Translate

miércoles, 7 de junio de 2017

BENDITOS TIEMPOS AQUELLOS

                  POEMA
Recuerdo aquellos tiempos
cuando en el pubis y las axilas
aparecieron retoños de vellos
y la voz comenzó a sonar a hombre.
Los prospecto a galanes nos
reuníamos en la esquina, a ligar
con el viento una ráfaga oportuna
que le levantara la falda a una chica
que viniera del colegio. Quien no
estuviera atento se perdía la única
oportunidad de ver unas piernas
más arriba de las rodillas. Nunca
faltaba la coqueta que sabiendo
para que nos reuníamos en la esquina,
venía tan deseosa de un atrevido
viento, que caminaba lento, tan lento
que si no soplaba una buena ráfaga
de aire, nos veía y se encogía de
hombros para hacernos ver que
no era su culpa. ¡Ah! Benditos
tiempos aquellos, donde las raíces
del primer amor salían del corazón
y los sueños y fantasías dejaban
la inocencia para amar la vida,
para amar el amor, para cosechar
recuerdos inolvidables de la mujer.

Autor:  Emilio Fernández