Translate

lunes, 23 de octubre de 2017

LA MODA DE LA MENTE CUÁNTICA

    YA ERES UN OPERADOR CUÁNTICO, POR SI NO LO SABÍAS
   Hola amiga(o) pensante. Llegó la moda cuántica, aquel que se digne de sabihondo, si no le pone la palabra “cuántica” a sus asuntos que maneje, no está a la altura de los avances del conocimiento científico.
  Ahora la realidad; resulta que hasta los propios científicos van todavía por ese mundo “cuántico” con el bastón para ciegos.
  Tantean por aquí, tantean por allá y poco a poco les crece más la incertidumbre por lo inexplicable de los fenómenos, de los que apenas logran ver algunas señales.
   Sin embargo, hasta el brujo de la cuadra que baña a los pacientes en ron y los pone hediondos a humo de tabaco, le llegan espíritus que ahora son expertos en física cuántica.
  La moda cuántica da credibilidad y buen dinero. ¿Pero en verdad ya han desarrollado una manera de darle utilidad para curar o ayudar a los pensantes y a sus enfermizos cuerpos?
   Las personas que andan en búsqueda de soluciones a sus problemas o males, al leer los textos de los tradicionales sanadores y consejeros, se encuentran qué ahora deben entender la física cuántica.
   Él lector se maravilla, por los fenómenos que dicen se han encontrado los científicos, pero se pregunta; “¿con qué me como esto para mi salud física, mental y espiritual?”
   ¿Qué puedo hacer para mejorar mi vida con la física cuántica? “Será que empiezo una carrera universitaria para entender todo este asunto y usarlo para mi beneficio como el uso de las matemáticas”.
   Amiga(o) pensante, les están poniendo las cosas más difíciles. Si hasta el día de hoy ni los psiquiatras han entendido “bien” la mente con su psicología, (sus tratamientos son con drogas y sus pacientes son pacientes para siempre). Y la gente no especialista, que son casi toda la población del planeta; menos han podido dar uso útil a sus vidas con los conocimientos de esta especialidad.
  Imaginemos cuantas décadas pasarán para que la gente común, la no experta del pueblo, haga algo con la física cuántica.
   La contradicción que más me sorprende de los nuevos expertos cuánticos, es que luego de una intrincada explicación de los fenómenos del mundo subatómico y la energía elemental, salen con que “EL CEREBRO” es cuántico y es la herramienta para operar en el plano cuántico.
   Para ellos la mente y el cerebro es la misma cosa. Por este mal enfoque fue que fracasó la Psiquiatría después de torturar gente para rebanarles y modificarles el cerebro, para de esa manera curar sus locuras y convertirlos en genios o manipularlos a su voluntad.
   Y hoy vuelven a llenar de datos falsos un tema, como es la física cuántica con el cerebro cuántico como causa y fin de todos los males de una persona.
  Claro que el cerebro tiene su importancia, pero no toda la que se le quiere dar.
   La verdadera mente es un sistema globalizado que siempre ha operado en el campo de la energía elemental o fundamental; ahora llamado “cuántica”. Y que todo pensante…
   Repito: “Todo pensante, inclusive tú, la operas desde ese plano”. Naciste siendo un operador cuántico y no ha hecho falta complicarte la vida con toda la terminología novedosa que está apareciendo o usar la palabra “cuántico” para darte un nombre como pensante.
   La energía que produces y manejas (pensamientos), es la energía más elemental de las elementales. No solo es esencial, es sencilla, fácil de producir y la puedes codificar para que se materialice para ti, lo que quieres experimentar.
    Su poder es tal, que se producen todos los fenómenos que puede experimentar una persona. Producen la realidad que percibes., que sientes y crees.
   Es por eso que tus pensamientos te vuelven loco, enferman tu cuerpo, y convierten a cada persona en lo que es. Es de lo que está hecho este universo que percibes.
   Tú eres el operador cuántico de una mente cuántica, pero no de un cerebro cuántico.
   El pobre cerebro vive conmutando todo lo que percibe a través de los sentidos para la propia supervivencia del organismo y de paso refleja la actividad pensativa cuando la ejecutas. Ejemplo: En un electro encefalograma se puede ver el grafico que se produce al pensar.
   El hecho que las luces del arbolito navideño se enciendan y apaguen, no significa que el arbolito piensa.
   Recobra el control de tu actividad pensativa y te volverás un operador cuántico más eficiente, así no conozcas el intrincado mundo de la física.
   Y en lugar de producir fenómenos que enferman el cuerpo o no te permiten ser quien, y como lo deseas, producirás aquellos que te hagan bien. 

  Es todo por hoy, un placer compartir, buen provecho operador cuántico.   Nos vemos pensante cuántico. “Tengo que estar a la moda”.