Translate

jueves, 24 de mayo de 2018

PUEDES SER FELIZ CONMIGO Y SIN MI


                  POEMA
Permíteme que me entrometa en lo mas
íntimo de tu vida, tu libertad de pensar.
Empezamos este noviazgo, porque sé
que puedes crear las condiciones
que debe tener un alma, para que el
corazón se sienta a gusto creando
un amor duradero.
Observo, que eres una más de los que
van por la vida buscando la felicidad
en el lugar equivocado.
Como puedes ver, no todo el que
busca encuentra, depende del lugar
donde estés buscando.
Mientras buscas la felicidad, como lo
han hecho muchos que yacen
descansando de su infelicidad en sus
tumbas, es lógico, que durante ese
tiempo de búsqueda, seas infeliz.
Te comportas como un infeliz que
anda con su cara y sus pensamientos
de infelicidad salpicando a los demás
con lo amargo de su presencia.
Lo más que te puede pasar, es que
encuentres a alguien cuya energía
de felicidad, te sirva de combustible
para sentir la dicha de gozar los reflejos
de una felicidad que no te pertenece.
Aquellos que, por alguna causa, pierden
estas maravillosas luces, radiadas
por otros, las impenetrables tinieblas
de la desdicha lo condenan a una
infelicidad dolorosa, de lamentos y
añoranzas por aquel que se ha ido.
Deja de seguir buscando la felicidad
en el lugar equivocado, no esperes
que yo te haga feliz.
La fuente de tu felicidad no se encuentra
en mí, ni en otro que no seas tú misma.
No hay nada del mundo material, ni del
mundo espiritual de otro, que te vuelva
un ser feliz, para que tu amor sea la
fuente más hermosa de sentimientos.
Lo efímero, es el paliativo que la
sociedad usa para calmar a los seres
sedientos de felicidad. Personas que
no encuentran en su mundo interior
algo que valga la pena, y su amor
es débil, rayando en la hipocresía.   
Nadie les dice; que no hay algo bonito,
bueno o interesante en su mundo que
los haga feliz, porque no lo han creado.
No estoy para hacerte feliz, ni para
ayudarte a ocultar tu infelicidad.
Cuenta con mi amor, para salir a
conquistar el mundo, voy a estar aquí,
esperando, mientras construyes esos
sueños en tu mundo interior, y estés
satisfecha contigo misma de lo que
has creado. Con nuestros sueños
en acción, es que vamos a disfrutar
la felicidad, compartiendo nuestras
propias aventuras y desventuras,
en la conquista de los que hemos
soñado. Te amo, tu puedes ser feliz
conmigo y sin mí.
   Autor:  Emilio R. Fernández R.