Translate

sábado, 5 de mayo de 2018

DEJÉ EL AMOR PARA MAÑANA


                  POEMA
El corazón me va a matar.
Por meses ha estado enamorado
de ella. La chica que trabaja
en la farmacia. Un rostro oval
donde armonizan sus ojos
con una boca de labios carnosos,
nariz proporcionada para
hacer juego con el cambio de
expresión en su rostro. Es bella
su sonrisa, su seriedad me excita.
No he visto su enojo, pero con
seguridad, va hacer que el corazón
desee mimarla para disfrutar el
cambio de color en sus mejillas.
Esa preciosidad le quito el sueño
al corazón, y lo mantenía de fantasía
en fantasía. Soñando escenas
de arrumacos con la mujer que
había puesto como copiloto en
la conducción de una vida plena
de alegría y encantadas aventuras
de amor.
El corazón me va a matar.
Le di tanta espera para abordarla
y dejar que el corazón dijera lo que
sentía por ella…
Que pasó una fatalidad inesperada.
Ella era una flor recién abierta,
su corazón usaba la fragancia del
amor para cumplir el mandato divino
de renovar la vida, y no fui yo
quien fue aceptado. Ni siquiera
supe si mi corazón era como el
espermatozoide que se alzara
con el triunfo para crear una
nueva vida.
Deje el amor para mañana,
hice mi corazón infeliz.
   Autor:  Emilio Fernández