Translate

viernes, 20 de abril de 2018

¿SABES QUE SABES O CREES SABER QUE SABES?


HASTA LA CERTEZA TRASTABILLEA EN PRESENCIA DE LA VERDAD.
  Hola amiga(o) pensante. Buscar la verdad es como buscar la causa de toda la realidad vivida por un pensante.
  ¿Buscas la verdad? Entonces comienza contigo. Si no puedes experimentar tu esencia, no has alcanzado suficiente consciencia de ti mismo y entender de lo que eres capaz.
  Esta consciencia permite conocer la causa de todo aquello que existe o es real para ti. El pensante en su rol de pensante es causa de la realidad que cree y vive, pero para ejercer como causa, debe rehabilitarse para operar a consciencia.
  Todo pensante considera tener acertadas respuestas a muchas interrogantes que se le puedan hacer. Responden con certeza de la verdad que dicen; es la verdad. A parte de las muchas preguntas que tienen sin responder.
   Hoy NO me atrevo a contradecirlos, porque tienen toda la razón, están hablando con su verdad. No importa si acordó con esa verdad porque leyó la biblia, lo dijo el papa, el pastor que habla por celular con Dios, Rockefeller o cualquier otra autoridad del planeta.
  La única forma que cambien de opinión y se les derrumbe esa certeza, es que una verdad superior aparezca y comience a cortarles la cabeza a los dueños de la vieja verdad.
  Como pueden ver, estamos hablando de conocimiento, de verdades relativas o respuestas que en ese momento la mayoría de los pensantes afirman, es la respuesta correcta, esa es la verdad acordada.
  Pero hablar de la esencia como pensante, no hay verdad o conocimiento que pueda compartir para describir como es y lo que se siente al experimentar la esencia.
  La consciencia o el saber que logres de ti, es una experiencia que, para comunicársela a otro, tienes que usar códigos o palabras que permitan una interpretación.
  Y esta interpretación es una idea, y como toda idea, permite a otro hacerse una realidad subjetiva (verdad), que difiere de la verdad o de la verdad que estamos hablando.
   El conocimiento es útil para desenvolverse en el universo físico, pero no te sirve para encontrarte o entenderte como la verdad que eres.
  Hay muchas creencias, muchas ideas producto de información acerca de la naturaleza de un pensante o de lo que en esencia es un pensante.
  El hecho que los pensantes “muertos” o sin cuerpos, anden con “cuerpos”, a veces a imagen y semejanza al cuerpo que usó, y se desenvuelvan con la misma consanguineidad como la que tenía en el plano físico, no significa que esos pensantes están experimentando su esencia, o están conscientes de estar conscientes. 
  Parecería que basta con morirse para volver a la esencia y experimentar la verdadera naturaleza. Te diré, que los pensantes podrán dejar el cuerpo, pero se llevan su mente full, se llevan sus “CREENCIAS”, su personalidad, su ego, conocimiento, etc.
   Es decir, su estado de consciencia no sufre cambios significativos. Cambian algunas realidades, pero eso le sucede a cualquier pensante que vaya a visitar un lugar que no ha visitado, o “no lo recuerda”.
  El camino a la verdad empieza en ti y termina en ti. Completar este camino, es volver al principio contigo mismo estando en tiempo presente. Tienes el tiempo de tu existencia en tus manos y puedes hacer muchas cosas a tu favor.
  ¿Qué significa este principio? Que tienes la oportunidad de actualizarte, de renovarte, rehacer tus metas o sueños y vivir una vida donde seas autosuficiente, consciente. Sabiendo que sabes, y sin embargo puedes no saber.
  Con pensamientos el rey pensante construye su Imperio, y con pensamientos puede rehacerlo de nuevo. Pero ahora habilitado para llevar una vida menos turbulenta, en armonía y en paz consigo mismo.
  Para un pensante habilitado, los secretos del universo comenzarán a develarse, y pasará por gratas sorpresas, al darse cuenta de lo que ahora es capaz.
  Seguiremos el tema, ha sido un placer. Buen provecho en tu reinado. Nos vemos pensante.