Translate

viernes, 20 de abril de 2018

¿SABES QUE SABES O CREES SABER QUE SABES?


HASTA LA CERTEZA TRASTABILLEA EN PRESENCIA DE LA VERDAD.
  Hola amiga(o) pensante. Buscar la verdad es como buscar la causa de toda la realidad vivida por un pensante.
  ¿Buscas la verdad? Entonces comienza contigo. Si no puedes experimentar tu esencia, no has alcanzado suficiente consciencia de ti mismo y entender de lo que eres capaz.
  Esta consciencia permite conocer la causa de todo aquello que existe o es real para ti. El pensante en su rol de pensante es causa de la realidad que cree y vive, pero para ejercer como causa, debe rehabilitarse para operar a consciencia.
  Todo pensante considera tener acertadas respuestas a muchas interrogantes que se le puedan hacer. Responden con certeza de la verdad que dicen; es la verdad. A parte de las muchas preguntas que tienen sin responder.
   Hoy NO me atrevo a contradecirlos, porque tienen toda la razón, están hablando con su verdad. No importa si acordó con esa verdad porque leyó la biblia, lo dijo el papa, el pastor que habla por celular con Dios, Rockefeller o cualquier otra autoridad del planeta.
  La única forma que cambien de opinión y se les derrumbe esa certeza, es que una verdad superior aparezca y comience a cortarles la cabeza a los dueños de la vieja verdad.
  Como pueden ver, estamos hablando de conocimiento, de verdades relativas o respuestas que en ese momento la mayoría de los pensantes afirman, es la respuesta correcta, esa es la verdad acordada.
  Pero hablar de la esencia como pensante, no hay verdad o conocimiento que pueda compartir para describir como es y lo que se siente al experimentar la esencia.
  La consciencia o el saber que logres de ti, es una experiencia que, para comunicársela a otro, tienes que usar códigos o palabras que permitan una interpretación.
  Y esta interpretación es una idea, y como toda idea, permite a otro hacerse una realidad subjetiva (verdad), que difiere de la verdad o de la verdad que estamos hablando.
   El conocimiento es útil para desenvolverse en el universo físico, pero no te sirve para encontrarte o entenderte como la verdad que eres.
  Hay muchas creencias, muchas ideas producto de información acerca de la naturaleza de un pensante o de lo que en esencia es un pensante.
  El hecho que los pensantes “muertos” o sin cuerpos, anden con “cuerpos”, a veces a imagen y semejanza al cuerpo que usó, y se desenvuelvan con la misma consanguineidad como la que tenía en el plano físico, no significa que esos pensantes están experimentando su esencia, o están conscientes de estar conscientes. 
  Parecería que basta con morirse para volver a la esencia y experimentar la verdadera naturaleza. Te diré, que los pensantes podrán dejar el cuerpo, pero se llevan su mente full, se llevan sus “CREENCIAS”, su personalidad, su ego, conocimiento, etc.
   Es decir, su estado de consciencia no sufre cambios significativos. Cambian algunas realidades, pero eso le sucede a cualquier pensante que vaya a visitar un lugar que no ha visitado, o “no lo recuerda”.
  El camino a la verdad empieza en ti y termina en ti. Completar este camino, es volver al principio contigo mismo estando en tiempo presente. Tienes el tiempo de tu existencia en tus manos y puedes hacer muchas cosas a tu favor.
  ¿Qué significa este principio? Que tienes la oportunidad de actualizarte, de renovarte, rehacer tus metas o sueños y vivir una vida donde seas autosuficiente, consciente. Sabiendo que sabes, y sin embargo puedes no saber.
  Con pensamientos el rey pensante construye su Imperio, y con pensamientos puede rehacerlo de nuevo. Pero ahora habilitado para llevar una vida menos turbulenta, en armonía y en paz consigo mismo.
  Para un pensante habilitado, los secretos del universo comenzarán a develarse, y pasará por gratas sorpresas, al darse cuenta de lo que ahora es capaz.
  Seguiremos el tema, ha sido un placer. Buen provecho en tu reinado. Nos vemos pensante.

miércoles, 18 de abril de 2018

SABER QUE SABES, ES CONSCIENCIA DE CONSCIENCIA


ACTUALIZANDO LA REALIDAD DEL MUNDO PROPIO    
    Hola amiga(o) pensante. A menos que alguien me pida ayuda, no acostumbro a indicar de manera directa, “no hagas esto” o “has esto”. Cada quien es libre para pensar las ideas como las desee.
  Consciente de estar consciente es un estado superior, exclusivo del pensante. Invisible al razonamiento u operatividad de la mente y de la personalidad adoptada y creada por el pensante.
  Saber que sabes, o saber que no sabes, es consciencia de consciencia. Un cómputo mental es un resultado materializado, basado en datos o informaciones recibidas, la mente sabe o no sabe de acuerdo a sus bancos de memoria.
  En los distintos roles de la personalidad el pensante sabe o no sabe cosas y tiene sus limitaciones.
   El pensar basado en la data de la mente, el conocimiento o experiencias, es consciencia. El cerebro, esa parte física del cuerpo, procesa todas las señales perceptivas que recibe, y eso es consciencia.
  Pero por encima de estas consciencias, está el pensante con su propia consciencia resultado de SABER. Su capacidad de saber permanece intacta, aunque haya considerado que necesita aprender o adquirir conocimiento para “saber” o recuperar la consciencia y alcanzar la iluminación.
  Todo lo que le impide al pensante SABER o hacerse consciente de sí mismo, de su esencia o verdadera naturaleza, es haberse convertido en sus consideraciones o pensamientos y quedar atorado en ellos.
  Se ha vuelto en gran parte cuerpo físico y las distintas personalidades que ha adoptado para desenvolverse en este universo.
  En el grado que se haya convertido y no pueda desatorarse de su entrampamiento, en ese grado está inconsciente de sí mismo. Para saber necesita datos, información, pruebas, evidencias, hechos, una mente o un cerebro que le ayuden a procesar información.
  ¿Qué necesita un pensante para saber? Lo mismo que necesita cuando crea…nada. Las obras novedosas, inspiración de los artista o creadores son productos de ideas que “parecen” provenir de la nada.
  Y si a ese artista o creador lo inquieren mucho, terminará afirmando que esa idea nació de él, no sabe cómo, pero le vino la idea. Un él que existe, pero no sabe dónde está, cómo explicar o mostrar.
  Esa es la razón por la cual un pensante no debe empeñarse en saber de dónde viene, a donde va o que aspecto tiene, etc. Importante es, reconocerse por lo que hace o puede hacer.
  ¿Qué puede hacer un pensante? PENSAR. Tan sencillo como eso mi querido Watson.
  Aquel pensante que “sabe” que piensa, no tiene dificultades para empezar a recuperar el control de su actividad pensativa. Y si los tuviera, lo que cree “su saber” es un parecer, o resultado de lo que percibe.
  Calma… si hay dudas, te invito a revisar detalles, como; ¿aun crees que piensas con el cerebro, o el pensar sucede dentro de la cabeza? 
 Te entra la idea de cómo puede pensar un pensante si no necesita el cerebro o la mente para pensar. ¿Qué tipo de pensar es este?
  Si crees que es imposible pensar de otra manera que no sea como lo estás observando objetivamente, no puedes salir de la convicción de que se piensa dentro de la cabeza, y sin el cerebro un pensante no puede pensar.
  Aunque muchos creen en la espiritualidad o vida después de la muerte, y no sé si se han hecho la pregunta; ¿conque cerebro piensan los muertos?
  Como puedes ver, lo obvio por lo general termina siendo obviado. No hay algo más obvio para un pensante que sí mismo, sin embargo, termina obviándose, y lo que cree es real, es una realidad subjetiva.
  Y sucede tan a menudo que: “conócete a ti mismo”, “búscate”, “encuéntrate”, etc. son recomendaciones muy frecuentes.
  Quisiera saber que entiende una persona cuando le dicen: “busca dentro de ti”, “la verdad está en ti”, “el camino a la verdad es a través de ti”. Sería interesante oír las respuestas.
  Disculpen amigos, me estaba riendo al imaginar a alguien buscando la verdad dentro del pecho o la cabeza. Ya estoy serio.
  Bueno, parece que he creado un desorden o una confusión que no había. Si eso sucede, significa que te involucraste, esto siempre sucede cuando empiezas a reordenar las cosas. Calma y paciencia, sigue analizando, pensando. Peor es seguir creyendo que se está consciente sin estarlo.
  Continuaremos. Ha sido un grato placer. Buen provecho con tu saber. Nos vemos pensante.

martes, 17 de abril de 2018

AMOR ENVENENADO


             POEMA
No me dejes hablando solo,
que esto no ha terminado,
hoy me aclaras estas dudas,
mi amor está envenenado.
Tengo nombre y apellido
de quien me dicen, me engañas,
tú puedes neutralizar el veneno,
que me come las entrañas.
No tienes motivos para temer
si confirmas que es verdad,
por conocerme muy bien,
la traición es una posibilidad.
Creo y practico la libertad,
no hacen falta los engaños,
y tú lo sabes muy bien, nunca…
jamás te voy hacer daño.
La verdad es dolorosa, cuando…
pudiéndola decir antes del hecho,
se esconde dentro del pecho
por carecer de valor,
envenenando el amor,
y aniquilando los sueños.
 Autor: Emilio Fernández

lunes, 16 de abril de 2018

CONSCIENTE DE ESTAR CONSCIENTE


 CONÓCETE A TI MISMO, NO LA ROPA QUE USAS
 Hola amiga(o) pensante. El rol fundamental de un pensante es PENSAR. ¿Qué piensa, o tipos de pensamientos? Ese es un punto secundario. Importante, pero del acto de pensar depende su cordura.
  Un pensante puede conocer todo acerca de su personalidad, de su manera de ser o de proceder, pero esta “consciencia” o saber de sí mismo, aunque beneficiosa, no lo despierta de la inconsciencia en que se haya como pensante.
  Existen variadas técnicas para controlar la mente, los pensamientos, las emociones, acciones compulsivas, etc. muchas de ellas ayudan al pensante a mejorar su supervivencia.
 Pero no se trata solo de sobrevivir, las especies sin la presencia del pensante, lo hacen de manera excelente. Ellos no le buscan otro sentido a la vida que viven, en cambio el pensante es muy inquieto, y si no genera motivaciones para vivir, siente que está perdiendo el tiempo y es capaz de cometer suicidio.
  ¿Cómo dar sentido a la vida? Desde que el pensante da sus primeros pasos con el cuerpo físico, es a buscar darle sentido al tiempo que permanece vivo su cuerpo.
  Los sueños, los objetivos, las metas, los planes, etc. nunca deben faltar desde que amanece el día.
  ¿Qué hago? Es la pregunta que acoquina a todo pensante. Hasta para levantarse de la cama necesita un pensamiento con la respuesta a ¿Qué voy hacer hoy?
  Como pueden ver es un asunto muy íntimo, intrínseco a la esencia natural del pensante.
  Su rol de pensante es para decidir quién tiene que ser, o como tiene que SER para HACER y alcanzar o TENER.
  De esta actividad pensativa surgen las ideas para construir la personalidad adecuada para alcanzar los objetivos que se ha propuesto.
  La mayoría de los pensantes necesitan saber quiénes son, de dónde vienen, a donde van etc. Pero en su búsqueda cometen un craso error, hacen sus búsquedas considerándose la personalidad que han adoptado, o el cuerpo físico que es parte del universo físico.  Por lo tanto, el lugar de donde vienen debe quedar en alguna parte de este universo, y el a donde van, tiene que ser algún otro lugar. Y el quiénes son; alguna identificación como la que se le asigna a cualquier cosa que existe. Un nombre, y detalles que describan su forma o su estructura etc.
  El dato que les doy y que les recomiendo lo reflexionen y prueben, es lo que hace un pensante para existir. (pienso, luego existo).
  Recuperen consciencia de lo que hacen (HACER) y para que lo hacen (TENER), y luego de avanzar un buen trecho por ese camino, la consciencia o luz de quien verdaderamente son (SER), ira poco a poco creciendo.
  Por supuesto que hay trabajo previo, antes de empezar la habilitación. El mundo propio ya está hecho, y consolidado su funcionamiento, así como está te trajo hasta aquí, pero no son las condiciones óptimas para ascender. La mente y el cuerpo fueron programados y están en plena función.
  Antes tienes que poner orden en tu cuerpo si lo estás afectando con tus pensamientos de manera involuntaria. Y la mente no debe tener contenidos en sus programas que te limiten, y sobre todo programas que funcionan en automático y se ha perdido el control.
  Crear las condiciones en el mundo interior para emprender el camino adecuado para despertar en consciencia, es un trabajo duro. Se necesita valor, ser perseverante y mucha paciencia para no abandonar al no ver los resultados tan rápido como se desean.
  Hablaremos en detalles de este duro trabajo, pero te aseguro, aunque no me creas, los pensantes pueden resolver todos sus asuntos. De hecho, ellos son los creadores, tienen el poder.
   Ha sido un grato placer.  Buen provecho haciendo consciencia del rol de pensante, para crear mediante pensamientos estados de ser, para hacer y tener.  Nos vemos pensantes.

domingo, 15 de abril de 2018

ABOGADA DE MI AMOR


                POEMA
Hasta en las cosas más sencillas
que discutimos en el hogar,
como buena abogada, siempre
logras tener la razón, y yo
el equivocado.
No he visto ni en películas,
a un jurista tan hábil para
argüir, nunca pierdes un caso,
y cuando no lo ganas, lo empatas.
Ni que te sorprenda infraganti
y guarde vídeos como evidencia
para mostrarte en cámara lenta
a ver si logro que admitas alguna
ves que te has equivocado,
he logrado que bajes la mirada
y me digas con voz muy quedo;
“lo lamento cariño, reconozco
que he metido las dos patas”.
Me moriré con las ganas, pero
me conformo con saber que
por dentro, las cucarachas se están
comiendo la basura que deja tu
arrogante ego al escarbar hasta
en el último rincón de tu mente
para argumentar de la forma tan
bonita, lógica, coherente e irrefutable
como lo haces, y dejarme casi
convencido, que soy culpable
o estoy por completo equivocado.
Lo bueno de este litigio entre tú y yo,
es que, perdiendo, es cuando gano,
porque minutos después de tu éxito,
me ronroneas en el oído, restregas
tu cuerpo con el mío, y como gatita
mimosa e inofensiva, te postras
para que reciba mi castigo por
mantener el amor a salvo, al no
hacer contrademandas, llevar
el caso hasta lo corte suprema de
justicia o caernos a gritos y bofetadas.
Eres la más hermosa abogada.
Abogada de mi amor.
  Autor: Emilio Fernández

sábado, 14 de abril de 2018

MOLESTIAS DEL CORAZÓN


          POEMA
Me molesta el viento
me molesta el sol
me molestan tus gestos
me molesta tu amor.
Me he vuelto hipersensible
no se la causa ni la razón,
pero lo que si presiento
que viene del corazón.
Pasó algo entre los dos,
la armonía se ha perdido,
no sé cuánto tiempo dure
la alteración que he sufrido.
No le busco explicación
dejo que el corazón analice
con su sentir detallado
de tu amor que tanto quise.
Espera que tranquilicen
las molestias del corazón,
para ver si está dispuesto,
a proseguir con lo nuestro
y sepamos la razón, de ese
malestar tan extraño que
lo tiene casi muerto.
  Autor:  Emilio Fernández

viernes, 13 de abril de 2018

¿HABILITAR O REHABILITAR?


AQUÍ, MUESTRO EL CAMINO PARA CREAR CONCIENCIA DE SÍ MISMO       Hola amiga(o) pensante. El pedido urgente que la humanidad se hace así misma al ver las malas condiciones del planeta, es “consciencia”.
  Es evidente la falta de consciencia, o el mal estado de consciencia de los que aquí habitamos este mundo caótico.
  Considero que todos necesitamos “rehabilitarnos” como seres pensantes. Quizás, haya quienes consideran que no necesitan hacer correcciones o reparaciones y prefieren “habilitarse”.
  Habilitar es hacer los cambios necesarios para desempeñarse de una manera “distinta a la habitual”, y rehabilitar se usa para referirse a casos que se han salido de la conducta considerada normal. Pero sigo creyendo que no hay uno que no necesite rehabilitación.
    Para habilitar o rehabilitar a un pensante.  Lo primero que resalta como obvio para hacer los cambios necesarios para transformarse en un pensante apto para producir resultados de progreso, prosperidad y felicidad en el mundo, es la educación.
   Educación y consciencia parecen ir de la mano. Digo “parecen”, Los hechos, la cantidad de evidencia que existen en el planeta, demuestran que no es una verdad como para poner toda la confianza.
  Más de la mano, van la educación y el desarrollo de la inteligencia, pero consciencia que va. Si no pregúntenle a los líderes mundiales, si tienen algún remordimiento de consciencia por los crímenes atroces que mandan a cometer y en este momento dispuestos a explotar las 2.500 bombas nucleares conque piensan incluirnos a todos en su suicidio.
  Consciencia se define como; el conocimiento de la propia existencia.
  Pero de que existencia se está hablando cuando se dice, que es la capacidad de verse y reconocerse a sí mismo y juzgarse por esta visión.
  Que yo sepa los pensantes solo ven y reconocen el resultado de sus pensamientos; la personalidad, su manera de ser, y lo más profundo que pueden observar, es ver lo que están pensando.
  Pero ellos como pensantes no se están observando, tienen muy poco conocimiento fidedigno de sí mismo.
   Los pocos que se adentran a observar la espiritualidad, ven fantasmas por todos lados y han saturado de misterio la esencia del ser pensante.
   Este pensante es el que hay que observar, es el verdadero “yo”, el que crea una personalidad provisional para desenvolverse en este plano.
  Este pensante, es el que debe despertar con el conocimiento que adquiera de sí mismo.
  ¿Pero qué conocimiento debe adquirir? Muchos pensantes están intentando saber sobre ellos, pero pierden el tiempo tratando de saber de dónde vienen, a donde van, de ver si tienen ojos espirituales azules, o si pueden volar como Superman, atravesar paredes, etc.
  Existe una regla de oro para el pensante; toda su verdad proviene de lo que considere o piense. En base a esto, estoy seguro que todos los pensantes que han tenido experiencias espirituales, estos son ciertos.  
  Hablan con su verdad, pero el asunto es que, hasta el pensante con el desorden mental más severo, también es verdad lo que dice estar experimentando. (El loco que se cree Napoleón Bonaparte)
  ¿Cómo diferencia un pensante su realidad subjetiva producto de pensamientos racionales, pensamientos analíticos, etc. de la verdad acerca de su esencia como ser pensante?
  Todos los caminos que emprenda desde su personalidad debe pasar a través de la mente o de sus registros mentales. Es decir, a través de todo lo que ha pensado durante toda su vida.
  Por estos caminos siempre se pierde, o termina dando vueltas en círculo o concluyendo ideas interesantes, pero alejadas de las repuestas o conocimiento que está buscando de sí mismo. Estudiar la personalidad, como se ocupa la psicología, no es un estudio del pensante. Si se quiere es un estudio de lo que puede crear y experimentar.
  Este conocimiento de sí mismo como pensante es la tan anhelada consciencia que tanta falta le hace a los habitantes de este planeta.
  Te voy a mostrar un camino para que el pensante se rehabilite a sí mismo, evalúalo y tú decides.
  Voy a cumplir tres años hablando por este medio de la actividad pensativa. Si ya lo has inspeccionado y estás de acuerdo que existe un pensante, lo primero que hay que saber de este pensante ¿Cuál es su papel? ¿Qué rol desempeña?
  So observaste objetivamente has adquirido un conocimiento verdadero acerca del pensante: y es saber que ÉL “PIENSA”.
  Pensar es un acto, es una acción, y el resultado de esta acción son pensamientos.
  Y los pensamientos son los que te producen diferentes estados emocionales, sentimentales, conductas etc. y a nivel físico muchos efectos que puedes sentir.
  No puedo hacer muy largo el texto; cuando publico en Blogger se recorta y no sé cómo arreglarlo. Seguiré mostrándote el camino en la próxima entrada.
   Así que te dejo para que reflexiones acerca del rol fundamental de un pensante este conocimiento es verdadero y funcional. Y no me creas sin antes hacer tu propia prueba. Buen provecho. Nos vemos pensante.