Translate

jueves, 20 de abril de 2017

MALAYA

               POEMA
Los niños no tienen culpa
alguna, que hayamos sido
tan insensibles, no supimos
ver ni sentir, que éramos dos
seres incompatibles.
El divorcio fue la mejor solución,
bastante daño nos hicimos para
que después de la separación
continuaras con tu sed de
venganza sembrando cizañas
en la mente de nuestros hijos
para que me detesten.  
No piensas en ellos, si lo hicieras
podrías darte cuenta que los
estás exponiendo a vivir una
conflictiva vida interior, que
les puede hacer mucho daño.
El odio enceguece, pero el
tuyo te ha dejado invidente.
Reconozco, que sí logras
golpear mi corazón, y eso
te excita tanto, que no mides
lo que haces. Malaya la hora
que te conocí, y si alguna
lección tenía que aprender,
era saber que hay personas
con un alma muerta.

Autor: Emilio Fernández