Translate

sábado, 19 de mayo de 2018

MI OTRO YO Y EL BOTARATE


               POEMA
Las veces que me enamoro,
me transformo. La bonhomía
de mi corazón tiene la fuerza
para suprimir a mi otro yo.
Un yo que no actúa sin premeditar,
calculando los intereses que
están en juego, y no entrega nada
sin estar seguro de recibir lo que
ha previsto obtener.
Mi otro yo tiene las despensas
llenas, ahorrando con meticulosidad
cada céntimo que le sobre del
gasto justo y necesario.
Pero cuando llega el corazón
con el amor, su bonhomía no tiene
limites. Regalos, invitaciones y
complacencia a los caprichos de
la mujer amada.
Mi otro yo no lo soporta, no quiere
ver el despilfarro que hace mi
corazón con los ahorros, y al verse
impotente, desaparece para no
sufrir con lo que hace el botarate
corazón, que perdió de vista la
realidad de la vida, y pretende construir
un paraíso de amor dentro de este
mundo, donde el que no tiene dinero,
se muere de hambre.
Antes de desaparecer, mi otro yo dice:
“él afirma que no le interesa el dinero,
pero como le gusta gastarlo”.
Y yo, el verdadero, guardo silencio.
Los entiendo a los dos, los necesito
a ambos. ¿Qué sería mi vida si no los
tuviera?
AUTOR:  EMILIO R. FERNÁNDEZ R.