Translate

lunes, 16 de enero de 2017

AÑO NUEVO

UN TIEMPO NUEVO ESTÁ HECHO CON NUEVAS IDEAS
  Hola amiga(o) pensante: El movimiento no se detiene, por ende el tiempo parece venir de la nada y pasarnos por dentro y por fuera, dejando un cúmulo de huellas, cifradas por nuestras ideas o pensamientos.
  Este registro temporal es lo que fuimos, somos y seremos. Las variantes en la personalidad futura van a depender de las nuevas ideas o pensamientos, que son claves o códigos para cifrar el mensaje que delineará tu futuro.
  Y es la actividad pensativa, la acción invaluable para un pensante a la hora de corregir y trazar su destino.
  Tu que puedes y estás leyendo, con seguridad son pocas las probabilidades que estés necesitando saber este dato. La vida del pensante se plantea de manera invertida, cuanto más necesita saber, menos puede hacerlo; no está en buenas condiciones para aprender.
  En una escala de salud mental o física; a menor salud, menos consciencia, menos voluntad, menos ánimo o interés por saber o comprender su situación.
  Hablo de comprensión y aplicación, hablo de conocimiento acerca del mal, enfermedad o limitación que se esté padeciendo, ya que por otro lado el enfermo está sediento de soluciones y no reflexiona a la hora de usar una posible cura a su mal, de las muchas que le recomiendan.
   Y no reflexiona porque carece de información con respecto a lo que le sucede, lo que a la vez le impide tener ideas de cómo ayudarse con la actitud adecuada durante el proceso de recuperación de la salud.
  Por otro lado, la tendencia de los pensantes es a no ser previsibles (El que tiene buena salud no piensa que se puede enfermar),  y no hay mejor forma de prevenir dificultades que el conocimiento.
  Dando por hecho, que aquel que comprende aplica lo que sabe. Porque eso es otra cosa, hay pensantes que dicen saber y proceden al revés. Ejemplo; un médico neumólogo fumando.
  El caso es, que la ayuda sin la comprensión o participación consciente del pensante afectado por algún mal, se reduce a su mínima expresión o efectos benéficos esperados.
 El campo de la medicina física aunque tiene ventajas comparado con  el campo de la salud mental, no escapa a la exigencia de que el paciente haga conciencia de que su actividad pensativa es fundamental en su recuperación.
  La asistencia psicológica es un requisito para casi todos los que padecen enfermedades mortales o han sufrido accidentes con severos daños a su anatomía, y eso se debe a su mal control del acto de pensar. Nunca se ocuparon de ser mejores pensantes. (Un mejor pensante es aquel que tiene un fuerte y resistente control del acto de pensar ante situaciones adversas).
  El tener buenas ideas ocasionales en condiciones cómodas no convierte a un pensante en un buen pensador, hay que verlo cuando esté pasando por situaciones difíciles.
  Por lo general, cuando un pensante siente algún síntoma doloroso, no agradable, pierde el control y empieza a producir ideas negativas, le da por predecirse una posible enfermedad mortal y entra en miedo.
  Con la actividad pensativa el pensante hace su año nuevo, o sigue conviviendo con desechos de los años viejos que ha pasado.
  Se acostumbra a decir que es con los pensamientos que se crea el destino, pero es en el PENSAR como acto donde se cocinan las ideas.
  Te invito a que hagas tú propio año nuevo, se creador de tu propio tiempo siendo un mejor pensante. Aquel que resiste los embates del tiempo y sale incólume, trasciende y acelera su despertar espiritual.

  Ha sido un placer saludarte en este nuevo tiempo. Que tengas buen provecho con tus vaticinios positivos para este año.   Nos vemos pensante.