Translate

lunes, 16 de abril de 2018

CONSCIENTE DE ESTAR CONSCIENTE


 CONÓCETE A TI MISMO, NO LA ROPA QUE USAS
 Hola amiga(o) pensante. El rol fundamental de un pensante es PENSAR. ¿Qué piensa, o tipos de pensamientos? Ese es un punto secundario. Importante, pero del acto de pensar depende su cordura.
  Un pensante puede conocer todo acerca de su personalidad, de su manera de ser o de proceder, pero esta “consciencia” o saber de sí mismo, aunque beneficiosa, no lo despierta de la inconsciencia en que se haya como pensante.
  Existen variadas técnicas para controlar la mente, los pensamientos, las emociones, acciones compulsivas, etc. muchas de ellas ayudan al pensante a mejorar su supervivencia.
 Pero no se trata solo de sobrevivir, las especies sin la presencia del pensante, lo hacen de manera excelente. Ellos no le buscan otro sentido a la vida que viven, en cambio el pensante es muy inquieto, y si no genera motivaciones para vivir, siente que está perdiendo el tiempo y es capaz de cometer suicidio.
  ¿Cómo dar sentido a la vida? Desde que el pensante da sus primeros pasos con el cuerpo físico, es a buscar darle sentido al tiempo que permanece vivo su cuerpo.
  Los sueños, los objetivos, las metas, los planes, etc. nunca deben faltar desde que amanece el día.
  ¿Qué hago? Es la pregunta que acoquina a todo pensante. Hasta para levantarse de la cama necesita un pensamiento con la respuesta a ¿Qué voy hacer hoy?
  Como pueden ver es un asunto muy íntimo, intrínseco a la esencia natural del pensante.
  Su rol de pensante es para decidir quién tiene que ser, o como tiene que SER para HACER y alcanzar o TENER.
  De esta actividad pensativa surgen las ideas para construir la personalidad adecuada para alcanzar los objetivos que se ha propuesto.
  La mayoría de los pensantes necesitan saber quiénes son, de dónde vienen, a donde van etc. Pero en su búsqueda cometen un craso error, hacen sus búsquedas considerándose la personalidad que han adoptado, o el cuerpo físico que es parte del universo físico.  Por lo tanto, el lugar de donde vienen debe quedar en alguna parte de este universo, y el a donde van, tiene que ser algún otro lugar. Y el quiénes son; alguna identificación como la que se le asigna a cualquier cosa que existe. Un nombre, y detalles que describan su forma o su estructura etc.
  El dato que les doy y que les recomiendo lo reflexionen y prueben, es lo que hace un pensante para existir. (pienso, luego existo).
  Recuperen consciencia de lo que hacen (HACER) y para que lo hacen (TENER), y luego de avanzar un buen trecho por ese camino, la consciencia o luz de quien verdaderamente son (SER), ira poco a poco creciendo.
  Por supuesto que hay trabajo previo, antes de empezar la habilitación. El mundo propio ya está hecho, y consolidado su funcionamiento, así como está te trajo hasta aquí, pero no son las condiciones óptimas para ascender. La mente y el cuerpo fueron programados y están en plena función.
  Antes tienes que poner orden en tu cuerpo si lo estás afectando con tus pensamientos de manera involuntaria. Y la mente no debe tener contenidos en sus programas que te limiten, y sobre todo programas que funcionan en automático y se ha perdido el control.
  Crear las condiciones en el mundo interior para emprender el camino adecuado para despertar en consciencia, es un trabajo duro. Se necesita valor, ser perseverante y mucha paciencia para no abandonar al no ver los resultados tan rápido como se desean.
  Hablaremos en detalles de este duro trabajo, pero te aseguro, aunque no me creas, los pensantes pueden resolver todos sus asuntos. De hecho, ellos son los creadores, tienen el poder.
   Ha sido un grato placer.  Buen provecho haciendo consciencia del rol de pensante, para crear mediante pensamientos estados de ser, para hacer y tener.  Nos vemos pensantes.