Translate

lunes, 26 de marzo de 2018

PECADORES SIN PECADOS


EL ASUNTO ES CUESTIÓN DE CONSCIENCIA
   Hola amiga(o) pensante. La tradición cristiana nos toca en mayor o menor grado. Esta semana cada quien, de acuerdo a sus creencias, el pecado toca su conciencia.
  A diferencia de las leyes que rigen el comportamiento de una sociedad estableciendo el grado del pecado cometido para dar el castigo. El pecado espiritual depende del estado de consciencia del pecador, así como decidir el castigo que se merece.
  Sin el consentimiento del pensante, los hechos no son pecados por que otros lo consideren.
  A un criminal se le puede sentenciar a cadena perpetua o a la pena de muerte, y ese castigo no necesariamente le mueve la consciencia para que considere que ha pecado.
  Si se le hace ver de alguna manera que ha pecado, ese pensante hace lo que tenga que hacer para tratar de redimirse.
  Esa es la pata coja de la justicia social, demuestra con suficiente evidencia los crímenes cometidos, las violaciones a las leyes, pero no sabe qué hacer para lograr que los incriminados “consideren que han pecado” o que se den cuenta que están haciendo mal.
   No tienen métodos para llegar a la consciencia, las leyes son frías, calculadoras y precisas. El asunto de la espiritualidad no interesa. Pero si le interesa redimir a los pecadores ya que tienen presupuestos para volverlos unos buenos ciudadanos y reinsertarlos en la sociedad sin que sean un peligro para los demás.
  Este objetivo final es un rotundo fracaso, por lo que han permitido que los grupos religiosos enfocados en el espíritu y su consciencia, sean los que entren al rescate de los pecadores.
  Buena ayuda para la sociedad lograr que el pensante considere que ha pecado. Difiero de los métodos persuasivos que utilizan, pero al final la sociedad se beneficia con estos cambios de consciencia.
  El asunto del crimen para la justicia social, es que ya los grandes criminales forman parte de la justicia y se mantienen a salvo de las leyes.
   El 90% de los criminales no asesinan ni roban con métodos o armas convencionales, y se especializan en dar cátedras de buena conducta y redactar leyes que solo ellos conocen los pasadizos secretos para evadirlas.
  Y a los líderes de los grupos religiosos la globalización de las comunicaciones, están haciendo que se les vea la máscara de su cubierta hipócrita para estafar y robar usando la conciencia de sus seguidores.
   Hay muchos pecadores sin pecados, creo que demasiados efectos negativos para el empuje positivo de la gran población de pensantes sociales, honestos.
  La sobrevivencia en este caos, ha obligado a muchos pensantes de buena voluntad a estandarizar métodos que son típicos de antisociales. Lo que antes era pecado ahora se ven como acciones normales.
  La justificación de sobrevivir a tranquilizado muchas consciencias, que sus principios antes le hubiesen hecho sentirse pecadores.
  El resultado es que cada día tenemos más pecadores sin pecados.
  Ha sido un grato placer compartir. Buen provecho con tu consciencia. Nos vemos pensante.