Translate

lunes, 30 de abril de 2018

EL PODER DE UN PENSANTE Y EL SER CREATIVO


SI NO USAS TU PODER CREATIVO, MORIRÁS INFELIZ Y SIENDO EL MISMO DE SIEMPRE.
  Hola amiga(o) pensante. El poder de un pensante sobre sí mismo no se adquiere, no es una condición que no tenga y que deba adquirir, es parte de su naturaleza.
  Te va a parecer increíble, o algo estúpido, pero aquel pensante que siente que no tiene poder sobre sí mismo, lo que siente es producto de las ideas que tiene, mantiene y cree.
   Por lo tanto, se comporta como si no tuviera ningún poder, pero si le queda libre la consciencia para considerar o pensar que otros pensantes si pueden lograr cambios en su salud mental, espiritual y física.
  Y eso es lo que sucede cuando el doctor les da placebos, cuando el brujo les pasa la mano, les reza o los pone hacer rituales, o les leen su carta astral y los astros influyen muy bien en su salud, en su consciencia, etc.
  El comercio del engaño vende resultados a sus clientes, pero son resultados que el mismo cliente produce sobre sí mismo.
  El mismo pensante usa su poder, pero bajo la ignorancia e inconsciencia que tiene acerca de su verdadera naturaleza, no puede creer que sea ÉL MISMO, quién causa todos los efectos que experimenta.
  El poder de un pensante sobre sí mismo, se recupera cambiando las viejas e inútiles ideas que mantiene de que es un incapaz en esto.
  ¿Quieres comprobar cómo se induce a un pensante desde que nace a ignorar el poder que trae?
  Observa cómo te educaron tus padres, observa la realidad social, observa como tu educas o cuáles son tus puntos de vistas que compartes.
  Mira de manera exhaustiva, y luego entenderás. Casi ningún pensante hace mención de este poder como algo natural. Si el pensante con un cuerpo de niño se comporta como un genio, entonces es un milagro de los genes, del súper cerebro, o cualquier otra idea, pero al espíritu o al pensante no le reconocen el poder.
  El tema se ve complicado por las realidades o verdades que predominan en la sociedad. Algo parecido sucede a un científico cuando propone una nueva hipótesis, las dificultades provienen de las creencias de los demás.
  Nuestro caso es único, porque no solo tiene como dificultades las viejas ideas que traemos, es decir, tenemos problemas con nosotros mismos, y luego está la sociedad con sus autoridades acerca del tema.
  Revisa para ver cuantos temas o asuntos te inhibes de compartir con otros y cuáles son las razones que arguyes.
  Muere tu cuerpo y no exploras esas ideas como tiene que ser, porque chocan con la realidad acordada por la mayoría que te rodea, cuando la manera expedita de desarrollarlas es exponiéndola a que reciban toda clase de jamaqueo.
  Toda idea novedosa choca con las ideas acordadas, inclusive el primer desacuerdo es con toda la información que has guardado en tu mente.
  Tu educación puede ser un freno tan violento, que en ocasiones se te ocurre una idea, y de plano la rechazas como si fuera una serpiente venenosa. Y te programas con otras ideas que te impidan volver a pensar en esa idea. “Idea loca”, “idea irracional”, ¿Qué van a pensar los demás si se enteran? “va a ir al infierno” Bla, bla, bla…
  Por lo general los pensantes que producen nuevas ideas para compartir, tienden a evaluar sus ideas pensando en lo que pensaran los demás, “conociéndolos como piensan”.
  El Marketing se antepone a la creatividad, y el pensante se vuelve efecto de aquellos de quienes se supone quiere ser causa o producirles efectos con sus novedosas ideas.
  Hablo de ideas NOVEDOSAS, hablo de un pensante libre, que no piensa ideas para complacer los gustos de los demás.
  El pensante que ha liberado su poder, puede hacer ambas cosas y disfrutar sus ideas.
  Si examinas lo que es ser creativo, vas a encontrar cantidad de condiciones que dicen se requieren para convertirte en quien ya eres… UN CREADOR. Hay variedad de técnicas, trucos, consejos de lo que no debes o debes hacer, etc.
  El requisito para un pensante ser creativo es producir ideas hasta ahora no pensadas por otro ni por él.
  El compositor, la ama de casa, el profesional, el indigente, todos necesitan generar ideas novedosas, o ser creativos. Lo necesitan, pero como consideran que no lo son, viven repitiendo pensamientos. Así que siguen siendo los mismos de siempre y empeorando a medida que se modifica el entorno.
  Entonces tenemos miles de millones de pensantes creadores en el planeta y solo a un 1% por ciento se le reconoce como pensadores creativos, innovadores, etc.
  Y el resto, el 99%, (este porcentaje aproximado es mi propia deducción) vive envidiando, añorando, invalidado, luchando por imitar o llegar a ser tan buenos pensadores como los famosos… cuando ya lo son.
  No eres famoso, pero eres un pensador con el mismo poder que tienen el resto de los pensantes. Te invito a que hagas conciencia de ti mismo, pero no de tu personalidad o de tu cuerpo, vuelve a tu esencia.
   Ha sido un placer amiga(o).  Buen provecho con tu creatividad.  Nos vemos pensante.