Translate

miércoles, 3 de mayo de 2017

PODER MEDIÁTICO

¿QUE TAN BUENO O TAN MALO ES SENTIRSE IDENTIFICADO?
   Hola amiga(o) pensante. La lectura y las imágenes tienen un principio fundamental de la comunicación, y es que el lector o espectador, siente que están hablando con él.
  Así que está inclinado a estar de acuerdo o no con su interlocutor, pero no se lo puede hacer saber en el momento por muchas razones, o quizás nunca porque ya se murió.
  El tema puede ser discutido con otro y dar a conocer las opiniones que se tengan, esto ayuda a completar el ciclo de comunicación y tranquiliza el pensamiento.
  Pero acurre que el pensante se siente a veces identificado, para su agrado o desagrado, para su bien o su mal.
   Esta identificación le puede permitir observarse, y reorientar la manera de buscar cambios en su vida.
  Otras veces se siente identificado, pero le molesta, o se puede decir de la otra manera, se molesta porque se siente identificado.
  ¿Es que acaso, el que escribe tiene el poder de invadir el mundo de otro? ¿La influencia de la comunicación mediática es un hecho?
  Pues, sí que lo es, el pensante permite que los contenidos de sus pensamientos sean resultado de esta influencia. Del contenido de los pensamientos de otros.
  Es una lástima, ver un país entero donde la mayoría de sus habitantes parecen las palmas de un cocotero bailando por la influencia del viento que sopla maliciosamente.
  Hoy en día con los avances tecnológicos no solo se hacen películas digitales con una realidad impresionante, también se usan a diario para afectar la realidad que debe concebir el pensante.
  La identificación con los contenidos y las imágenes polariza la mente de los lectores.
 Ya la famosa frase, “más vale una imagen que todas las explicaciones que se puedan dar”, perdió su importancia, en este momento es un arma peligrosa.
  Todos pueden juzgar, criticar u opinar acerca de lo que otro comunique, pero cuando se identifica, o cree que el asunto es con él, no para de producir pensamientos.
   Se le indujo a pensar y a veces no tiene el suficiente control del acto de pensar y consume tiempo valioso pensando y pensando.
   Pero no solo piensa y piensa, el contenido de lo que piensa le genera estados emocionales a veces no muy buenos y a llegar a conclusiones que le hacen tomar decisiones casi sin darse cuenta.
  Así está la gran parte de la población de mi país, mediatizada por los actores principales que buscan sus propios intereses, sin importarles el grave estado mental que están causando.
  La realidad de un pensante debe ser aquella a la que ha llegado producto de su propia observación, estando en libertad para PENSAR.

    Ha sido un placer.  Buen provecho con tu comunicación libre.   Nos vemos pensante.