Translate

sábado, 13 de mayo de 2017

HABLA EL DUEÑO DEL CORAZÓN

                 POEMA
Parece que soy una de las excepciones,
es que tengo un corazón enamoradizo.
Se apaga y se prende como luces
de navidad cuando ve una cara bonita
y un cuerpo con las curvas de una
carretera Andina. Cierra todas las
aplicaciones que tenga abierta en
ese momento y se concentra tanto
que siento ese amor como si nunca
me hubiera enamorado. Eso que
estás pensando, se lo han dicho
cientos de veces, “que mire a quien
va dentro del cuerpo” y el muy
condenado responde, “dicen los
sabios, como es arriba es abajo, así
que como es por fuera es por dentro”.
También lo acusan de romper
corazones, pero alega que no tiene
inconveniente en atenderlos a todos,
si lo dejan. Y para amedrentarlo le
dicen que no se puede amar a tantas
mujeres a la vez, y se sale del asunto
con una verdad que todos reconocen;
“no todos los corazones somos iguales”.
Así que no le echen culpas, que para
todas tiene amor y aún le sobra para
amar a las que vengan. ¿Qué hijo de p.?

Autor: Emilio Fernández