Translate

lunes, 24 de abril de 2017

EL MUNDO PROPIO

¿DÓNDE QUEDA DENTRO DE TI?
  Hola amiga(o) pensante. Es lenguaje común hablar del mundo propio, expresiones como; “busca dentro de ti”, “en tu interior”, etc. Y como somos leal a las palabras, sabemos lo que significan, por lo tanto lo que debemos hacer.
  Pero se está hablando de un mundo subjetivo, y no existe un modelo o manera de mostrar cómo es un mundo interior o un “dentro de ti”.
  La única realidad que se conoce es el cuerpo físico, y podemos ver que hay un adentro, o un interior donde hay cerebro, intestinos, corazón, una cantidad de órganos.
  Pero el que busca respuesta más allá de lo físico, que por lo general son los que usamos estas expresiones, se encuentra con que no tiene un dibujo por lo menos, para tener una idea como es “su interior”.
   Hay algunas imágenes, pero siempre simulando la imagen de un cuerpo humano, que ya sabemos, tienen un “interior”.
   Un espíritu entonces, debe o tiene que tener un “interior” y su forma es humana o algo similar.
  El pensante que sigue las enseñanzas de ir dentro de él o a su interior, tiende a imaginar que está dentro de algo que es él. La razón, la lógica le impide imaginar un interior fuera de él.
  Así como lo digo es, si quieres compruébalo. El llamado mundo interior está fuera de ti. No se es un algo material en 3D (tres dimensiones). Tener un cuerpo del tipo de energía que sea, no implica que uno es como lo que posee.
  Pero el gran ilusionista que es el pensante puede hacer ver como realidad lo que considere o piense. Esta verdad es irrefutable, tu verdad, es verdad, no tengas la menor duda, aunque puedes cambiar de verdad cuando lo decidas.
  Si la física cuántica está enredada en paradojas e incertidumbres para explicar la verdadera realidad de este universo físico, porque lo que vemos no es la realidad. Entonces, no puede ser tan sencillo describir un espíritu como las apariencias que se dan en este universo material.
   Surge la desesperada pregunta ¿y cómo es la apariencia de un espíritu entonces?
  Puedes considerar tener las apariencias que quieras, pero siempre será una apariencia. Es preferible SENTIR SER QUIEN ERES y contemplar, meditar o lo que quieras hacer.
  Te pongo un ejemplo para que lo examines. (Te recuerdo, no acuerdes ni me creas sin reflexionar bien estos datos).
  Ejemplo; tenemos el sistema solar, imaginemos que somos el sol, ¿cuál es el interior del sistema solar? ¿Es acaso dentro del sol, o es todo lo que está a su alrededor bajo su influencia?
   Nos manifestamos como un sistema, el mundo interior es todo lo que hemos creado, es todo lo que depende de uno, y somos como el sol, el centro de ese sistema que hemos creado y que se sustenta de uno.
  Así que si quieres ver en tu interior, mira todo lo que has creado y todo lo que tienes o posees, que está fuera de ti.
  El pensante no carga su mente con sus pensamientos y registros, dentro de una cabeza espiritual, o un cuerpo espiritual.
  Alguien dice; pero bueno Emilio, los muertos son espíritus, y hay imágenes donde se ve que tienen cuerpo igual al que tenían cuando murió.
  Y si esa persona cree en la reencarnación, ese muerto debiera de tener cientos o miles de cuerpos como los que usó. Quiero decir con esto, que se demuestra que dejó de considerarse el cuerpo que tuvo en la vida pasada para considerar que ahora es este cuerpo nuevo que se le acaba de morir. Y así se verá hasta que cambie de idea o consideración.
   El pensante es como considera que es. No te has preguntado, ¿cómo es ese asunto, que en esos “cuerpos” de los “muertos” no envejecen? Tiene mil años que murió de quince años y todavía se le ve rondando por el jardín con un cuerpo de quince años.
  Esa será su apariencia hasta que cambie de decisión. Como ves somos como consideramos que somos.
  He ahí la importancia de tus consideraciones o tus pensamientos, he ahí la importancia del acto de pensar, he ahí la importancia de hacer consciencia del rol que tenemos como pensante.

   Ha sido un grato placer. Buen provecho desenredando tu mundo.   Nos vemos pensante.