Translate

viernes, 17 de agosto de 2018

AUTO-CONTROL E IMPOTENCIA


LAS FALLAS EN EL AUTO-CONTROL NO SE CORRIGEN CON SOLO SABER LA TEORÍA.
    Hola amiga(o) pensante. Soy de los que se incomodan hablando de un tema donde se plantean enfoques prometedores para obtener cambios favorables en la vida, pero no ofrece soluciones o indica un método o manera de proceder de acuerdo a ese planteamiento.
  También me incomodan aquellos pensantes que quieren hartarse de teorías y quejarse, pero les da flojera o nunca tienen tiempo para hacer las pruebas que haya que hacer para observar si en verdad ocurre lo que se promete.
  No basta experimentar ese agrado maravilloso que ocurre cuando se leen las ideas expuestas por otros pensantes con mucha autoridad en el tema, y coinciden con las ideas que uno ya se ha formulado.
  Hay que ser pragmático, solo la práctica basado en la teoría que se tiene, permite el desarrollo del entendimiento acerca de ese asunto. Sin contar los beneficios que se logran mientras se hace la práctica.
  En el caso de los resultados en la salud física como consecuencia del control del acto de pensar, de los resultados en el desorden mental y los mejorados cambios en las actitudes fundamentales de la personalidad, he propuesto mis enfoques, pero también lo que debe empezar hacer un pensante para comprobar si funcionan.
  Son cuatro años hablando de la actividad pensativa, haciendo resaltar la importancia vital que tiene a la hora de producir ideas, y con ellas las distintas actitudes y estados anímicos y emocionales.
  La calidad de las ideas que produce un pensante, depende de su control con el acto de pensar.
  No se puede lograr el deseado y milagroso “auto-control”, si no se empieza a controlar el acto de pensar.
  Si ya padeces de algún grado de falla en el “auto-control” en algunas situaciones, es evidente que se perdió el control de la actividad pensativa y los pensamientos hechos seguirán induciendo al pensante a seguir perdiendo el control.
  El pensante que cae a estados emocionales alterados, no puede cambiar ese comportamiento si no cambia los pensamientos o ideas que le inducen a esa actitud. Pero no los podrá cambiar mientras se descontrole cada vez que piensa o recuerda el tema o asunto.
  Así que la entrada es, volviendo al control de su actividad pensativa. Sin ese control, no podrá tranquilizarse o serenarse para volver a estar en condiciones de discernir y tomar decisiones que en lugar de empeorar la situación o su estado anímico, lo mantengan a salvo del peligro de sus propias ideas.
  La actitud más elevada que puede lograr un pensante para producir ideas de calidad, como le gustaría que fueran, se logra con la SERENIDAD que logre alcanzar y mantener el tiempo suficiente para NO permitirse caer a rangos de menos estabilidad, ya que sabe las consecuencias.
  Muy pocos pensantes viven pendiente de no permitirse repetir evidentes descontroles del acto de pensar como consecuencia de sus relaciones personales y circunstancias en la vida.
  Después de enojos, molestias, sustos, alteración por malas noticias, etc. es importante poder volver a la serenidad para retomar el control del acto de pensar.
  La vida no se detiene y el pensante debe seguir en otras actividades con un PENSAR bajo control. Las malas condiciones sociales, económicas, etc. pueden durar años, décadas, así que tu salud, depende de ti.
   Lo peor que puede hacer un pensante, es llevar una vida reactiva a ciertos hechos cada vez que se presenten. De manera inadvertida está consolidando un patrón de comportamiento que se hace crónico.
  Lo que significa que cada vez pierde más control, y su incapacidad se acentúa hasta extremos de experimentar desórdenes mentales y físicos generalizados.
  Todo lo que siente un pensante que no le agrade, antes de consultar al brujo, al médico, al vecino, al especialista o pensar cosas, que por lo general son “cosas malas”, revise para ver cómo ha estado con el auto-control últimamente.
  El estrés, la presión, los problemas familiares, etc. son motivos para el descontrol. Estos hechos son visibles, pero los pensamientos producidos en esas condiciones no son para nada visibles y saludables. Desaparecen de la vista o de la consciencia.
  Volviendo a la práctica. El pensante sabe la teoría, entonces si no quiere sentirse mal, que le cuesta intervenir cuando se enoja o se preocupa demasiado, y no puede tranquilizarse.
  Con solo hacer consciencia de cómo está en ese momento fuera de control, ya el descontrol disminuye y puede hasta examinar el tipo de pensamientos que está produciendo. Pensamientos que reconoce, no tienen la calidad para que puedan beneficiarlo.
  Cuando conduces un carro, no te puedes dar el lujo de no estar pendiente del manejo. Y si te escapas a pensar o a fijar la atención en otra cosa, lo haces con un ojo cerrado y uno abierto. Estás alerta ante cualquier alteración.
  Y lo haces porque sabes las consecuencias de no mantener el control. Pero no entiendo cómo puede haber diferencia con los peligros de enfermar el cuerpo, o padecer trastornos mentales.
  ¿Tú qué opinas? Ha sido un placer. Buen provecho con el auto-control. Nos vemos pensante.

jueves, 16 de agosto de 2018

LOS VALORES DEL AMOR


                POEMA
Pude haberte perdido por necio.
Me senté en las pantorrillas y
talones a suplicarte que no me
abandonaras. No te mentí cuando
te dije que reconocía que por mi
comportamiento era merecedor
del peor castigo, y el abandono
era la pena menos dolorosa que
podía recibir. Con tu firme actitud
me removiste las lagañas que me
tapizaban los ojos de la consciencia
y pude ver que la realidad que me
orgullecía, era una descarada burla
a la nobleza sentimental de un
corazón que se entrega con cada
latido, hasta que la muerte le impida
fluir por el torrente sanguíneo de
la vida, los sentimientos que mantienen
en sintonía a los amantes. Así el mundo
a su alrededor los impacte con las
esquirlas que se desprenden del
bombardeo de almas que estallan
por falta del combustible del amor.
Tomaré tu mano y me dejaré conducir
con la iluminada luz de tu alma que
da prioridad a vivir con armonía, paz
y amorosidad, por encima de las
efímeras pretensiones de vivir lo
que se presente con contenido de
placer, considerando que la vida
es una sola y para el disfrute no
hay valores que se respeten con tal
de no dejar pasar la oportunidad.
Me has dado una lección de amor
y entender los valores que representa,
para alcanzar plena consciencia de
quienes somos… y cuanto valemos.
  Autor: Emilio R. Fernández Ramos

martes, 14 de agosto de 2018

EN COMPAÑÍA DEL AMOR


                   POEMA      
Compadezco al hombre o la mujer
que después de haber convivido con
su pareja que ama, por un tiempo,
por las circunstancias que sean,
se ven en la necesidad de dormir
separados o solos.
No importa si acostumbra a dormir
a un lado de la cama y ni siquiera
se tocan, pero sabes que está ahí,
puedes estirar un brazo o una pierna
y el contacto transmite la sensación
de compañía que relaja al espíritu,
y en el sueño fluctúa por las ondas
cerebrales alfa, beta, theta y delta,
en una intensa actividad de
compaginación de sentimientos
para la madurez en la estadía
en un mundo donde no se puede
vivir sin haber amado. No importa
si quien fue el gran amor en la vida
ya no está en cuerpo presente,
se amó y se seguirá amando, porque
ya el corazón sabe lo que tiene que
hacer para instar el alma a que
ejecute la danza del amor, porque
está sonando la musicalidad de
los sentimientos que unen los
corazones, y se integrará el fruto
del naranjo para cumplir con la
finalidad de complementar el amor
con otro amor, y el corazón con
otro corazón.
La soledad causa frío en el alma,
y la impresión que se experimenta
no es de soledad, es una sensación
de estar perdiendo un tiempo precioso
para estar con quien se desea, pudiendo
tenerlo al alcance de la mano
para que cualquier deseo que se
presente, se satisfaga y no tener
que lamentarse por no poder.
El que sabe de esta experiencia,
comprende lo que le está sucediendo
a ese o esa que está dando vueltas
en la cama, o buscando un consuelo
con las almohadas, que nunca podrá
conseguir.
  Autor: Emilio R. Fernández Ramos 

lunes, 13 de agosto de 2018

EL DESTINO DE UN GENIO


SI NO CONFÍAS EN TI, DEBES TENER UNA MENTE ATESTADA DE IDEAS QUE TE INUTILIZAN.
  Hola amiga(o) pensante. La credibilidad de un pensante en sí mismo, acerca de su capacidad o potencial que dispone con respecto a su poder creativo, es la medida de su genialidad o talento.
  Tú dices cuanto puedes, no basta que otro confíe en tu talento o en lo que podrías llegar a crear, es la propia confiabilidad que mueve la locomotora.
  Hacer excelente el trabajo que le han encargado, y considerarse inteligente, capaz de aprender y hacer otros trabajos con la misma excelencia, no es suficiente para que un pensante sea un emprendedor o saque a relucir su genialidad.
   La mayoría de los pensantes “que se han quedado en el aparato”, (caballos de carrera que dan la partida y no arrancan a correr) considerando que no tienen talento, nunca han examinado como fue que llegaron a esa conclusión.
  Por lo general llegaron a esa brillante conclusión con su poder creativo, producto de la educación que recibió desde que estaba todavía pegado de la teta de su madre.
  Los paradigmas establecidos para examinar que tan buen pensador va a ser un niño cuando crezca, son filosas cuchillas que cercenan la autoestima, confianza y credibilidad en sí mismo como pensante.
  Los padres, maestros y todo aquel adulto que esté en contacto con el niño, se convierte en el personal “especializado” que clasifica la calidad de la fruta para exportar y el resto se deja para consumo en la casa.
  El asunto es que solo a unos pocos se aprueban para tener opción de convertirse en los futuros genios que va a revolucionar el mundo. Los demás son buenos, pero no tanto.
  La cúpula del sistema social implantado en el mundo, tiene el grave problema que los genios también mueren como cualquier pensante. No son eternos, y son necesarios para mantener sus supremas ideas de poder, con las ideas brillantes e innovadoras de los genios.
   Ya existe la cacería de talento como un programa disfrazado de apoyo para que el pensante de rienda suelta a su egoísta genialidad.
   Las ideas u obras que no han creado ya tienen dueño, y el uso que se les va a dar a sus creaciones la deciden “estos buenos samaritanos”.
  Por muy honesto y desinteresado que sean los dueños de los grandes emporios, que ahora son catedráticos ad honórem en la enseñanza de como triunfar y tener éxitos con las ideas. Ninguno de ellos quiere competencia o ideas que compitan con los productos con los que están haciendo su fortuna.
   Son ejemplos de perseverancia y valor para sobreponerse a los fracasos y a los tiempos difíciles, pero ya disfrutando del éxito no quieren competencia de ideas acerca del mismo producto. No se oye lo que piensan, pero esto es lo que dicen; “triunfa, pero en otro terreno no en el mío”.
   A los pensantes que logran abrir los ojos y darse cuenta que sus ideas colidan con intereses poderosos en el mundo, “se les enfría el guarapo”, (perder los deseos de hacer algo). Pero no puede pasar desapercibido si logra llevar su idea hasta el final, si es una idea innovadora.
  El hecho de que un emprendedor tenga la valentía de no detenerse con sus ideas, no significa que su personalidad es un compendió de actitudes sin puntos débiles, o con alguna condición de vulnerabilidad, para ser sometido a otros intereses.
   Así está instalado este sistema, y de paso cuenta con el apoyo incondicional de una población inconsciente que permite ser manipulados e inducidos a PENSAR en la dirección que le sugieran o indiquen.
  La actividad pensativa es el objetivo que está en la mira de todo aquel que sueña con el poder en este planeta. Un pensante que se ha liberado de sus propias ataduras, es inatrapable, y cuando es inatrapable, solo pueden detener su cuerpo y retardar sus ideas.
   Pero no te asustes, recupera el control de tu acto de pensar, necesitas un cuerpo que no esté siendo echado a perder por la influencia negativa de tus pensamientos.
  Necesitas acelerar tu desarrollo personal, y para ello hacer mejoras en las actitudes que ya tienes en uso, o quizás borrar y crear nuevas, y para eso necesitas un buen control de tu actividad pensativa para ser eficiente y lograr resultados en corto plazo.
  Y para aquellos que esperan transcender como espíritus, se darán cuenta que del valor que tiene el acto de pensar para alcanzar estados elevados de consciencia es fundamental.
  Ha sido un placer, por ahora dejamos el tema hasta aquí. Buen provecho con tu producción de ideas. Nos vemos pensante.

domingo, 12 de agosto de 2018

AMO HASTA TU SOMBRA


                POEMA
Estoy tan enamorado de ti
que hasta tu sombra me vuelve loco.
No exagero, el otro día miraba
hacia tu casa y varias sombras se
proyectan en las paredes, no podía
ver quienes estaban allí, pero te
reconocí y me embelese mirando
los gestos que haces con las
manos y los brazos al hablar,
Mirando tú sombra te veía, 
podía oír el timbre de tu voz
y hasta saber que estabas hablando
sin escucharte. Esa noche el sereno
me empapó, sin darme cuenta
que el frío taladraba mi piel,
y ese es el motivo del resfriado
que me mantuvo en cama por
varios días, y los reproches de
mi madre repitiéndome; “a quien
se le ocurre estar hasta media noche
parado en el jardín como un vigilante
nocturno, mirando para la casa del
vecino”
“Solo a un loco enamorado”, le respondí.
 Autor; Emilio R. Fernández Ramos

viernes, 10 de agosto de 2018

LAS IDEAS Y LOS EMPRENDEDORES


UN EMPRENDEDOR SIN IDEAS, ES NULO.
   Hola amiga(o) pensante: Hoy en día el mundo demanda pensantes emprendedores. Y las nuevas generaciones han entendido que esa es su gran oportunidad.
   Se ha comprobado que los emprendedores tienen mayor oportunidad de éxito en las metas que se proponen y pueden lograrlo superando cualquier cantidad de circunstancias adversas.
  Pero existe un requisito indispensable para estos valerosos pensantes, “producir sus propias ideas”.
   A las decisiones e iniciativa, e inclusive constar con los recursos que hagan falta para emprender, le preceden “IDEAS”. Si no se tiene una idea, no se puede ir a ninguna parte.
  Alguien puede encontrar quien comparta la credibilidad de sus ideas y entre dos o más pueden emprender un camino en pos de esos objetivos.
  Entonces tenemos que las ideas son vitales para alguien que desea ser un emprendedor para granjearse un mejor futuro.
  Miramos alrededor, y vemos empleados, obreros, etc. en todas las categorías trabajando para otros. Y si preguntamos cual es la explicación; la respuesta es simple: “FALTA DE IDEAS”.
  Y no es porque la mayoría de la gente no esté consciente que lo que los diferencia de sus jefes de trabajo son las ideas. Lo saben, pero de alguna manera se han convencido que no son buenos con ideas novedosas como las que tuvieron o están teniendo unos pocos pensantes.
   Si pueden observar en las nuevas generaciones, los pocos casos que comienzan a desprenderse del rebaño de pensadores, su diferencia del lote no es por el grado de educación que tengan, están logrando producir ideas, “porque se han puesto a PENSAR”.
   Así de sencillo; “se han puesto a pensar”. No se han puesto a recordar o usar la imaginación para fantasear o para ver películas mentales que le ratifican su incapacidad para producir ideas factibles de materializar.
  Muchos pensantes acostumbran a decir “no puedo”, sin antes ponerse con dedicación a probar su talento. O prueban una vez, y ya es suficiente para considerar que son incapaces, con un “no puedo”, o dicen, “no nací con ese talento”.
  ¿La pregunta es; “si el pensante no nace dotado para producir ideas creativas, valiosas, novedosas o brillantes, tiene que morirse siendo un mediocre pensador?
  ¿Porque tiene que resignarse sin antes hacer todo lo que tenga que hacer para comprobar lo que le han hecho creer, o a las conclusiones que ha llegado a la ligera?
  Es posible que a algunos pensantes emprendedores se les acabe “el tiempo de vida”, por alguna circunstancia y no logren llegar hasta donde querían llevar sus ideas; pero nadie les quita la satisfacción vivida durante ese tiempo de lucha por alcanzar sus objetivos.
  El poder creativo de un pensante es natural en su esencia, pero no puede canalizarlo de una manera premeditada y consciente mientras esté inconsciente de sí mismo; mientras considera que es otra cosa diferente, como que es su cuerpo, o que es una masa cerebral pensante.
  El pensante hace su personalidad o su vida con ideas o pensamientos. Él es lo que considera, es como es por las ideas que mantiene, o como dicen; “su manera de pensar”.
  Si el cerebro o la mente es la que toma las decisiones, va a ser muy difícil que este órgano o mecanismo se auto-rectifique lo suficiente para convertirse en un productivo y creativo pensante.
  El poder creativo de un pensante a veces hace como un volcán, que por su alta presión, rompe la gruesa capa de rocas de la superficie hasta lograr hacer erupción. Con el pensante puede suceder que haga erupción con sus ideas contradiciendo cualquier norma o creencia acerca del talento.
  Así que se pueden ver toda clase de variantes en las condiciones, que no impidieron que algún pensante hiciera erupción con sus ideas, contradiciendo las creencias.  
  Una de esas creencias es la edad, el ambiente social, las circunstancias, especialidad universitaria, etc. Ejemplos hay de todo tipo, pero son excepciones o casos aislados. Lo que sí prueban los hechos, que NO hay condiciones especiales para ser un pensante creativo.
  Todo pensante puede producir ideas brillantes, nunca pierde su potencial, pero si puede inhibirse, anularse o considerarse alguien incapaz. Y con esta condición es que se va a desenvolver como pensante.
  Aquel que quiera encender su poder creativo, está obligado examinar sus creencias y hacer una exhaustiva investigación en su persona para comprobar si lo que ha estado creyendo “es la verdad”, o la explicación correcta a su falta de creatividad.
  Si considera que es mucho trabajo aclarar las dudas, está bien. Cada quién es libre de considerar lo que desee, solo que no debiera lamentarse o añorar un poder que posee, pero no lo usa.
  Somos nuestras propias esperanzas, hasta que no lo veamos de esta manera, el mal camino que lleva la humanidad por estar esperanzados en lo que hagan los demás, no habrá manera de corregirlo. Ya que a la hora de la verdad, muy pocos están con honestidad ocupados de revertir la caída.
  Ha sido un grato placer compartir ideas. Buen provecho ideando tu vida futura como pensador. Nos vemos pensante.

jueves, 9 de agosto de 2018

RIVALIDAD POR UN AMOR


             POEMA
Un día me dijiste que si
yo quería, te venías a vivir
conmigo. No me hizo feliz
que tomarás esa decisión
desilusionada de quien fuera
mi rival, y lo abandonaras
buscando producirle el mayor
dolor posible al elegir a quien
el había vencido con facilidad.
Han transcurrido dos años
y hoy estoy disfrutando mí
éxito con tu alma y tu corazón.
Lograr que tu amor se despejara
sin siquiera notar que se deshacía
de su frustración y renacía con
un esplendor espectacular dedicado
a mí, es lo que me llena de felicidad.
No me costó mucho ni tuve que hacer
sacrificios para amarte de tal manera
que solo respiraras mi amor, siempre
te he amado y cuando ya me daba
por vencido y te creía perdida para
siempre. Aquel que un día me humilló,
se ocupó de que vinieras a mis brazos
de manera sorpresiva, dándome la
oportunidad de mostrarte de manera
práctica el comportamiento natural
de un corazón que tiene la certeza,
para quien está dedicado su amor.
Hoy, tu rozagante alma muestra
a través de tu rostro el brillo de su
felicidad con encadenadas sonrisas
y tú querendón comportamiento
conmigo, ratifican que seguiremos
teniendo un bonito futuro para nuestro
amor.
  Autor: Emilio R. Fernández Ramos