Translate

miércoles, 21 de marzo de 2018

MURIENDO DE AMOR


                  POEMA
Oiga doctora corazón; en su
diagnóstico, creo que se equivoca.
No estoy muriendo… por su amor.
Nadie muere ni sufre por estar
recibiendo amor. Desearan muchos
y muchas, darse el lujo de tener
decenas de enamorados(das), que se les
caiga la mandíbula y la baba les
chorree por la comisura de los labios
de amor por ellos o por ellas.
Recibir amor halaga, orgullece,
aumenta la estatura del ego,
y eleva la auto estima al techo
de la seguridad y la confianza
en quien se es y cómo se es,
pero no lastima, no enferma, no mata.
Yo sí estoy muriendo, pero muriendo
de amor. No estoy muriendo por su
amor. Es mi propio amor el que me está
matando. Tengo el alma y el corazón
inundado de amor por ella, y las
lágrimas que ves, es porque ya no
hay más espacio en mi pecho para
contener tanto amor.
Doctora ayúdeme… estoy muriendo de
amor.
Autor: Emilio Fernández