Translate

jueves, 26 de julio de 2018

ME DEJÓ POR HUEVÓN


              POEMA
Aquí estoy mal atendido
arruinado y sin amor
después de haber conseguido
riquezas al por mayor.
Me levante desde abajo
con esfuerzo y sacrificio,
pero tenía a mi lado a un
palo de mujer, ocupada de
los oficios y apoyarme con
su empuje para no dejarnos vencer.
Con su amor y voluntad
mantenía mi entusiasmo y me
hacia continuar, en las duras
circunstancias, cuando por
debilidad flaqueaba y perdía
toda esperanza.
Llegaron los buenos tiempos
como era de esperar, podíamos
disfrutar sin sentirnos presionados,
pero se me subieron los humos
y me convertí en un tarado.
Ahora era importante, las mujeres
y los amigos no cesaban de alagarme
y entre invitaciones y fiestas me
conseguí una amante. La mantenía
escondida, mi esposa no sospechaba,
pero en este mundo todo se sabe,
y no pasó mucho tiempo para que
ocurriera el deslave. La traición fue
como una daga que le destrozó el
corazón, y sin pedirme un centavo,
ni oír explicación, recogió sus
macundales y me dejó por huevón.
Como desquite y venganza, traje
la amante a la casa y seguí la
francachela, malgastando mi dinero
y exponiendo la salud, y a esa
mujerzuela  le complacía sus
caprichos como buen bobalicón.
Que siempre bobalicón había sido,
pero por amor y honestidad de mi
esposa, no se aprovechó de mi error.
Aquí estoy, enfermo y arrepentido,
aceptando este destino por tener
mala cabeza, y perder un gran amor
que marcó la diferencia, entre la
vida y la muerte, la muerte es mi castigo.
  Autor: Emilio R. Fernández Ramos