Translate

sábado, 21 de julio de 2018

EL AMOR Y EL DIVORCIO


              POEMA
El divorcio o la separación
como lo quieran llamar, no es
un acto de maldad, si vemos
los hechos con objetividad,
viene como una bendición.
La inocencia del amor
en las primeras de cambio
permite que la relación flote
en superficial manto, para
disfrutar la pasión y compartir
los encantos. Las complejas
personalidad de los cónyuges
apenas se están mostrando, pero
con el paso del tiempo aparecen
los espantos.
Salen de la zona oscura, del fondo
del inconsciente, a incorporarse
a la fiesta, ya que el amor inocente
se olvidó tomarlos en cuenta.
Estos pequeños demonios
se hacen dueños del festín
y no hay amor que soporte
vivir en un matrimonio, donde
el infierno ha llegado, y por más
que se ha tratado no se puede
ponerle fin.
Viene la separación como solución
expedita, dolores, rabias y rencor,
son la motivación para romper
las promesas, que entre besos y
delicadezas se hicieron para toda
la vida, y aunque parezca mentira,
están salvando su corazón, de recibir
más heridas.
No se resista al divorcio, si se
lo están proponiendo, no se trata
de un error, o falta de razonamiento,
para ti no habrá más sentimientos
porque se le acabó el amor, y ya debe
estar pensando en un futuro mejor,
donde tú no formas parte, ya no tienes
ese honor.
Antor: Emilio R Fernández R