Translate

sábado, 27 de mayo de 2017

LAMENTOS POR UN AMOR

                       POEMA
Creí que todos los besos eran iguales.
Que el mismo amor que tú me dabas
lo conseguiría en otra mujer, y he
vagado por muchas bocas, labios
de distintos tamaños y lenguas de
todos los sabores. No sé cuantas
veces me han dicho “te quiero, no
puedo vivir sin ti”. Y mi inconforme
corazón, prueba con indiferencia
las palabras, interpreta los sabores,
pero no termina de convencerse y
se niega a ser sincero, se niega abrir
sus puertas de par en par, para que
entre y salga el amor sin tropiezos.
Creí que todos los besos tenían el
mismo sabor, que tu amor era uno
mas del montón, y ahora veo hacia
atrás en mis recuerdos, y nadie ha
sido capaz de hacerme sentir un
amor como el tuyo. Como lo lamento.

Autor: Emilio Fernández

viernes, 26 de mayo de 2017

LA NADA PARA LA LIBERTAD

AUMENTA LA PRODUCCIÓN DE IDEAS Y DEJA DE SER  DEPENDIENTE
   Hola amiga(o) pensante. La Nada es una pertenencia del espíritu o del pensante. La Nada no se puede percibir con los sentidos, ni con aparatos, ni se puede comunicar a otros; pero aquel que observa La Nada, materializa sus pensamientos.
  No se puede decretar y esperar que se haga realidad lo que se piensa sin observar La Nada. Por ejemplo; si el pensante presiente, dice o afirma que hay algo, o que tiene algo, experimenta los efectos del algo que está pensando así no sepa “que es ese algo”. Y nadie más lo experimenta o lo puede sentir.
  Quizás dentro de una hora o diez años este pensante compruebe que “había Nada de ese algo” que pensó, que solo era su creencia,  pensamiento o imaginación, pero nadie le quita que durante ese tiempo que cría firmemente que había algo, experimentó los efectos de esa consideración. Sufrió los efectos y estos efectos o síntomas pudieron hasta ser visible para otros.
  Este pensante imaginó y dijo que había algo donde “había Nada”, el único que sufrió por ese algo fue él, solo él que lo pensó, y dejó de existir los efectos del algo cuando se dio cuenta de La Nada de un Algo que consideró. Sin la Nada el pensante no puede localizar algo o asumir que hay algo.
  Mientras no piense y observe dentro de la caja, no puede saber si el gato está vivo, muerto o existe.
  La realidad objetiva (el objeto, lo material) y la realidad subjetiva, (lo que piensa o cree el pensante) En el fondo de esas dos realidades no existe diferencia cuando nos referimos a un “observador”, a un pensante.
  No es posible la misma idea o pensamiento en dos pensantes. Cada idea es una creación diferente. La comunicación entre pensantes hizo posible “compartir ideas” o realidades, pero quitas la comunicación y el universo es tuyo, solo tuyo, es tu creación.
  No se tiene que buscar una definición que describa o explique cómo está hecha La Nada. Puedes complicarte la vida preguntando ¿qué hay antes del principio? Si encuentras algo, no te has respondido la pregunta. Debes seguir buscando ese algo antes del principio.
  Por eso, el hombre acostumbra a cerrar el ciclo diciendo sin querer o queriendo; vino se originó o fue hecho de La Nada.
  ¿De dónde te vino esa idea? De La Nada mi amigo. “¿Y se creó el universo? De La Nada”.
  Así puedes pasar la eternidad, hasta que concluyas que antes del principio “Hay Nada”. Si no lo consideras, no puedes desatarte el nudo del cuello. Existe porque lo estás considerando.
  ¿Y qué es la Nada?... Nada, es una idea perteneciente al observador, al pensante o espíritu. No consultes a la mente, ni busques en el diccionario, los conceptos que ellos te den se refieren a otro contexto.
  Un paréntesis. Me gusta jugar con esta incertidumbre. Te dejo una pregunta. (Es un juego para distraerse): ¿Si no existía tiempo, en absoluto, con qué tiempo se creó el universo?
  La Nada es principio y fin de toda aquello que persiste. (Y ojo, todo lo que persiste crea tiempo, el movimiento te da una apariencia que el tiempo transcurre, pero es la persistencia de algo que lo crea para el observador). Mira a tu alrededor, mira en tu mente, mira en tu mundo interior, solo hallarás aquello que persiste, o que dura. Deja de persistir, no existe, no hay tiempo, “hay Nada”.
   El pensante que no se puede mantener tranquilo considerando La Nada, lo material y sus significados lo domina, lo posee. La mente es un compendio de contenidos de significados adosados a un algo, y esos algos están hechos de energía, persisten, crean tiempo.
  Tanto pensar Nada, como pensar Algo, es la misma acción. Si se puede pensar algo, porque no se puede pensar Nada. Has la prueba y experimenta su efecto, observa el efecto y saca tus conclusiones.
   A veces me dicen; “pude poner la mente en blanco”. En verdad yo no sé poner la mente en blanco, ni la quiero poner en blanco. Me conviene que esté llena de datos.
   Cuando pienso “Nada” o pienso “Algo”, la mente deja de PROCESAR. No dejo que me interrumpa. Eso es lo que hace parecer que se tiene la cabeza vacía, la mente en blanco o no se está pensando cuando se piensa La Nada.
   Pensar Nada, es lo contrario de “no pensar”, a menos que se refiera a “no pensar, pensamientos con significados o un algo).
  Hay un truco para los que insisten en “no pensar” o “dejar de pensar”. Piensen la idea de “no pensar”. Igual están pensando La Nada, pero por lo menos no van en contra de su virtud y fuente de vida y poder que es producir pensamientos, pensar.
  ¿Qué beneficios tiene pensar La Nada? ¿Va a ganar algo con eso, o con poder pensar Nada va a resolver sus problemas?
   Loa beneficios ya los he dicho antes. Pero responder a estas preguntas, para los que necesitan ser motivados, prefiero que entienda y haga realidad la idea de Nada. No estoy vendiendo, para estar pulsando botones y despertar a quien quiere seguir durmiendo.
   De seguro estoy, que si hace realidad la idea, su vida como pensante va a ser diferente, para su bien. Me va a necesitar menos, esa es mi oculta intención, que se libere, que genere su propio entusiasmo, su propio ánimo, y no necesite un cargador como los móviles.

    Ha sido un placer.  Buen provecho pensando La Nada.  Nos vemos pensante. 

jueves, 25 de mayo de 2017

LA ODIO

                    POEMA
Mi odio es extraño, si no la tengo
en la mira todo el tiempo, no sé que
hacer con él. Esté donde esté y la
recuerdo, el odio me hace dejar lo
que esté haciendo para venir a buscarla
y lanzarle odio con la mirada, con el
pensamiento, pero ni por el carajo le digo
algo o dejo que se dé cuenta que llevo
el odio por dentro. Me he preguntado
doctora corazón, ¿será que la amo?
Su único crimen contra mí es ignorarme,
no sé cómo otros pueden soportar eso,
a mí me duele el corazón, y con su
sufrimiento y lamentos, mi mundo
interno está como una sala de emergencia
No tengo tranquilidad, no puedo dormir
en paz, mis sueños son tumultuosos
y amanezco odiándola más que el día
anterior. ¿Qué opina usted doctora?

 Autor: Emilio Fernández

martes, 23 de mayo de 2017

"JAN" ESCULTURA

“Jan”, es una de las imágenes en mis sueños de ver una sociedad conviviendo en un mundo donde el pensamiento materializado lo envuelva en armonía.
      Escultura. Título “Jan”
Altura: 50 centímetros (altura mínima)
Ancho: 20 centímetros
 Largo: 20 centímetros.
Autor: Emilio R. Fernandez Ramos

lunes, 22 de mayo de 2017

CONSIDERACIONES CONSIDERANDO SER

AVERIGUA PORQUE NO TE PUEDES CONVERTIR EN QUIEN QUIERES SER Y COMO QUIERES SER.
 Hola amiga(o) pensante: Observa esto; si somos lo que pensamos, es posible que quien esté pensando en este momento, sea ese paquete de pensamientos. Consideraciones considerando ser.
  Si eso ha ocurrido en mayor o menor grado, el original, el verdadero pensante se perdió así mismo. La personalidad resultado de consideraciones hechas, y con la creencia que eso, es quien es uno, suplanta al pensante.
  Al pensante convertirse por completo en quien ha considerado, piensa pensamientos con las limitaciones, cualidades o significados de cómo está considerándose ser.
  Es decir, si se considera incapaz de algo, el contenido de los pensamientos siempre se enmarca dentro de esta creencia. Está convertido en ese incapaz, no es como original que está pensando.
  No importa en quien se ha convertido el pensante auténtico u original, ninguna de estas apariencias puede lograr el poder y la consciencia de su estado natural.
  Dejar de ser para ser, no es igual que decidir ser. El camino de regreso a la esencia, es dejando de ser quien en apariencia uno cree que es.
  Decidir ser, es tiempo presente, es el pensante consciente de que necesita asumir una identidad que reúna ciertas cualidades para lograr un objetivo, o para lograr una meta.
  Decidir ser es la apertura a nuevos ciclos de acción, en esta decisión, el pensante de manera tacita altero su esencia con la condición de Nada.
  El pensante en su esencia, al decidir ser, se considera que no es, y no saber, (condición de Nada) reglas del juego. La personalidad o identidad que concibe debe reunir todas las cualidades para adquirir o producir conocimientos y proveerle a su rol las condiciones para ser exitoso en su meta.
  Se puede decir que estas son metas o juegos limpios, en el caso contrario, donde el pensante llega ya a esta vida con un pasado de pensamientos o consideraciones de quien ha sido y sigue siendo, aunado a que está inconsciente de sus vidas o ciclos pasados, y cree que en esta vida comienza un NUEVO CICLO, sus decisiones de ser son decisiones de: en quien se ha convertido y no está consciente.
  En esta vida al pensante le cuesta un mundo, asumir identidades exitosas. Advirtiendo mi querida(o) amiga(o), el éxito de un pensante no es lograr su meta como dicen: “el fin justifica los medios”.
  Un pensante es en esencia ético en cualquier meta que emprenda, lograr su objetivo destruyendo el planeta, contaminando la atmósfera, eliminando a quienes les obstaculicen, en general jugando sucio, transgrediendo las reglas del juego que ha acordado y que no permite que otro lo haga, no es un pensante exitoso.
  He ahí, que todo intento por despertar al pensante de esa inconsciencia, es para lograr un mundo donde los pensantes jueguen o convivan en paz y armonía.
  Ha sido un placer.  Buen provecho siento quien eres.  Nos vemos pensante.
   


domingo, 21 de mayo de 2017

LA ESTOCADA

                 POEMA
¡Volviste! Ya estaba resignado,
mi corazón había perdido toda
esperanza, quedó latiendo con
monotonía para fluir la sangre,
mi alma se arrinconó donde no
le pegara la luz del mundo, y yo
le puse una tranca de acero a las
puertas del amor. Pero volviste,
te vi entrar a la casa y el corazón
dio un salto de alegría, mi alma salió
del oscuro rincón y destrabe la puertas
del amor para recibirte de nuevo.
Me apresuré al creer que venias
a recuperar nuestro amor, y el corazón
cubierto con las banderillas que le
clavaste para torturarlo, se puso
de pie a latir emocionado, pero no sabía
que regresaste a darle la estocada mortal,
ya que volviste para recoger tus enseres.

Autor: Emilio Fernández

sábado, 20 de mayo de 2017

AMENAZAS

                        POEMA
Estoy harto de tus insípidas amenazas.
Por cualquier tontería me pegas del
pecho tu frase favorita, “me largo, te dejo”
Se me doblaban las piernas, el corazón
se asusta, mi orgullo se muere y te
suplico que no lo hagas, que me perdones
así no haya hecho algo contra ti.
Ahora he estado imaginando tu partida
y es tanto el hastío por tus amenazas
que, mira lo que has provocado en mí.
Cuando lo pienso, siento un fresquito
por dentro. El corazón suspira y se
serena, mi alma vuela entre nubes de
paz y tranquilidad y la razón me dice;
déjala, déjala que se vaya, ni yo la
soporto ya.

  Autor:  Emilio Fernández 

viernes, 19 de mayo de 2017

LA INDIFERENCIA Y LOS HÁBITOS

ACTITUD MORTAL Y DE ELEVADO COSTO
   Hola amiga(o) pensante. Cuando una persona se cura de una enfermedad, su alegría y agradecimiento los manda hasta el infinito, pero cuando evita que aparezcan esas mismas enfermedades, no le hace gracia, ni se da ningún mérito.
   Claro, como se va a sentir feliz, si ni siquiera se enteró si era verdad o no lo que estaba evitando.
   Para lo que a él respecta, puede ser hasta un tiempo y recursos perdidos. Seguramente nunca le hubiera aparecido cáncer en los pulmones.
   A él le consta que su abuelo murió de noventa y cinco años fumando y el doctor que le recomendó dejar el vicio, lo ha visto por los jardines disfrutando el aroma y la nicotina de embriagantes cigarros.
  Evitar no es excitante, no induce a sentirse vivo, con sensaciones, emociones y pensamientos que manden la adrenalina a sus niveles más altos.
  Evitar, precaver, tomar previsiones, anticiparse a probables hechos que no favorecen, es una actitud que pareciera no debe alentarse en las nuevas generaciones a través de la familia y el sistema educativo.
  Claro, lo que digo no es totalmente cierto, a los jóvenes si se les muestra lo que le puede pasar en el futuro si no “evita” ciertas cosas.   Somos una sociedad de gran énfasis en las recomendaciones, consejos y teorías, pero el “has lo que yo te digo porque si no, bla, bla…” no va enfatizado con el ejemplo, con la demostración de que quien habla lo está haciendo y le ha dado buenos resultados.
  Independientemente de la educación teórica, cada ser pensante vino a esta vida con antecedentes. Nadie, ni él mismo recuerda si ha vivido antes.
  Así que, el rumbo que le da a su vida a veces rompe la lógica de la psicología popular y especializada. Nació en un hogar infernal, y su vida es de un ciudadano ejemplar. Nació en la corte del rey y es un asesino en serie por traumas de la infancia, según el diagnóstico de expertos.
  Nació y se crió en la miseria y ahora con fortuna es un buen samaritano, pero otros de igual caso, su actitud es egoísta y de venganza contra la sociedad o su familia.
  Hay dos factores en la vida de una persona que son vitales y que le es fácil darse cuenta de la importancia que tiene evitar. Una es su cuerpo físico, todo lo que le pase al cuerpo lo siente, le duele, no tiene para donde correr.
  De niño metió un dedo en la toma corriente, ya es un adulto y sabe la estupidez que cometió, por lo menos eso lo evita.
  Se pueden mostrar imágenes fuertes, de todo tipo de cosas que le pasan a los cuerpos humanos, para que lo eviten, y la indiferencia, y lo hábitos son más fuerte que la voluntad.
  Y la sociedad grita, ¡es falta de consciencia! Esta consciencia que tanto claman, la ven como la causa del problema, pero, que vaina que nunca falta un pero. Saben la causa pero no les sirve para solucionar el problema.
  Algo que va contra la lógica, saber la causa del problema es saber la solución, o por lo menos donde enfocarse. Pero en este caso de lo que llaman “falta de consciencia”, parece que ese concepto de consciencia es falso, no aporta nada para la solución. ¿Será que habrá que redefinir para darle el uso adecuado en este contexto?
  El otro factor que le importa mucho, muchísimo a una persona, es lo que pasa dentro de su cabeza o en su mente. Le pasa como el niño que huye de su sombra, cuando cree que se ha escapado y mira, vuelve a pegar el grito y a espantarse.
  Entonces, la salud o el bienestar físico y mental son los dos grandes problemas de todo pensante. Si algo es real para él, es su cuerpo físico y lo que ocurre en su “cabeza”.
   En estas dos cosas es que llamo tu atención para que te intereses en evitar.
  Si quieres vivir cien años, debes evitar muchas cosas, si vives curando y reparando el cuerpo, es posible que dures cien años, pero la mayor parte del tiempo en una cama sufriendo latigazos como un condenado a muerte. Tú decides.

  Ha sido un grato placer.  Buen provecho con tu buena salud, date un buen acuse de recibo. Nos vemos pensante.

jueves, 18 de mayo de 2017

CUANDO NACE EL AMOR

                      POEMA
En un cruce de mirada sucedió todo.
Un rayo de tu alma acertó pasar por
el único espacio libre para llegar al
corazón. Como un animal salvaje con
una flecha enterrada en un costado,
hui para ponerme a salvo. Nunca antes
había sentido que la tierra bajo mis
pies se derretía y no encontraba donde
pararme para no sentir ese extraño
remolino de emociones que me recorría
desde los pies a la cabeza. Al fin quedé
extenuado, esperando la estocada final, y
llegaron primero tus ojos con el infinito
de tu mirada taladrando mi alma para
llegar al corazón; luego el contorno de
tu rostro y se formó la imagen de quien
pudo fecundar el amor para el cual se
ha nacido. Nunca imagine lo que se
siente, cuando nace el amor por
primera vez.

Autor:  Emilio Fernández

martes, 16 de mayo de 2017

HOY TE PUEDES MORIR

                       POEMA
Hasta ayer te amaba como un retrasado
mental. Hoy me veo y no me reconozco,
ni me reconoces tú y todo aquel
espectador que disfrutó o se compadeció
de mí arrastrado comportamiento para
conseguir un poco de tu atención,
consideración, lastima o cualquier
mensaje que pudiera interpretar como
si fuera un sentimiento de amor.
Me estrellaste contra la pared, me
batiste contra el piso, me llenaste el
rostro con tus burlas y despectivos
comentarios, pero no me rechazaste
por completo. Al parecer tú alma
se regocija con el masoquismo de
idiotas que soportan el desprecio
como si no hubiera otro ser en el
mundo que le pudiera dar amor.
Hasta ayer te amaba, hoy te puedes
morir.

Autor: Emilio Fernández

lunes, 15 de mayo de 2017

SUEÑOS Y PENSANTES

SUPERVIVENCIA O MUERTE DEL INMORTAL
  Hola amiga(o) pensante. Los sueños son inmortales como lo eres tú, el tiempo confunde y parecieran que mueren, y cuando reviven se sienten como si vivieran por primera vez.
  Tanto el soñador como el sueño son uno en sí mismo, cuando él cree que muere, mueren sus sueños y cuando cree que sus sueños mueren, él se muere.
  Una vida así, la llevan muchos pensantes, cuyos únicos sueños son las necesidades que le induce su entorno. Llegó a una nueva vida y no ha despertado de su aparente muerte.
  El estado de inconsciencia del pensante es muerte en los términos que exige la supervivencia. Una supervivencia impuesta por la dependencia de un organismo físico.
  Todo el caos y sufrimiento de la humanidad, es promovida por la inconsciencia. La indiferencia y esa actitud de; “no me importa” tiene un asidero, allá en el fondo de todos sus argumentos humanos, sabe que no sufre esta mortalidad.
   Para un ser de inmortalidad física, la supervivencia es una burla que lo mantiene menoscabado y sometido a limitaciones. La adaptación e identificación con el cuerpo le ha hecho olvidar y descuidar su propia naturaleza.
 Encontrar la confianza en sí mismo, que tanto necesita, le es casi imposible estando dentro de las limitaciones y fragilidad de un cuerpo físico.
  La poca confianza en su poder lo logra con recursos materiales que pueda adquirir para proteger el cuerpo y destruir el cuerpo de otros.
 Esta clase de juego humano, con pensantes inconscientes ha perdido calidad. La calidad de vida y las satisfacciones que se provee el pensante a través de la ejecución de sus sueños se ha perdido, y la apatía y el aburrimiento llevan a los pensantes a actos irracionales.
  Para despertar de la inconsciencia hay que comenzar a separar al pensante del cuerpo y la mente. Pero primero comienza con el cuerpo, es mucho más real para ti, experimentar lo que siente el cuerpo.
  Mientras el pensante se sienta y este identificado con el cuerpo, despertará cualquier cosa y creerá que ha despertado. Nadie le niega la felicidad que experimente, es libre de disfrutar hasta el dolor si así lo desea.
 Los sueños de un pensante no son cualquier clase de sueños, son la razón de su existencia. Despierta amigo(a).

  Ha sido un grato placer. Buen provecho con tus sueños.  Nos vemos pensante.

domingo, 14 de mayo de 2017

AHORA MADRE

               POEMA
Fuiste mi mamá y llenaste
con todo lo que pudiste dar
el vacío existencial de mí
vida, te volviste a la madre
de las madres, donde el padre
y la madre se funden para
dejar la dualidad del ser
y las diferencias físicas.
Madre de todas las cosas
madre hecha de verdades
madre de infinitas respuestas
mi corazón te pertenece,
y por tan preciado préstamo
te rindo honor en el silencio
de mi mundo interior, donde
vuelan mariposas que entonan
el sonido de mi amor por ti.

Autor: Emilio Fernández

sábado, 13 de mayo de 2017

HABLA EL DUEÑO DEL CORAZÓN

                 POEMA
Parece que soy una de las excepciones,
es que tengo un corazón enamoradizo.
Se apaga y se prende como luces
de navidad cuando ve una cara bonita
y un cuerpo con las curvas de una
carretera Andina. Cierra todas las
aplicaciones que tenga abierta en
ese momento y se concentra tanto
que siento ese amor como si nunca
me hubiera enamorado. Eso que
estás pensando, se lo han dicho
cientos de veces, “que mire a quien
va dentro del cuerpo” y el muy
condenado responde, “dicen los
sabios, como es arriba es abajo, así
que como es por fuera es por dentro”.
También lo acusan de romper
corazones, pero alega que no tiene
inconveniente en atenderlos a todos,
si lo dejan. Y para amedrentarlo le
dicen que no se puede amar a tantas
mujeres a la vez, y se sale del asunto
con una verdad que todos reconocen;
“no todos los corazones somos iguales”.
Así que no le echen culpas, que para
todas tiene amor y aún le sobra para
amar a las que vengan. ¿Qué hijo de p.?

Autor: Emilio Fernández

viernes, 12 de mayo de 2017

QUE BIEN ES SENTIRSE BIEN.

¿QUÉ HACES PARA QUE ESO SUCEDA?
   Hola amiga(o) pensante. Para que te sucedan las cosas que deseas, debes hacer que sucedan.
   Tu mundo interior responde a tu causalidad, aunque para explicar por qué se llegó a ese estado, a los motivos o razones se les llamen causa. Esto no ayuda gran cosa para cambiar las malas condiciones por la que se está pasando, pero se cree que la excusa hace quedar limpio de culpa.
  He observado, que por lo general no es falta de capacidad para entender, es una carencia de voluntad, de pereza y desgano que muestra el pensante, cuando sabe que la solución al problema depende enteramente de él.
  Está viendo la responsabilidad, pero clama para que le den una solución donde no tenga que hacer nada.
 La cura mágica, esa que con una solo vez que la use, desaparezcan todos los males. Tiene que ser una solución rápida, porque tampoco tiene paciencia y no quiere sentirse mal.
  Le llevó todos los años de vida que tiene para llegar a esa lamentable condición, pero quiere que el tratamiento lo cure de inmediato.
  El Sistema los ayuda y los complace con fármacos, terapias de impacto y desvíos de atención para que viva la fantasía placebo de que se le está sanando.
  Con tal de no mover un dedo o un pensamiento, estos pensantes apáticos. al final terminan en la condición extrema que no querían o les daba miedo llegar.
   Para entender la condición que se padece, el pensante debe ilustrarse, indagar, estudiar distintos puntos de vista acerca del asunto, pero eso no lo va hacer. Quiere entender lo que tiene, pero quiere que tú se lo digas o lo adivines.
   Pero que se lo digas con las menos palabras que puedas, porque no tiene mucho tiempo para estar oyendo explicaciones y menos teniendo que responder.
  En la red cualquier persona puede enterarse de todo los avances que existen acerca de la enfermedad que padece. Sin embargo sucede con frecuencia, que se cometen errores e imprudencias que agravan la enfermedad o se llega a un estado irreversible, solo porque no sabían las precauciones que debían mantener. “Si yo hubiera sabido”.
  Y si llega a manos de un buen médico que le da los consejos, pareciera que no los oye, o está confiado que no se va a morir de eso, y ¡pum! se lo llevo la pelona.
   A cuantas personas no se le recomienda que se den cuenta que su manera de pensar tiene mucho que ver con su problema, y cuantas de ellas de verdad le ponen empeño en hacer todo lo que tengan que hacer para deshacerse de ese mal hábito o descontrol que padecen del acto de pensar.
   La teoría no lo es todo, pero para la práctica es fundamental. La impresión de entender es un fenómeno común en todo pensante; muchas veces cree que entiende y está más pelado que rodilla de chivo.
  Por eso el interesado, lee y relee para asegurarse que entiende bien, y luego con criterio propio acertado, puede decir; “esto no me funciona”.
  Los apáticos disfrutan los apocalipsis que a cada rato se anuncian, ¿y sabes por qué? …se muere él que ya está muerto, pero también se mueren todos.  

  Ha sido un grato placer compartir.  Buen provecho con tu interés.      Nos vemos pensante.

jueves, 11 de mayo de 2017

PERCEPCIÓN

La falla de San Andres, pareciera que quiere dar un susto las próximas cuarenta y ocho horas.
Emilio Frnández

miércoles, 10 de mayo de 2017

DIME QUE ME QUIERES

                           POEMA
¿Desde cuándo no me dices “te quiero”?
No es que necesito que me lo digas
cada cinco minutos, pero que bien
suena en mis oídos y que impacto tan
placentero le produce al corazón.
Aprecio tus gestos y tratos amorosos,
pero cuando me comunicas lo que
sientes, esas palabras “te quiero”,
revolucionan en mi alma y me transportan
a un mundo donde soy privilegio del ser
que amo, y no puedo aguantar las
ganas de contestarte con un infinito
eco de, “yo también te quiero”.
Es nuestro tiempo, es nuestra relación,
el resto del mundo que se exprese su
amor como quieran, pero yo quiero
experimentar ese placer orgásmico que
le produces a mi alma cada vez que me
dices: “te quiero”.

Autor:  Emilio Fernández

martes, 9 de mayo de 2017

CONSEJO A UNA HIJA

                   POEMA
Hija, siempre puedes venir a casa
para desahogarte del mal rato que tengas
con tu pareja. Pero lo que no estoy de
acuerdo, es tu creencia de que algún
día él aprenderá amarte, porque tú
lo amas. El pobre aún no ha podido
aprender como sentir amor, como si
para enamorarse se necesita un largo
tiempo de prácticas y estudio. El que
maltrata a su pareja, sea hombre o mujer,
no lo ama, el amor es la única cosa de la
creación, que al experimentar sus efectos,
el ser se transforma, corrige cualquier
trato o actitud que no haga feliz a quien
ama, su sufrimiento es su sufrimiento
y no se permite ser el causante de hacer
sangrar el corazón de su amada o amado.
Hija, si tu esperanza es darle tiempo
para que cambie, porque crees que te
ama, observa como es tu amor, así como
tú lo sientes, son todos los amores,
no te engañes.

Autor: Emilio Fernández

lunes, 8 de mayo de 2017

CONCIBIENDO LA NADA

  LAS CONDICIÓN IDEAL PARA LLEGAR A SER CONSCIENCIA PLENA
  Hay personas que se diagnostican a sí misma que no saben pensar, porque no puede dejar de pensar negativo y su vida es una ruina, y su salud un desastre.
  Aunque parezca contradictorio, está hecha una ruina y somatiza porque es un pensador eficiente, todo lo que piensa lo materializa. No ha perdido su poder.
  Sabe pensar, y lo sabe hacer muy bien, es un hecho demostrable. Está convertido y se encuentra en el estado que está considerando.
   Pero el pensante es un infeliz con su creación, no se quiere ver ni sentir como se siente, ¿qué está haciendo mal?
  Ya le han dicho; que cambie “su manera de pensar”, que deje de ser negativo, que tenga calma, que controle las emociones, que controle los pensamientos, etc.
  Pero lo ha intentado todo y solo logra a veces, sentirse algo aliviado por un tiempo y luego vuelve a caer en lo mismo.
   No es que la información o lo que le recomiendan sea falso. Es cierto, si controla sus bajos estados emocionales mejora su vida y su salud. Al igual que si controla sus pensamientos o si piensa positivo verá los cambios que espera en corto tiempo.
   La falta de resultados positivos estables o de ningún resultado es la omisión de la “importancia que tiene el acto de pensar”.
   Hablamos del “acto”, solo del acto, de la acción de pensar.
   Es como el acto de cocinar, no que plato cocinas, se trata del acto de caminar, no a donde caminas.
   Los prospecto que reclutan para los Juegos de los millones, como el béisbol, fútbol, etc. Solo lo pueden entrenar en perfeccionar las acciones que necesitan ejecutar, lo que decida hacer durante el juego le saldrá mucho mejor que si no hubiera perfeccionado la técnica.
   Pensar es una acción que se diferencia del resto de las acciones, porque no la ejecutas con alguna parte del cuerpo y no hay manera que otros puedan objetivamente ayudarte hacer correcciones.
  Además, el descontrol del acto de pensar, no se generaliza en todos los temas o asuntos que se tengan que pensar.
   Por ejemplo; en tu trabajo, en sus distintos aspectos es raro que pierdas el control y cuando sucede te puedes observar y de inmediato retomas la compostura adecuada. Pero cuando tratas con niños, no hay manera que puedas actuar relajado y tienes que huir para poder volver a la normalidad.
   Otro; apenas tu pareja abre la boca para decirte algo, que ya tu supones de que tema se trata, estallas como una dinamita.
   Como puedes observar no está generalizado el control del acto de pensar. Así que tienes una buena oportunidad de corregir las áreas deficientes, pero si ya te tuvieron que bajar en chinchorro de la montaña, entonces tienes que entrenarte mejor antes de volverlo a intentar.
  Si no puedes discutir un asunto con tu pareja sin volver a terminar dando gritos, rompiendo tus propias cosas o agrediéndose, entonces no lo puedes volver a intentar sin una preparación previa.
  “Haciendo Nada”, es un ejercicio que lo denomine así en un comienzo, para reírme junto a mi esposa e hijos. Me preguntaban, ¿qué estás haciendo?  Y les respondía con sinceridad “Nada”. Poco a poco les fui explicando mi investigación con la “Condición de Nada” y el ejercicio que estaba haciendo y entre ellos en forma de chanza decían, mi papá o Emilio, está “haciendo nada”, y así lo dejé.
   Haciendo Nada, aunque parezca el paraíso de los flojos, indolentes o perezosos, es todo lo contrario, se requiere trabajo, mientras más descontrol, más trabajo. Enfrentar el desorden que tienes “dentro de la cabeza” no es nada fácil.
  Para experimentar “La Nada” se debe ser capaz de concebir y mantener la idea. Hay que pensar con esa intención, a la vez que se mantiene la atención en el acto de pensar Nada.
   Mantener la consciencia mientras piensas Nada, es todo lo contrario de lo que has estado haciendo en los últimos millones de años de tu existencia como ser pensante para mantenerte consciente.
   Es fácil mantener la atención y el interés en algo, en los contenidos de los pensamientos o imágenes, pero intenta mantener el mismo interés sin que nada te lo motive o te incite a mantenerte consciente.
  La Nada es el principio y final de la existencia, está aquí presente permitiendo la persistencia de todas las cosas, (espacio-tiempo), y hace mucho, pero mucho tiempo que no le prestamos atención.
  Pero ha sido un descuido intencional, ya que si quieres que algo persista para ti, tienes que dejar de observar toda la verdad del fenómeno. Y La Nada es tan fácil para no ver, que no necesitas esforzarte.
   Hasta este momento de nuestra existencia hemos acumulado cualquier cantidad de creaciones que ya no tienen uso beneficioso. La mayoría de los pensantes no pueden con la montaña de cosas que llevan sobre sus hombros y como consecuencia, sus estados de consciencia son lamentables.
  Haciendo Nada, su propósito es ejercitar el control de la actividad pensativa mientras mantienes la atención en el acto.
   Para hacerlo, primero concibes la “idea de Nada”. Nada es nada, difiere de la nada por ausencia de algo. La idea de Nada como toda idea que pienses, (o imagines) debe producir un efecto en ti.
   Si piensas frío, calor, sexo, sentirás el efecto de la idea, y si piensas La Nada, empezaras a desplazarte hasta experimentar el estado de Nada. Sinónimo de plenitud, serenidad, quietud, silencio, etc.
  La consciencia plena, es la condición de Nada, visión desde el principio y fin de la existencia. No me creas, tú decides.

   Ha sido un placer.  Buen provecho con las conclusiones a la que llegues.   Nos vemos pensante. 

domingo, 7 de mayo de 2017

¡QUE VIVA EL AMOR, CARAJO!

                    POEMA
No es igual besar que ser besado,
no es igual amar que ser amado,
pero de la manera que sea, me
encanta estar enamorado.
¡Que viva el amor, carajo! no importa
lo que digan, quienes fueron víctimas
de sus bajos instintos y ahora
viven amargados, denigrando para
que nadie más confíe en lo que siente
de especial por otro ser.
Cuando veo a una pareja, donde
cualquiera de los dos toma la iniciativa
para besar y ser besado, para amar
y ser amado, provoca ponerles una
fanfarria, para que la desdicha vea
como se hace para ser feliz sin recurrir
a lo material o tener que tomar cursos
intensivos para encontrar la felicidad.
¡Que viva el amor, carajo!

 Autor: Emilio Fernández

sábado, 6 de mayo de 2017

ESQUELA PARA UN AMOR

                      POEMA
Ha muerto el amor, en el amor de mi vida.
El entierro se efectuará en el bar
“las quince letras” desde la siete de
la noche hasta que el cuerpo aguante.
Se les exige puntualidad a los amigos
y amigas, fieles y leales, capaces de
soportar el llanto de un borracho
despechado, que los abrace para limpiar
de sus pecho las lágrimas y los mocos de
un desconsolado amor que mandaron al
pipote de la basura.
Mis fieles amigos deben traer sus tarjetas
de crédito, ya que las mías les vengo
dando palos desde que ella me dio la
infausta noticia de que estaba
desahuciado. Fueron días de agonía,
el corazón entró en coma y tuve que
entubarlo para darle todo el aguardiente
que pudiera, para ver si ocurría un
milagro, pero no hubo nada que hacer
y no me queda más remedio que aceptar
su muerte, y enterrarlo en compañía de
quienes me apoyen para despotricar de
ella hasta que la embriagues nos haga
llorar a todos por tan lamentable pérdida.
Q.P.D el amor que alguna vez ella sintió.

Autor:   Emilio Fernández