de sus enemigos, de quienes no quieren o no están de acuerdo. Inclusive, así observe que la acusación se cae sola de lo absurda que es, no hay consciencia que le impida regar y compartir la información.
   Cuando digo “todo” es todo. Da pena verlos compartir azarados en las redes “todo lo malo” contra aquel o aquello que no quieren, pero son incapaces de redactar sus propios artículos y publicar sus ideas. (Si es que tienen ideas propias).
   No creo en la inocencia de quien se deja llevar por el odio, su ceguera no le justifica, ni ninguna de las razones que arguye por muy valederas que sean, para ser un injusto a consciencia de quien no quiere.

   Ha sido un grato placer. Que tengas buen provecho con tus interpretaciones.   Nos vemos pensante.