Translate

martes, 10 de julio de 2018

CORAZONES DE PIEDRA


               POEMA
La tristeza es un lujo para un
corazón de piedra. La ausencia
de sentimientos agrietan el contenedor
del amor y la gélida postura del alma
pisotea la ternura antes de que
forme parte de las miradas compasivas.
El uso de la fuerza y la imposición
maltrata los volubles corazones
que se hicieron para asperger las
radiantes luces del amor, en tonalidades
que armonicen con la vida feliz
para evitar las nubes grises que se
forman del egocentrismo radical
que solo quiere flores en su huerto
y desierto en los patios de sus vecinos.
Los corazones de piedra se hacen
con una mente pervertida por las
creencias de un alma que se niega
el amor para vengarse de los fantasmas
de su pasado, aunque sufra las
inclemencia de su propio desamor.
Los corazones de piedra no nacen,
se hacen ante la insólita mirada
de desencanto, de un mundo arruinado
por falta de entendimiento de la
causa de la injusticia y la infelicidad
que padecen.
 Autor: Emilio R. Fernández Ramos