Translate

jueves, 15 de marzo de 2018

ENOJARME CONTIGO ES UN SUPLICIO


            POEMA
Amándote como te amo
se me convierte en un suplicio
cuando nos enojamos y guardamos
distancia mientras se enfría
el disgusto.
Creo que actuamos como niños
pudiendo vernos a los ojos,
mantener la calma y decirnos
lo que pensamos y sentimos.
Es un suplicio para mi
pasar a tu lado y aguantarme
las ganas de tocarte, de abrazarte,
de besarte y dejar que el corazón
suerte la risa de felicidad que
le hago contener, para no se
que estúpido objetivo quiero
lograr con endurecer el rostro
y simular que el rencor puede
más que el amor que siento por ti.
Te amo y ya no estoy dispuesto
a pasar por un suplicio más,
que me mantiene en una cámara
de tortura por una necedad infantil.
 Autor: Emilio Fernández