Translate

martes, 23 de abril de 2019

PENSAR POSITIVO vs PENSAR NEGATIVO


LA ENERGÍA PENSATIVA SE COMPORTA COMO TU LO DESEES. PERO, HAY UN PERO.
   Hola amiga(o) pensante. Cuando un pensante se queja que no puede parar de pensar, debiera estar claro que se refiere a dejar de pensar en ese mismo asunto que le ocupa la atención.
  Se trata de parar de pensar en ese asunto donde tiene fija la atención. En otras palabras, lo que desea es pensar en otras cosas y no de manera reiterada e incontrolable del mismo asunto que le atormenta y lo hace sentir mal.
  En lugar de tratar de parar ese pensar compulsivo, lo que debe hacer es tratar de cambiar de tema. O buscar otra cosa donde colocar la atención.
  Esta manera de pensar en un asunto de manera descontrolada, es una forma de generar “energía pensativa” negativa. Es la manera típica de auto-estresarse, angustiarse o sufrir enojos o iras que enferman el cuerpo y trastornan la conducta.
  Los estados de infelicidad se pueden medir por la cantidad de energía pensativa negativa que produce el pensante, y eso sucede cuando pierde el control del acto de pensar.
  Esos dolores de cabeza insoportables, que infunden tanto temor de morir de un derrame cerebral, en su mayoría los produce el pensante con ese pensar descontrolado.
   Los motivos para caer en ese pensar imparable, los problemas cuya fuerza superan su nivel de confrontación y se pierde el control de acto de pensar.
  No hay manera de vivir una vida de paz y amor, sin que haya dificultades o problemas que resolver. “No todo en la vida es color de rosa”.
  Cada pensante produce su propia “energía pensativa”. La proporción negativa, versus la positiva que produzca, le dará como resultado la calidad de vida que está experimentando o viviendo.
  No busques las causas de la infelicidad fuera de ti, cierto, existen motivos, pero es responsabilidad de cada pensante lo que haga para encarar los motivos o a quienes los promuevan.
  La “energía pensativa” adquiere el color o el comportamiento que tú le des. Nadie te hace estar enojada todo el día; nadie puede hacer que te sientas triste. Ni siquiera los hechos, ese dolor que sientes, lo produces tú, con el significado que le pones a tus pensamientos.
  No se trata de ser insensible, o una persona carente de sentimientos, pero todos conocemos personas que después de una pérdida o un hecho doloroso, no se recupera en años o en toda la vida, y la calidad de su vida se desmorona poco a poco. Hasta llegar a enfermar y muere.
   Hay quienes quieren resolver el problema de “pensar negativo”, tratando de “pensar positivo”.
   La positividad de los pensamientos o “energía pensativa”; no se le da con el uso de frases o palabras cuya definición en el diccionario sean “buenas o positivas”. Se trata de si tú puedes inducirle ese comportamiento a la energía o pensamiento que estás produciendo.
   Y si piensas en felicidad, y cuando te revisas observas que todavía tienes ganas de llorar, no se trata de que no sabes producir pensamientos positivos. Se trata del descontrol que tienes de la actividad pensativa, y por más que trates de pensar ideas positivas, no se te van hacer realidad.
   Vas a seguir experimentando la energía negativa que de manera involuntaria sigues produciendo, bajo la automaticidad de la mente.
  Hay que recordar, que los pensantes van creando conductas o comportamientos de manera inadvertida. Luego de un tiempo de estar pensando de una manera y comportándose así como considera, (“infeliz”), fija el patrón de comportamiento y es su mente que de manera automática lo mantiene.
  Para ese pensante ahora, cambiar a positivo la energía que produce cuando aborda ese asunto, no le va a ser fácil. Para lograrlo tiene que desmontar todo, pero la gente insiste que con pensar una idea positiva unas cuantas veces, desmantela esa manera de ser que viene usando desde hace meses o años.
  Como puedes ver, si quieres pensar y ser positivo, tienes que bajar hasta el fabricante de energía pensativa, para que vea lo que está haciendo y corrija su descontrol.
  Ha sido un placer. Buen provecho con tu energía positiva. Nos vemos pensante.
    Nota: si te quedas con dudas o preguntas que te gustaría hacer, vas a perder el tiempo. No puedes mantener la coherencia del tema en General.

jueves, 18 de abril de 2019

LA CAUSA DE TODOS LOS MALES DE UN PENSANTE


UN OPERADOR QUE PIERDA EL CONTROL, ES UN PELIGRO PARA SÍ MISMO.
   Hola amiga(o) pensante. El pensante es un operador cuántico. Operar produciendo “energía pensativa” (EP) y le da el significado o codificación para el efecto o realidad que va a experimentar.
  Esta consideración o significación, le programa el comportamiento a EP, para el tipo de efecto que va a sentir o experimentar el pensador.
  El pensante no siempre está en buenas condiciones operativas, debido a que pierde el control de la actividad pensativa, y la significación que le da a la “energía pensativa” que está produciendo, lo indigesta o lo enferma, ya que reduce su consciencia y capacidad de análisis.
  El estado psicológico viene dado por el significado que el pensante le ha dado a la “energía pensativa” que ha producido en su vida.
  Toda esta producción de “energía pensativa”, con su respectiva significación, forma parte del contenido de su mente. Por supuesto que es una mente cuántica, de la cual apenas usamos muy poco de su capacidad y pronto hablaremos de ella. (La mente cuántica genética es tu cuerpo físico)
   Toda la llamada energía negativa que administra una mente, es negativa por la significación que le ha dado el pensante. Igual puede decirse de la energía que considera positiva.
  La forma correcta de actuar de un pensante, para deshacerse de los pensamientos que le hacen tener un comportamiento errado, es encontrar la energía y cambiar o eliminar la significación que le dio en el pasado.
  Cuando un pensante recuerda algo de su pasado, está contactando la energía pensativa que produjo en esos momentos, pero lo que lo está afectando de ese recuerdo, bien sea positivo  o negativo, es el significado o la manera que consideró y considera los hechos.
  Es muy importante que diferencies la energía de la que está hecho tu cuerpo, de la “energía pensativa”. Tu eres invulnerable a la energía pensativa de otro pensante, a menos que consideres lo contrario. Pero tu cuerpo no, a menos que lo defiendas como defiendes tu hogar.
  En el artículo anterior te dije; invulnerable a hechizos, brujerías y a la actuación de otros espíritus o pensantes, con o sin cuerpos. Pero me refería a ti, no a tu cuerpo.
  Todas las Mentes Cuánticas Genéticas tienen abiertos todos los canales de percepción. De otra manera, como pueden estar en comunicación permanente con todo a su entorno. Las señales que tú le envías son consistentes y ella ya te identifica, además no tiene como alejarse de ti.
   No por que pase alguien por el lado o produzca un pensamiento cargado de contenido negativo para afectar tu cuerpo, eso va a suceder así de sencillo.
   La MCG es capaz vomitar algo que ingiera, y que ella detecte que le va hacer daño o es contrario a su supervivencia. Pero si la acción se repite una y otra vez, de manera consistente, no le queda otro recurso que buscar adaptarse a esa persistente señal, y en ese proceso de adaptación puede perder condiciones y hasta la vida.
  Inclusive, por el hecho que tú pienses un par de veces que te quieres enfermar, no significa que la MCG te va a obedecer de inmediato.
   Ya has visto cómo te cuesta desprogramarla de los efectos negativos que le has incitado a producir, e inducirla a que repare las deterioradas funciones, que por tus pensamientos le has causado.
  Si tú observas en el vecindario, puedes darte cuenta cuales vecinos hacen respetar su hogar, y quienes dan muestra de debilidad. La protección de tu cuerpo depende de tú actitud, no puedes comportarte como un debilucho o dar señales de que tienes miedo al pensamiento de los demás.
   Un pensante que llena su cuello de collares y pulseras, ya reconocidas como de protección, está enviando las mismas señales que captan los ladrones para escoger a sus víctimas. El miedo y la inseguridad son señales que ningún pensante debe permitirse en una sociedad plagada de pensantes en estado de descomposición social.
  Entonces amiga(o), tienes dos cosas que tomar en cuenta para tu rol de pensador. Primero; debes ser capaz de producir “energía pensativa”.
   Eres capaz, pero ahora que lo estás entendiendo mejor, revisa tus consideraciones o creencias. Si tienes ideas que te limitan o tienes una idea errada, como creer que esa energía viene del cosmos, o de otra fuente; aclara esas dudas. Tu poder va a depender, de lo que consideres.
   Segundo; la asignación de significancia a la “energía pensativa” que produces.
   Por lo general, los pensantes le asignan significado a los pensamientos, de acuerdo a su nivel de confrontación del momento o las circunstancias que están viviendo.
   En el grado que la presión, el dolor o cualquier otro efecto superen su nivel de confrontación, en ese grado pierde el control de la actividad pensativa, se reduce su nivel analítico, y los contenidos que produce dejan mucho que desear.
   Como puedes ver, no es nada difícil entender tu rol de pensante. En la medida que comprendas tu papel, en esa medida mejoras tu nivel de operatividad o de eficiencia en los resultados.
  Si quieres toma este consejo; no pongas como objetivo ser un pensante poderoso y eficiente para afectar a los demás. De intentarlo, lo que te vas es aprovechar de sus debilidades o creencias erradas. La ignorancia de otros, no es motivo para manipularlos o aprovecharse de ellos.
  Donde si vas a tener un exitazo, y hasta yo voy a celebrar si me entero, es transformándote en quien sueñas ser, y cooperando con tu MCG para que mantenga salud y una larga vida.
  Ya tenemos un poco de claridad del operador cuántico, ahora vamos hablar de su mente cuántica, algo diferente a la MCG.
   Ha sido un grato placer. Buen provecho con tu EP y sus contenidos. Nos vemos pensante.
 

martes, 16 de abril de 2019

LA ENERGÍA PENSATIVA Y EL OPERADOR CUÁNTICO

UNA MANERA DE HACERTE INVULNERABLE A BRUJERÍAS, MALDICIONES Y ESPÍRITUS PSICÓPATAS.
   Hola amiga(o) pensante. Es normal oír decir que los pensamientos son energía. Pero no nos hemos puesto averiguar qué tipo de energía es, o si la definición de energía que tomamos de la energía física le encaja perfectamente.
   Los pensamientos son energía, eso es lo que creemos hasta hoy; pero, ahora: ¿Qué tipo de energía es esa que podemos producir con tanta facilidad; y la excepcionales cualidades y propiedades que podemos inferirle para que cambie su comportamiento y experimentemos infinitas variedad de efectos.
   A esta energía o pensamientos le inferimos cualquier tipo de comportamiento, con la misma facilidad como la producimos, al punto, que aunque no se le preste atención, o se ignore lo que se está haciendo, esa energía produce los efectos que deseamos experimentar.
  El contenido de los pensamientos, el significado o idea, es lo que realmente le da la calidad o el tipo de comportamiento a esa energía pensativa.
  Las creencias, o manera de pensar que te definen y te hacer ser quien eres y como eres, son resultado del contenido o la significación que le has imprimido a esa energía.
  De acuerdo al comportamiento de la energía pensativa que produces, son los distintos estados emocionales, sentimentales y cualquier otra experiencia que experimentes. (Como sucede con algunas experiencias que nadie te cree, pero para ti fue algo real que viviste o vives)
   La Mente Cuántica Genética (tu cuerpo), responde o reacciona de acuerdo al comportamiento que le estás dando a la energía pensativa que infiere en ella.
   Pero volvemos al comienzo, creemos que los pensamientos en su esencia es energía. ¿Pero qué tipo de energía es esa que el pensante puede producir con tanta facilidad desde que nace?
   Lo primero que se piensa es, que como es energía, o la llamamos energía, es la misma de la que se encuentra en el universo físico.
  Si alguna vez los científicos pueden llenar un recipiente de energía pensativa o pensamientos, y hacer todas las pruebas para analizar su composición, se van a llevar una sorpresa. Esta no contiene átomos de algún tipo, o cualquier otro micro-partículas de las conocidas, que se encuentran en la energía de este universo físico.
   La energía conque construyes tu universo o mundo propio, mientras estás en este universo. No debiéramos llamarla energía, entendiendo que es de la misma de este universo.
  Los físicos cuánticos tienen problemas con el observador en el experimento de la doble rejilla. Pero si tú observas, el observador es artificial, es una cámara especial. Es decir la observación es indirecta y posterior al hecho.
   Pero este experimento ayuda a entender la energía pensativa (EP). Analiza esto: En la sola intención de observar, el pensante produce el pensamiento, y esta energía pensativa interactúa con la energía del universo físico en un plano cuántico donde el tiempo y la distancia están supeditadas al espacio. (Espacio es una condición previa para la formación de este universo, y se confunde con distancia)
  Es decir, el futuro, el pasado y la distancia, que conocemos, no existe para un observador cuántico. Y todo pensante es un observador cuántico. Aunque el termino más acertado es; “un operador cuántico”.  
   De energía pensativa es que está hecho el mundo propio de cada pensante. Toda la realidad que llamamos subjetiva, esa realidad particular que cada quien experimenta durante toda su vida, es creada con energía pensativa.
   Con ella construyes tu mundo. Todo el psiquismo y los fenómenos relacionados con él, que te hacer ser quien eres, lo produces pensando, o produciendo energía pensativa, a la cual le das significación para ti.
  Un pensante no existe en este universo sin producir energía pensativa. No hay forma que produzca una realidad que pueda experimentar.
  Observa este ejemplo de cómo podemos producir energía pensativa a diario.
   Tienes una vida, esa vida es única y real, verdaderamente real para ti. Todos los pormenores y detalles solo tú lo puedes experimentar. La relación con tu cuerpo solo puede ser real, mientras tengas consciencia y esa consciencia te la dan los pensamientos que produces.
   A esos le añadimos todo lo que un pensante debe hacer mientras está vivo e interactuando en una sociedad. Como llevar a cabo sus sueños, y resolver problemas de supervivencia y convivencia.
   Para todas estas cosas hay que pensar, hay que producir energía pensativa. Decimos que esa es la realidad de la vida, de la cual, lo mejor es no evadirla.
   Pero los pensantes tenemos otro recurso para producir energía pensativa con significados favorables, cuando la cruda realidad de la vida, se nos convierte en barrera y fracasos, y la energía pensativa que producimos y que experimentamos, es de una significación o comportamiento que nos deprime, nos enferma o nos llena de infelicidad.
   Cuanto más dura y cruel sea la realidad de la vida, más el pensante se retira a su mundo a imaginar, a fantasear con pensamientos de triunfos, conquistas, fama, fortuna, poder, cualidades excepcionales, etc. Produce historias de vida a su satisfacción, y así puede experimentar, lo que en la vida real no puede.
   Te debe haber ocurrido, que cuando estas fantaseando, imaginando la historia como te gustaría que sucediera, por momentos reconoces que eso no te soluciona nada, pero es tanta la necesidad de experimentar esa energía con contenido de éxito, que reincides a pensar y pensar. A veces, repites en tu imaginación esas escenas de clímax, donde logras concretar el triunfo, para saborearlo una y otra vez.
   La única manera de hacerle daño a un pensante, es lograr, que él se lo haga con su propia energía pensativa. Si yo te hago sentir miedo, el daño te lo hace la energía pensativa que estás produciendo, con la connotación de miedo que le estás dando.
   Si eres de los que crees en espíritus que andan por ahí fastidiando, atormentando o haciendo daño, y tienes que estar protegida(o) con algunas de las mil maneras que han inventado, aclara el mal entendido y serás invulnerable a maldiciones, hechizos, mal de ojo o de cualquier otro mal de lo que la gente considera, piensa, cree, que le puede hacer otro espíritu o pensante.
   Estamos despertando a una nueva era, no dejemos que la llenen de basura como las anteriores.
   Ha sido un placer. Buen provecho operador cuántico. Nos vemos pensante.
  Por si deseas contactarme: emiliofernandesr@hotmail.com

sábado, 13 de abril de 2019

COSAS DEL AMOR VERDADERO


                  POEMA
Para casi todo el mundo, no para mí,
el verdadero amor,
es aquel que nace de un alma noble,
con un corazón bondadoso
protegido por una serie de preceptos,
códigos éticos y morales, que garantizan
al enamorado, que nunca le van a poner los cuernos.
No habrá engaños ni mentiras, y le será fiel
hasta después que la muerte los separe.
Para este amor verdadero, es necesario reconocer
el alma gemela. Ser capaz de descubrirla observando
por dentro del espeso follaje, y del grueso caparazón
que forma la psicología alrededor de la personalidad.
Este amor verdadero, ha hecho que a muchos le sucedan
aparatosos accidentes que le dejan heridas imborrables.
La filosofía que sustenta este amor verdadero,
no responde por los crímenes y suicidios pasionales
que aparecen todos los días en los titulares de la prensa.
Para conseguir este amor verdadero,
se necesita tener una máquina de escaneo,
como la que usan en los aeropuertos,
para ver los contenidos dentro del equipaje
sin abrir la maleta.
Y con todo eso, la borrosa imagen que se puede ver
no es suficiente para afirmar,
esta es mi alma gemela, este es el amor verdadero.
En cambio yo, puede que haya otros,
pero solo respondo por mí.
Mi amor verdadero, es aquel que me muestra
la belleza de un cuerpo femenino.
No pierdo tiempo haciendo un riguroso escaneo
para no equivocarme al elegir el alma
que reúna toda esa cantidad de códigos morales
que me garanticen un amor de verdad.
Ella lo que necesita es caminar donde pueda
examinar su cuerpo. Mis códigos son un buen
trasero, sobre unas piernas torneadas,
que irradie exuberancia por todos los poros
de su piel.
Que no le sobre, pero que tampoco le falte nada.
Mi amor verdadero no sufre con los devaneos,
las traiciones, engaños o trato hipócrita de esas
almas que gozan de la fortuna de llevar un cuerpo
espectacular.
Pero si siento mi amor traicionado,
cuando esas mujeres que me permitieron
poseerlas, por la razón que tuvieran,
durante el tiempo que ellas decidieron,
ahora las vea, aunque sea en brazos de otro,
con su cuerpo abandonado.
Caminando y vistiendo como religiosas,
para burlarse de mí amor.
Mi amor verdadero, es la mujer que no he
visto.
Siempre, la que acabo de conocer
con las medidas o códigos apropiados
a mi gusto, es mi amor verdadero.
Autor: Emilio R Fernández Ramos

       Nota: Un saludo a mis lectores de poemas. Los tenía olvidado. Ahora soy un aprendiz de Trader, o comerciante en el mercado de divisas (Forex). Con el propósito de volverme rentable y generar ingresos para paliar la debacle económica que se sufre en Venezuela. Y para aquellos que conozcan el asunto, saben que los novatos y más si lo hacen por su cuenta, sin maestros, ni tutores, tienen que dedicar mucho tiempo para adquirir la destreza y el conocimiento necesario. Así, que si eres un experto y te has mantenido en el tiempo, acepto consejos. Saludos pensante.

viernes, 12 de abril de 2019

UN PENSANTE EXTRA-UNIVERSO


LA NATURALEZA DEL PENSANTE, EN ESTE UNIVERSO, SOLO LE PERMITE PENSAR.
     Hola amiga(o) pensante. ¿En Venezuela?... por lo que me he podido enterar entre apagones, los protagonistas siguen igual; midiendo fuerzas. Veinte años midiendo fuerzas, y mientras tanto, el país en retroceso, y parece, que hasta que no terminemos de caer al precipicio, no van a parar.
   Espero que de ti tengas buenas noticias; como que ya no te parece imposible que, con tu poco conocimiento de la Mente Cuántica Genética (tu cuerpo físico), puedes intervenir a consciencia en su programación. (Ella vive auto-programándose y usa también las señales que tú le transmites con tus ideas).
   U otra buena noticia, como que te identificas como un pensante y sabes lo que eres capaz de hacer o no hacer con tu vida. Se acabaron las excusas, las echaderas de culpas al destino, a la mala suerte o cualquier otra cosa.
  El pensante necesita producir su propia luz. Puede ampararse o guiarse con la luz de otro, pero esa tranquilidad desaparece cuando el otro ya no esté. Todos vamos a dejar este cuerpo en algún momento.
   Los padres, los verdaderos maestros, o iluminados, se regocijan de alegría, cuando sus alumnos brillan con luz propia y se marchan a compartir sus buenos frutos. Así que si te consideras hijo o alumno, ya sabes lo que tienes que hacer.
   No existe un despertador de pensante, no existe ni va a existir tecnología que cure el descontrol de la actividad pensativa. Eres el pensador, y como tal, no puedes permitir que dentro de tu cabeza (allí se siente localizado el pensante como consciencia), ocurran desordenes que no puedas resolver.  
   Esta información que comparto contigo no te va a cambiar, ni ninguna otra, por muy prestigiosa que sea la fuente. Al final, los cambios en ti, lo produces tú.
  Ser agradecido no significa que se deba renunciar a la verdad. No puedes negarte la causalidad de los fenómenos que produces para ser como eres.
  Observa, cuando examinas los hechos pasados, para aclarar situaciones que te siguen haciendo sentir mal, se debe estar muy claro que el objetivo es examinar a consciencia, todas las consideraciones o pensamientos que se concluyeron, y las decisiones que se tomaron estando en medio de la crisis.
   Siempre que examines situaciones conflictivas en tu vida, no temas volver a repasar la película con todos sus detalles, pero consciente que lo estás haciendo para ver la clase de estupideces que decretaste o concluiste en esos momentos.
   Es posible que esté bien que nunca más vuelvas a tratar a esa persona, pero ahora tu decisión está ratificada después que recuperaste el control, y en tu análisis en frio, sin estados emocionales caóticos, concluyes que no te conviene.
   Un pensante puede encarar el descontrol que ha sufrido en el pasado. Le hace bien observar como pierde el control de la actividad pensativa, y el tiempo que dura bajo los efectos de los pensamientos que produce estando en ese descontrol. Si le dedicas un poco de tiempo para observar paso a paso, como pierdes el control del acto de pensar, la próxima vez que entres en descontrol, es posible te rías al ver el espectáculo que estás dramatizando y los tipos de pensamientos que produces.
   Has la prueba; revisa la lista de rabietas, enojos, miedos, perdidas, tristezas, etc. escoge un hecho que no esté muy cargado, no vaya a ser que revivas el enojo y el descontrol sea tan fuerte, que pases el día de mal humor. Existen descontroles crónicos.
   Pero si puedes, observa como el descontrol del acto de pensar, se te vuelve activar cuando recuerdas los hechos. Obsérvate, mira los cambios que se producen en tus emociones, en tus sentimientos.
   Esa alteración emocional o sentimental, que al recordar, parece venir sin ninguna causa real, proviene de esos hechos pasados donde perdiste el control del acto de pensar, y los pensamientos que produjiste, quien los controla es tu mente.
   Ella cumple con su función, ejecutar patrones de comportamientos que diseñamos nosotros con nuestras ideas o pensamientos.
   Los hábitos son patrones de comportamiento que liberan al pensante para que se ocupe del acto de pensar presente o del momento. Para eso es la mente; de no ser así, tendríamos que vivir recordando, y no tendríamos tiempo para observar y pensar en el ahora.
    Los pensantes por lo general tienen la idea preconcebida, de que entender su verdadera naturaleza, como ser pensante o ser espiritual, es una ardua tarea de estudios profundos y complejos que le debe llevar esta vida y quizás muchas otras.
   Así que no están dispuesto a creer en una información sencilla, que lleve tres o cuatro párrafo de un texto, y si son menos palabras, menos se puede creer que sea suficiente para entender la esencia de ese ser tan poderoso.
   Yo soy no solo extra-terrestre, soy extra-universo. Sí, eso que entendiste, no soy de este universo, por lo tanto no hay términos o palabras que puedan describirme. Y creo que a ti tampoco.
  Y no entres en el tonto circulo vicioso de la gallina y el huevo, preguntando: “entonces, si no eres de aquí, ¿de dónde eres, o de dónde vienes?”.
  Los pensantes no soportan la NADA como respuesta, para indicar algo, que permita entender, “solo entender”, el principio de la existencia.
   Necesitan saber quién fue primero. Y cuando encuentran un algo que consideran es el principio o primero, la alegría les dura poco tiempo. No tardan en volver a preguntar: por ejemplo: “Anja, Dios creo al mundo, ¿y quién lo creo a él?”.
   Te repito; no te compliques más de lo que estás; en este momento solo necesitamos saber lo que podemos “hacer” como pensante.
   Comprobado está, si no lo has hecho compruébalo. El pensante PIENSA. Observa para ver si eso es verdad para ti.
   Puse la palabra “hacer” entre comillas. Ya que este “hacer” de un pensante, obliga a suponer que tiene que hacerlo mediante algo o usando algo.
   Esta es la razón, que la gente no puede creer que un pensante piense sin cerebro. Tiene a juro que tener algo físico conque pensar.
    Las otras miles de cosas que puede HACER un pensante aquí en este universo, esas si son a través o mediante el uso de algo. Con el cuerpo y todos los instrumentos que pueda inventar.
   Pero todas las acciones que promueve en el universo físico lo hace pensando. Produciendo “Energía Pensativa”. (Tendremos un artículo para hablar de esta EP)
   En conclusión, en este momento solo necesitamos saber que todo lo que podemos “hacer”, es pensar; en otras palabras, producir pensamientos.
  Trata de levantar tu cuerpo de esa silla sin producir un pensamiento. No vayas hacer como alguien que se puso de pie y me dijo; “lo hice y no pensé”. Los pensamientos no tienen que ser verbalizaciones en tu cabeza para saber que estás pensando.
  El ponerte de pie es una decisión, (pensamiento). El ir a la nevera para beber agua, no necesitas ir pensando “aquí voy caminando para beber agua fría”. Te dan ganas, te paras de la silla, tomas el agua y en ningún momento oyes en tu cabeza el pensamiento decisivo.
   No te confundas; el pensante no puede levantar la silla, pero si decide hacerlo, siempre encuentra un medio para hacerlo. No puede hacer hijos, pero usa un cuerpo y lo goza mientras lo hace.
  Ha sido un placer. Espero goces usando tus pensamientos. Nos vemos pensante extra-universo.

martes, 9 de abril de 2019

CUIDADO CON TU ESTILO DE PENSAR


 EL ROL DE PENSANTE YA LO TIENES, PERO DEBES REASUMIRLO A CONSCIENCIA
   Hola amiga(o) pensante. ¿Por aquí? …Sigue el tira y jala entre las dos fuerzas que quieren controlar el país, y mientras tanto, siguen ocurriendo tragedias que están enlutando a muchos hogares venezolanos, propiciadas por la situación que se vive.
   Hay muchas personas como yo, que quisiéramos tener la varita mágica de Harry Potter, y volverles la cordura y el buen juicio en segundos. Pero no tenemos ese poder, y menos, pensar por los demás.
   He “observado”, por deducción, que te distes cuenta que estás involucrado de manera directa con la genética. Es decir, el genoma de tu cuerpo te importa mucho. Pero, no sabías como tratarlo para mantenerte en buenas condiciones físicas.
   Vamos enfocarnos en ti como pensante, y luego abordamos tu mente y los problemas que puedes tener con ella.
   “El pensante, piensa”. Pareciera estúpido decirlo, pero yo veo a mi alrededor cualquier cantidad de pensantes que no parecen reconocer su rol, y lo vital que es para su salud, calidad de vida y logro de sus anhelados sueños.
   Si tal consciencia existiera, no pararíamos hasta tener un control absoluto de la actividad pensativa. Existen montones de personas, que saben que no pueden controlar el pensar (ellos le llaman controlar los pensamientos) y lo que hacen es quejarse o habituarse a vivir en ese desorden mental.
   Estas personas, ya saben de su descontrol y los problemas que le causa, y han leído muchas recomendaciones para lograr el auto-control, y todavía están esperando tener tiempo, o que se den no sé qué condiciones especiales, para trabajar por su bienestar.
   Desde que se nació, se está pensando; nadie nos dio luces orientadoras para perfeccionar esa acción, y cada quien se las arregló en la oscuridad y soledad de su “cabeza”, para crear su “estilo pensativo”.
   Al punto, que cada quien siente que su estilo o manera de pensar, es diferente al de los demás pensantes.
  Confunden el acto de pensar con los contenidos de los pensamientos que producen mediante este acto, o cualquier otro método que tengan para darle significado o interpretar las cosas.
  No hay diferentes maneras de producir pensamientos, lo que existen son diferentes consciencias y control del acto de pensar. Y luego viene, la calidad de los pensamientos que se producen, que son los que determinan tu personalidad y la imagen u opinión que se forman de ti los demás pensantes.
   Observa; aún en el peor descontrol que tenga un pensante de la actividad pensativa, no pierde la virtud de pensar. Los estados de demencia son temporales, ese pensante, antes no lo estuvo, y en un futuro, que puede ser le próxima vida, o en el tiempo que pasa entre vidas, se recupere. (No hablo de daños cerebrales u otra causa genética que producen comportamientos similares).
   Educarse no es aprender a pensar, es adquirir buena información para usar en el acto de pensar. Los genios no producen ideas brillantes repitiendo lo que aprendieron.
   Observa para ver cuánto te repites a ti mismo, o repites lo que los demás han pensado. Ningún artista o creador se permite repetir ideas.
   Usa los pensamientos que ya ha creado, pero usar las ideas es otra cosa. La personalidad, es un uso de las ideas que hemos producido.
   Por cierto, hay que echar una mirada, porque cuando nos damos cuenta, pasan los años y lo que estamos usando es un montón de pensamientos cachivaches pasados de moda.
   Hay allegados, amigos o familiares que los conozco de muchos años, y me da pena ajena, verlos en tanta escases de creatividad de nuevos pensamientos. Al punto que, se ha hecho natural que con la llegada de los años, la persona repita hasta los mismos recuerdos o hechos, y los demás afirman que no se da cuenta por la edad.
   No es la edad mis amigos, es que desde hace mucho tiempo ha venido poco a poco abandonando su rol de pensante activo, para reciclar una y otra vez los viejos pensamientos, o dejar que su mente le diga los que tiene que decir, y como ella funciona en automático, sabe lo que a él le gusta recordar, y se lo trae a la memoria y el pobre ni se da cuenta que es la misma comida.
   La MCG, medio de comunicación del pensante con el mundo físico, cuyo cerebro se activa eléctricamente y está presta para responder a la demanda que le haga el pensante, al no tener casi uso, se adapta a la poca demanda y empieza a cerrar subestaciones (neuronas).
   La personalidad (producto de pensamientos) y el cuerpo físico, llegan a combinarse de tal manera, que sin el cuerpo, el pensante siente o cree que no puede razonar, percibir y codificar observaciones o imaginaciones novedosas, para volverlas comunicable para él mismo o para otros pensantes.
   Hacer consciencia del rol de pensante, es el primer paso para empezar a poner orden en el mundo propio, y prepararse para conquistar las estrellas.
   Te espero para seguir profundizando en los poderes de un pensante. Buen provecho con tu estilo de pensar. Nos vemos pensante.  

domingo, 7 de abril de 2019

LA GENÉTICA EN NUESTRO FUTURO


AUNQUE NO LO DESEES ERES UN PROGRAMADOR GENÉTICO
   Hola amiga(o) pensante. ¿En mi localidad?... La electricidad está llegando, de repente se va, vuelve, dura un tiempo y se va. Por lo menos aquí, no tenemos un horario fijo para el racionamiento. Y para colmo, a mi nevera se le quemó el motor, por las fluctuaciones eléctricas.
   Pero vamos a lo nuestro. ¿Recuerdan la Mente Cuántica Genética (MCG)?… Bien, hemos hablado de la esencia del cuerpo físico, un conjunto de memorias o comportamientos de energías funcionando en “casi” perfecta coordinación y sincronización. Un logro evolutivo, causado por leyes fundamentales que rigen en este universo.
   Lo que llamamos patrones de comportamientos orgánicos, son el resultado de la lucha de la MCG por sobrevivir como individuo y persistir en el tiempo como especie.
  Como pensante, somos como una variable que se introduce de manera arbitraria con la MCG. Hemos sido capaz de causar modificaciones genéticas violando las leyes en las cuales se sustenta la MCG para adaptarse, con un grado mayor de garantía para sobrevivir.
   Todas las soluciones estructurales que tienen las distintas especies, (animal o vegetal) para defenderse, atacar, reproducirse, movilizarse, etc. no se producen de la noche a la mañana.
  Cuando el mismo hábitat sufre una modificación por causas naturales que viola les limitaciones que imponen las leyes que permiten la adaptación para sustentar la vida, la especie empieza a desaparecer o a extinguirse.
  Nosotros hemos causado y seguimos causando la extinción de numerosas especies. Hemos hecho modificaciones genéticas a muchas especies, no solo para beneficio de nuestro propio impulso a sobrevivir. Modificamos especies por gusto o capricho (perros, gatos, etc.), y por descuido o acciones irresponsables. Y no nos importa si la modificación beneficia la supervivencia de ese ser genético o la especie completa.
   Somos modificadores genéticos y lo seguiremos siendo. Los intereses futuros de toda la humanidad se están fundamentando en la manipulación genética de las especies y de nuestro propio genoma.
   Ya no tienes que evadir el asunto, estás involucrado, y se supone que vas a ser beneficiado, o beneficiado tus descendientes con los logros que se produzcan en el campo de la genética.
  Puedes responderte estas preguntas para saber si te interesa el tema; ¿quieres vivir muchos años reduciendo al mínimo las enfermedades?, ¿quieres mantener tu cuerpo joven y saludable? , ¿Quieres retardar el envejecimiento o rejuvenecerte si ya tu cuerpo pasó la etapa de su óptimo desarrollo?
   El cuerpo mis queridos amigos, es la prioridad para muchos pensantes. Inclusive; primero que la salud mental o las condiciones espirituales.
   De todas formas no importa el orden de importancia que des a esos tres aspectos de la existencia, el cuerpo físico es el vehículo con el cual nos estamos desenvolviendo y necesita atención completa.
   Les pongo como ejemplo mi propio caso. “Con 58 años cumplidos, no sabía que era “hipertenso”. Toda la vida estuve enfocado en los asuntos de la mente y la espiritualidad, y poca atención para comprender la anatomía y funcionabilidad del cuerpo.
   Hice como hacemos casi todos; ese conocimiento es para los médicos, ellos son los responsables de curar mi cuerpo si se enferma.
   Menos mal que cuándo me dio el infarto, mi cuerpo estaba en buenas condiciones y resistió las rupturas que sufrieron los músculos del corazón.
   Sobreviví, pero las pruebas físicas demostraron que el cuerpo había perdido como el 30% de su capacidad, y ahora quedaba tomando medicamentos para la tensión por el resto de esta vida.
   Así fue que me interese en el cuerpo; pero para resumir, ya a los seis meses deje todos los medicamentos (el doctor me regaño muy fuerte y no fui mas), puedo correr por horas, hacer ejercicios aeróbicos y hasta con pesas, hoy a los 69 años”.
  La idea es compartir información que pueda serles útil para prevenir o solucionar problemas de la MCG.
  Con certeza les puedo decir, que no es suficiente el conocimiento que se tiene del cuerpo, la mente y el pensante son factores inseparables, y hay que considerarlos a la hora de atender la Mente Cuántica Genética.
   Por esa razón es necesario replantear nuevos puntos de vista acerca del pensante. Quizás existan datos valiosos aportados por maestros en el pasado, pero se encuentran perdidos en una montaña de información, que nos llevaría siglos extraerlos de los miles de textos que ni siquiera son los escritos originales.
  La primera ganancia o beneficio para su salud que obtiene la persona, cuando comprende las facultades que tiene como pensante, es desaparecer ese 85% o más, de enfermar o propiciar enfermedades en su cuerpo.
   El resto de las enfermedades son causadas por contagios con microorganismos, factores genéticos activados por alimentos u otras causas, y le degeneración o perdida de cualidades por el envejecimiento.
   El pensante está involucrado con la programación genética, más le vale que no lo ignore, su cuerpo se lo va a reclamar de malas maneras, y vendrán las dificultades, o la muerte.
   Ha sido un placer. Buen provecho con tu MCG. Nos vemos pensante.