Translate

sábado, 29 de abril de 2017

TÚ ME ACOSTUMBRASTE

                 POEMA
Tú me acostumbraste, a dormir
contigo refugiada en mí regazo.
Te acurrucas de una manera, que
te siento dentro de mi cuerpo,
hábito que no me quiero quitar
aunque sufra de insomnio, cuando
me toca dormir lejos de ti.
Ese momento que transcurre,
hasta que te siento dormida, es una 
composición de increíbles sensaciones.
Siento que nuestros cuerpos se absorben
y quedan fundidos como uno solo,
y tú y yo nos desprendemos del
mundo físico para descansar en
la morada de los espíritus que se
aman.

   Autor:  Emilio Fernández  

viernes, 28 de abril de 2017

LA GENIALIDAD ALIENADA

 SI NO LO PIENSAS, NO LO ERES, NI LO SERAS NUNCA
   Hola amiga(o) pensante. Eres un genio, creativo y original, no entiendo porque no te lo crees al cien por ciento. Miento en esta última parte, si te entiendo porque yo pase por eso.
   Me costó, pero pude entrar en mi mundo para revisar cada cajón, cada gaveta, cada rincón de la mente donde pudiese esconderse un pensamiento o un registro que dictara la creencia de que no había nacido con la suerte de ser un genio.
   Quienes no logran deshacerse de ese estado o de esa manera de ser, para sentirse un ser excepcional, por lo general no pueden, porque buscan resolver las limitaciones fuera de ellos.
    Si estás de acuerdo de que somos como pensamos, y no como piensen los demás, no veo la razón para que no empieces a pensar hasta que lo creas, y lo sientas, que eres un genio o un talentoso pensador creador de ideas de calidad.
   En el mundo exterior están los opinadores de oficio, los curadores de ideas, y toda clase de autoridad para valorar lo que significa ser un genio, o un ser con el poder de la creatividad.
   Si no, te atrapan los amigos psicoanalistas y te catalogan como un arrogante, con el ego como un globo aerostático que se la quiere dar mejor que los demás. Y tú piensas; ¡Hay verdad! “hay que ser humilde”, “no puedo pensar que soy un genio”. “bla,bla,bla...”
  Es decir, no has convencido con tus prodigiosas creaciones a la sociedad, y hasta que ellos no lo reconozcan, no te lo puedes creer. Pero si no lo piensas, no te lo crees, y si no te lo crees, no puedes ser un genio.
  El que un genio, que la sociedad ya le haya rendido honores, sea humilde, sin ínfulas o arrogancias, no significa que no esté orgulloso de sí mismo, y que nunca creyó en su genialidad o de lo que podía ser capaz. Ten por seguro que desde que tuvo uso de consciencia confió en su genialidad.
   Así, que para creerte un genio y un insigne pensador, primero tienes que convencer a los demás y esperar que te reconozcan. Si es así, te llevaras una burbujeante insatisfacción cuando te vayas. Si no, le echas la culpa a Dios o al destino por tu suerte.
    Pero te voy a decir algo, no todos los genios salen de su mundo para ser protagonista de las telenovelas sociales, y no todos los genios protagonistas de la sociedad, son genios en sus mundos.
   La genialidad más apreciada es la que el pensante desarrolla en su propio universo. Llevar un mundo en armonía, sin ir lanzando fuegos artificiales para que todo el mundo lo sepa, es el ciudadano que necesita toda sociedad.
   La opinión social está decidiendo que es belleza, que es fealdad, que es bueno y que es malo, y tiene todos los conceptos que sean necesario para definir un genio, pero la opinión social no ha podido hacer un mundo donde predomine la belleza, donde predomine lo bueno, o que abunden genios por todas partes.
   Este sistema se sustenta de la mediocridad, y no va hacer nada por tu bien, así que no esperes sus opiniones para decidirte a ser quien quieras ser.
   Un pensante casi nunca produce el mismo pensamiento, su impulso siempre es a ser original, novedoso, cuando crees que piensas lo mismo, por lo general solo estás recordando, eso que ya lo pensaste alguna vez.
  La mente te sirve en una bandeja el pensamiento para que lo revalúes, lo examines y produzcas una idea mejorada u otra idea, pero el acondicionamiento social ha alienado al pensante, ha perdido su identidad y la mente al ver su pereza, actúa por su cuenta.
   Te repito. Si entiendo porque no te atreves a considerarte un genio, te da pena y miedo mostrar tu insignificante obra junto a otras que ya han recibido todos los premios de excelencia.
   Por tu atrevimiento, el jurado va hacer todo lo posible para que vivas en las alcantarillas, avergonzado.
     Fíjate en este ejemplo. Desde hace cinco años, con sesenta y dos años, me decidí a escribir, hice mi libro, “Haciendo Nada” y cinco novelas, y todas sin ninguna experiencia en escritura, ni corrección profesional, sin saber nada de redes sociales, marketing, con toda la novatada las subí a Amazón. Me di el gusto. Ya me di mi satisfacción, pero eso no quiere decir, que no aspire a editarlas y publicarlas como exigen las reglas sociales, y si se venden bien, también voy a disfrutar el dinero.  
   El ejemplo es para decirte, que primero está la confianza en mí, por encima de lo que piensen los demás. Con todo respeto, pero en mi mundo no pasa nada que no sea yo quien lo decida. Eso de maldiciones, brujerías, menosprecios, etc, nada que ver. 
   Vamos, convierte en un genio para curar este mundo de la mediocridad de quienes quieren convertir en mediocre a toda la población del planeta, para usarlos como les de la gana.
   Hasta este momento van ganando ellos. Solo cambiando nosotros cambiaremos el nefasto sistema.

   Ha sido un placer.  Buen provecho con tus novedosas ideas. Nos vemos pensante.

jueves, 27 de abril de 2017

LA MENTE Y EL CONTROL.

  EL PENSANTE, YA NO QUIERE PENSAR
  Hola amiga(o) pensante. Ya hemos aclarado, que aquellos que quieren resolver asuntos de su personalidad y salir de ese callejón sin salida, deben romper con ese paradigma, de que el cerebro es el que piensa.
  La manera de hacerlo es sencilla, todos tienen a su disposición para observar lo que hacen a diario; “pensar”.
  Una cosa es; ¿con que piensas? y otra cosa, ¿quién o qué, es el que piensa?
  Los que están con el cerebro lo ven como sinónimo de mente, y responden las dos preguntas afirmando, que piensan con el cerebro y que este es el que piensa. No existe algo más en la persona que se pueda considerar.
   Es como creer que por el hecho de que se conduzca el carro con las manos; ¿quién conduce?, las manos.
  El pensante piensa con la mente, ¿y quién piensa? La mente.
  No se atreven a decir; “yo soy el que pienso”, considerándose algo diferente a lo que usan para pensar.
   Las computadoras piensan por los usuarios, pero eso no significa, que quien piensa es la computadora. Tu eres usuario porque la USAS, y debes PENSAR (algo distinto a procesar) lo que tú quieres que ella procese.
   A ese proceso que hace la mente, de rebuscar en toda la data que archiva para comparar, asociar, diferenciar, identificar y de usar las aplicaciones y mecanismos que dispone para complacer al pensante, se le llama pensar. 
  A este súper-procesador llamado mente, la futura computadora cuántica que el hombre espera diseñar le queda pequeña. Este fabuloso instrumento es el que viene usando el pensante desde que se involucró en este universo.
  Este súper-ordenador le resuelve todo, aunque él esté inconsciente. Resolver no significa que todas las soluciones van a ser del agrado del pensante, estar loco de remate, es la mejor solución que tuvo la mente al problema que se le presentó al pensante, pero él dejó que ella resolviera y decidiera su aplicación. Ella le dio la mejor solución basada en la manera de pensar, con la que ha venido operando el pensante.
  Cuando el pensante reconozca que él es el que piensa, y usa para pensar la mente, está listo para operar su mente y no necesita un “Summa cum laude” en neurología ni en psicología.
  Y no necesita hacer una carrera universitaria, porque nunca en el tiempo que tiene en este universo ha dejado de utilizar la mente.
  Puedes confiar, que tu mente siempre te va a dar la mejor solución, pero nunca dejes de evaluar su respuesta para autorizar su aplicación.
  La gran falla, es dejar que ella procese y aplique de manera automática. Somos una sociedad que añora el automatismo, estamos desesperados por ver la era donde los robots nos hagan todo, y lo escritores de “Ficción” mandan en sus relatos advertencias de lo que puede suceder si dejas todo en manos del procesador.
   Atrapados por la mente, luego hay que ver la mente como un enemigo, como algo peligroso, o como algo muy poderoso que hay que rendirle culto y hacerle ofrendas, y convertirse en su servidor.
  No importa en qué estado de inconsciencia se encuentre el pensante, sin él, la mente es un trasto inútil.
  Ya es tiempo que se eduque las nuevas generaciones con la información adecuada, para que despierte en esta vida su actitud de ser quien verdaderamente es; el programador de su mundo.

   Ha sido un placer. Buen provecho con tu servidor.  Nos vemos pensante.

martes, 25 de abril de 2017

HEME AQUÍ

                     POEMA
Con  los codos apoyado en la ventana
sostengo la cabeza, donde un bullicio
de pensamientos se empujan y agreden
unos a otros, mientras tengo la mirada
perdida dejando que se pongan de
acuerdo. Este es el lugar donde menos
la tristeza se apodera de mi alma
y la esperanza de entender mi fracaso
con tu amor, puede tener lugar.
Al principio y durante varios años
era tanto el amor que parecía
inagotable y provocaba la envidia
de los menos afortunados. Sin
embargo, un día murió, no nos
dimos cuenta de lo que pasaba
en nuestros corazones, confiados
que ya el amor estaba hecho, y no
necesitaba mantenimiento.
Heme aquí, mirando sin observar
la vida que pasa frente a mí, vestido
con el traje, de solo y sin amor.

Autor: Emilio Fernández

lunes, 24 de abril de 2017

EL MUNDO PROPIO

¿DÓNDE QUEDA DENTRO DE TI?
  Hola amiga(o) pensante. Es lenguaje común hablar del mundo propio, expresiones como; “busca dentro de ti”, “en tu interior”, etc. Y como somos leal a las palabras, sabemos lo que significan, por lo tanto lo que debemos hacer.
  Pero se está hablando de un mundo subjetivo, y no existe un modelo o manera de mostrar cómo es un mundo interior o un “dentro de ti”.
  La única realidad que se conoce es el cuerpo físico, y podemos ver que hay un adentro, o un interior donde hay cerebro, intestinos, corazón, una cantidad de órganos.
  Pero el que busca respuesta más allá de lo físico, que por lo general son los que usamos estas expresiones, se encuentra con que no tiene un dibujo por lo menos, para tener una idea como es “su interior”.
   Hay algunas imágenes, pero siempre simulando la imagen de un cuerpo humano, que ya sabemos, tienen un “interior”.
   Un espíritu entonces, debe o tiene que tener un “interior” y su forma es humana o algo similar.
  El pensante que sigue las enseñanzas de ir dentro de él o a su interior, tiende a imaginar que está dentro de algo que es él. La razón, la lógica le impide imaginar un interior fuera de él.
  Así como lo digo es, si quieres compruébalo. El llamado mundo interior está fuera de ti. No se es un algo material en 3D (tres dimensiones). Tener un cuerpo del tipo de energía que sea, no implica que uno es como lo que posee.
  Pero el gran ilusionista que es el pensante puede hacer ver como realidad lo que considere o piense. Esta verdad es irrefutable, tu verdad, es verdad, no tengas la menor duda, aunque puedes cambiar de verdad cuando lo decidas.
  Si la física cuántica está enredada en paradojas e incertidumbres para explicar la verdadera realidad de este universo físico, porque lo que vemos no es la realidad. Entonces, no puede ser tan sencillo describir un espíritu como las apariencias que se dan en este universo material.
   Surge la desesperada pregunta ¿y cómo es la apariencia de un espíritu entonces?
  Puedes considerar tener las apariencias que quieras, pero siempre será una apariencia. Es preferible SENTIR SER QUIEN ERES y contemplar, meditar o lo que quieras hacer.
  Te pongo un ejemplo para que lo examines. (Te recuerdo, no acuerdes ni me creas sin reflexionar bien estos datos).
  Ejemplo; tenemos el sistema solar, imaginemos que somos el sol, ¿cuál es el interior del sistema solar? ¿Es acaso dentro del sol, o es todo lo que está a su alrededor bajo su influencia?
   Nos manifestamos como un sistema, el mundo interior es todo lo que hemos creado, es todo lo que depende de uno, y somos como el sol, el centro de ese sistema que hemos creado y que se sustenta de uno.
  Así que si quieres ver en tu interior, mira todo lo que has creado y todo lo que tienes o posees, que está fuera de ti.
  El pensante no carga su mente con sus pensamientos y registros, dentro de una cabeza espiritual, o un cuerpo espiritual.
  Alguien dice; pero bueno Emilio, los muertos son espíritus, y hay imágenes donde se ve que tienen cuerpo igual al que tenían cuando murió.
  Y si esa persona cree en la reencarnación, ese muerto debiera de tener cientos o miles de cuerpos como los que usó. Quiero decir con esto, que se demuestra que dejó de considerarse el cuerpo que tuvo en la vida pasada para considerar que ahora es este cuerpo nuevo que se le acaba de morir. Y así se verá hasta que cambie de idea o consideración.
   El pensante es como considera que es. No te has preguntado, ¿cómo es ese asunto, que en esos “cuerpos” de los “muertos” no envejecen? Tiene mil años que murió de quince años y todavía se le ve rondando por el jardín con un cuerpo de quince años.
  Esa será su apariencia hasta que cambie de decisión. Como ves somos como consideramos que somos.
  He ahí la importancia de tus consideraciones o tus pensamientos, he ahí la importancia del acto de pensar, he ahí la importancia de hacer consciencia del rol que tenemos como pensante.

   Ha sido un grato placer. Buen provecho desenredando tu mundo.   Nos vemos pensante.

domingo, 23 de abril de 2017

MI SOLEDAD

              POEMA
El amor me ha abandonado.
Ha pasado otro invierno y
su gélida temperatura me
congeló hasta el alma. Añoro
un poco del calor que emiten
los cuerpos cuando hay fuego
de amor encendido en ellos,
y la voz de la persona amada
es un delicioso café aromático.
Vendrán las otras estaciones
con sus particulares caricias
y la soledad absorberá la parte
que me corresponde, y mí
corazón mirándose los pies
dejará que sus lágrimas protesten
ante el escritor de destinos
por dejarlo desamparado en
medio de su esplendorosa
naturaleza. No puedo admirar
las maravillas del mundo
sin sentir que me falta algo,
por más que intento aceptar
mi soledad, no puedo callar
los quejidos del corazón.

Autor: Emilio Fernández 

sábado, 22 de abril de 2017

AMOR CON HUMOR

              POEMA
El amor, es amor en silencio
en soledad, en medio del
bullicioso tiempo y la burlona
distancia cuando nos separa.
Nunca nadie vive encaramado
uno sobre otro, ni pegados como
perros haciendo sexo, pero
se está bastante tiempo con
el ser amado, a la distancia
suficiente para mostrarle en
vivo lo mejor de nuestro
repertorio de halagos, y nuestra
habilidad para adornar con
improvisaciones de sensualidad
cubiertas de fino humor, que
exciten, pero que despierte
sonrisas, y cause que no se pueda
contener la risa. Dos amantes
que ríen en su trato íntimo, es
una pareja que se hace feliz, con
la alegría del amor con humor.

Autor: Emilio Fernández

viernes, 21 de abril de 2017

LA VERDAD Y LA CONSCIENCIA

¿QUE ES LO QUE TE IMPIDE ENTENDER LO QUE TE SUCEDE?
  Hola amiga(o) pensante. La verdad de uso práctico es aquella que más se aproxima a los hechos, explica tal como sucedieron las cosas desde el inicio hasta el fin.
  Cualquier alteración se aleja de la verdad, es una mentira que falsea el hecho. La sociedad se las ha arreglado para intentar establecer la “verdad”. Ese es el trabajo de la justicia y la manera de corregir sus errores.
  Pero cada pensante lleva su mundo interior como lo desea y a veces, como puede; haciendo malabarismos para establecer la verdad.
  Encontrar la verdad para sí mismo, es esclarecer los hechos, lograr entendimiento y así lograr resolver los conflictos y poner paz en el mundo propio.
  De hecho, las terapias psicológicas buscan en el pasado para encontrar la verdad, saben que al hallar la explicación correcta, al individuo entiende y puede deshacer el problema que le aqueja.
  Todo pensante, cuando tiene problemas, trata de entender, busca la verdad, que no es otra, que la causa de lo que le acontece.
  Sin embargo, un gran promedio de pensantes, son ineficientes para esclarecer sus verdades, y su mundo está lleno de suposiciones y falsas creencias, que le impiden resolver sus conflictos.
  Esa aparente incapacidad, es producto de la ignorancia y el descuido que tienen o han tenido de sí mismo.
  Sí mismo es, quien es en esencia el pensante, pero él acostumbra a identificarse, viéndose en el espejo o leyendo los datos en su cédula de identidad.
  Su rol innato de pensante, lo ha dejado a la deriva; como dicen por las calles de manera despectiva; “piensa, porque ve a los demás pensando”.
  Su vida la vive en permanente peligro, aun sabiendo lo peligroso que es; “lo que piense”.
  Una decisión, solo una, lo puede llevar a la cárcel, al hospital o al cementerio, pero eso no le ha preocupado. Ni le va a preocupar viendo el ejemplo de grandes líderes que dirigen al mundo, jugando con la destrucción del planeta.
  Un pensante no puede tener criterio, discernir, reflexionar o hacer el proceso mental que necesite hacer para esclarecer sus verdades, hasta tanto no tenga control de su actividad pensativa.
  No existe ninguna medicina o droga que le devuelva al pensante el control que ha perdido.
  Él es la causa de su desorden mental por haber acumulado tantas cosas en su vida sin aclarar, y su error, descuidar el control del acto de pensar.
  Se acostumbra a decir: “aclaré” o “hallé la verdad”, con suposiciones, presunciones y siempre la causa que encuentra, está fuera de su mundo.
  Él es inocente, pero no se da cuenta que a pesar de creer que ha esclarecido o hallado la causa de su mal, sigue peor. La regla es: “si la condición indeseada persiste, a la conclusión que llegaste no es la verdad”.
   La verdad cura, la verdad alivia los males, la verdad devuelve la paz y la tranquilidad interior.
  Dale luz a tu mundo con el entendimiento, pon orden en tu mente esclareciendo tus verdades y conviértete en quien deseas ser, rehabilitándote en el control de la actividad pensativa.
  La “aparente” incapacidad, es aparente hasta que tú decidas volverte un pensador eficiente. Veraz que en tu hogar no habrán cosas, las cuales tu no sepas como llegaron y para que las tienes.

   Ha sido un grato placer.  Buen provecho encendiendo todas esas luces que están apagadas.  Nos vemos pensante.

jueves, 20 de abril de 2017

MALAYA

               POEMA
Los niños no tienen culpa
alguna, que hayamos sido
tan insensibles, no supimos
ver ni sentir, que éramos dos
seres incompatibles.
El divorcio fue la mejor solución,
bastante daño nos hicimos para
que después de la separación
continuaras con tu sed de
venganza sembrando cizañas
en la mente de nuestros hijos
para que me detesten.  
No piensas en ellos, si lo hicieras
podrías darte cuenta que los
estás exponiendo a vivir una
conflictiva vida interior, que
les puede hacer mucho daño.
El odio enceguece, pero el
tuyo te ha dejado invidente.
Reconozco, que sí logras
golpear mi corazón, y eso
te excita tanto, que no mides
lo que haces. Malaya la hora
que te conocí, y si alguna
lección tenía que aprender,
era saber que hay personas
con un alma muerta.

Autor: Emilio Fernández

miércoles, 19 de abril de 2017

LA VALORACIÓN DE LA AUTO-ESTÍMA

¿CANSADO DE MENOSPRECIARTE?
  Hola amiga(o) pensante. En la vida de las personas, por lo general, hay más cosas buenas que malas. Hay más cosas funcionando dentro de la normalidad que de manera errada.
  Estas cosas muy poco se aprecian o se usan para apuntalar la auto-estima. La valoración que el pensante tanto necesita, solo espera dársela, cuando conquiste la fama, cuando gane el primer premio, o su cuerpo sea como el de Superman, perfecto e indestructible, etc.
  Con mucha facilidad el pensante se envuelve en una generalidad a la hora de descalificarse o producir pensamientos negativos por algún detalle que no funciona o no le sale como lo desea.
  Has oído cosas como; “el carro no sirve” y lo que tiene es un cable suelto; “me estoy muriendo” y son gases que le causan los dolores; “soy feo”, “nadie me quiere”, “no sirvo para nada”, etc.
  De un solo golpe o conclusión, el pensante pasa a menos cero. (Negativo es menos que el cero).
  Quiere cuidarse de los contenidos de sus pensamientos, porque sabe las consecuencias, y no pierde el mal hábito de generalizar, de no ser especifico.
  Se critica a otros por su manera de descalificar a una persona por cometer un fallo, sin considerar todas las virtuosas cosas que ha hecho. Pero eso de criticar a otros no es grave en la estima de la persona, nunca nadie puede hacer sentir a otro lo que no “decida considerar o pensar acerca de sí mismo”.
   Nadie es víctima de lo que piensen los demás. Entendido esto, como experimentar efectos negativos en el mundo propio, porque alguien lo esté pensando.
  Pueda que se confunda “estar de acuerdo” con lo que otro piense o se supone que piensa, y se crea que en verdad lo que otro piensa afecta. Pero si observa con cuidado, es la propia creencia, suposición o acuerdo la que produce el efecto en la estimación propia.
  La gran debilidad para mantener en alto la estimación en uno mismo, es no reconocer la importancia de la actividad pensativa y el rol de pensante o de productor de pensamientos.
  Pensar, (actividad pensativa) es el acto de producir pensamientos o ideas. El pensante es aquel que piensa.
  El rol es inconfundible, no hay razón para que se ignore la actividad que desempeña, sin embargo se quiere corregir los frutos defectuosos del árbol, cambiando los frutos. Se quiere corregir los efectos negativos, cambiando los pensamientos.
  Puedes usar una la lista con los más hermosos pensamientos para mejorar la estima, pero el árbol necesita recuperarse para dejar de producir frutos de mala calidad.
  El pensante que reasume su rol de manera consciente y se ocupa de estar pendiente de la actividad que desempeña (pensar), poco a poco recupera su estima sin contratiempo.
  El rol de pensador se mide en primer lugar por los efectos producidos en sí mismo. Para eso se piensa, la auto-satisfacción es el objetivo previo a cualquier otro objetivo o sueño.
   Si no se está logrando satisfacción con lo creado, lo más seguro es que se está esperando por lo que piensen los demás.
   La trampa en la que usualmente caen los que alcanzan la fama. Grandes por fuera y pigmeos por dentro. Ricos por fuera y arruinados por dentro.
   En resumen amiga(o) mío, dale acuse de recibo a tantas cosas que están bien en ti, en tu mente y en tu cuerpo, esto te ayudará a no descalificarte por completo cuando algo no salga bien.
   Reasume tu rol de pensante, no tienes otra opción, deja de inventar maneras para no pensar. No importa cuánto desorden mental padezcas en este momento, el camino para salir de ese caos es; reasumir de manera consciente el acto de pensar.
   No se pueden cambiar malos hábitos, actitudes, estados emocionales, depresiones, estrés, etc. Sin cambiar la manera en que manejas tu actividad pensativa; el acto de producir pensamientos.
   Quizás, no me habías leído antes, pero he explicado varias veces una manera efectiva de retomar el control de la actividad pensativa. La he llamado “Haciendo Nada”.
   No esperes para después para reflexionar acerca de la importancia de ser un pensante. Sabes lo que pasa en la vida de una persona que descuida ese vital rol.

   Ha sido un grato placer.  Buen provecho conduciendo tu pensar.   Nos vemos pensante.

martes, 18 de abril de 2017

LA LÍNEA DEL DESENCANTO

                    POEMA
Has cruzado la línea del desencanto.
La imagen que me hiciste formar
de ti, y que contenía los agradables
tonos de estimulante simpatía,
cambió a producir, desagradables
reacciones al chocar con los sentidos
que retratan mis querencias.
El desencanto empezó y no se detiene,
no reaparecen los valores y las
actitudes que me eran afines.
No hay nada que pueda hacer de mí
parte, porque ni la paciencia resiste
el brusco giro que dio tu personalidad.
Para mi corazón y su amor, fue como
si hubieras sido poseída y tu alma
expulsada de esta vida, y reemplazada
por un ser que me produce antipatía.
Haz cruzado la línea del desencanto
y lo que veo de ti, averguenza mi corazón.

Autor: Emilio Fernández

lunes, 17 de abril de 2017

CONSCIENCIA PLENA

   ¿ERES CONSCIENCIA O TIENES CONSCIENCIA?
  Hola, amiga(o) pensante. Todo pensante es en esencia, consciencia plena. Consciencia que a duras pena puede usar, y está intentando por todos los medios volver a su estado natural.
  La adquisición de conocimiento fue el recurso usado para sustituir la aparente pérdida de consciencia. Mas aprende, más “consciente” cree que se vuelve.
  De la profundidad de algunas filosofías recomiendan el proceso de “desaprender”. Se debe dejar el conocimiento o consciencia adquirida para alcanzar el estado natural de ser.
  Volver al estado natural de ser, es en apariencia un proceso de pérdida, hecho que contradice el objetivo de sobrevivir que mueve la vida.
  El propósito aparenta cambiar de dirección, y se tiene la impresión de querer morir, sucumbir; dejar de existir sufriendo todos los efectos negativos que ese hecho muestra en la vida.
  La aparente contradicción es la barrera que le enfría el guarapo o le quita el valor a muchos de los que sueñan con alcanzar la libertad plena. Estos pensantes quieren ganar, pero no están dispuestos a perder.
 Sin embargo, otros muchos pensantes vencen sus falsos temores, y se arriesgan a perderlo todo, se arriesgan a desaparecer.
  Pero hay una segunda barrera, se quiere alcanzar plena consciencia para hacer uso del poder, para demostrar a otros la diferencia y todo lo que se puede lograr con ese estado de ser.
  Algunos pueden preguntar. ¿Entonces, que gracia tiene trabajar tanto para dejar de existir, si la lucha es por la paz, la salud, la prosperidad interior y exterior?
  La vida de un pensante es el resultado de sus pensamientos, consideraciones o ideas. Esta es la vida que se pierde, esta es la vida que está viviendo en este momento y que está hecha un desastre, tanto en su interior como en su relación con otros y el universo.
  Recuperarse para ser consciencia plena, no implica estar forzado a dejar de existir o abandonar “el juego de la vida”. Es en ese estado original que se dio comienzo a esta existencia y se sabe cómo causar para persistir en el espacio-tiempo.
  Solo que ahora el pensante vuelve a tomar el control de su destino. Es causa consciente de su actividad pensativa y los pensamientos que produce para experimentar sus efectos o para convertirse en lo que ha decidido, responden a su voluntad.
  Su mente a la que nunca abandona, no importa las vidas que viva, tendrá un contenido para operar, alineado a los objetivos o metas que el pensante ha trazado.
  La armonía solo es posible para un pensante “en causa consciente” de su existencia.
  Lo males y enfermedades que abarrotan el mundo, son la muestra de la vida que va a perder si emprende el camino de la auto liberación.

   Ha sido un grato placer. Que tengas buen provecho en tu andar hacia la consciencia plena.  Nos vemos pensante.

miércoles, 12 de abril de 2017

ADMIRACIÓN

  AMOR
TRATARON DE APAGAR SU AMOR, Y EL FUEGO SE EXTENDIÓ POR EL MUNDO.

Autor: Emilio Fernández

martes, 11 de abril de 2017

AMOR

   AMOR
AMOR SE PAGA CON AMOR,  PERO A ÉL LE PAGARON INFLIGIÉNDOLE DOLOR, SUFRIMIENTO Y DERRAMANDO SU SANGRE.
Autor: Emilio Fernández


lunes, 10 de abril de 2017

EL CEREBRO NO TIENE LA CULPA

 LOS ERUDITOS PUEDEN PENSAR DE MI LO QUE QUIERAN.
  Hola amiga(o) pensante. Sé que NO hablo con eruditos en el campo de la mente, por eso sé que no te vas a molestar por lo que te voy a decir.
  Llamo cerebro-pensantes a todos aquellos que están convencidos que piensan con el cerebro. Sobre todo aquellos genios que tienen aterrorizadas las neuronas con los escudriñamientos que les están haciendo.
  El cerebro ya no les esconde nada, sin embargo, “no le creen”, siguen empeñado en encontrar los secretos que ellos juran, les está escondiendo.
  A los honorables científicos les ocurre algo similar a una anécdota que mi padre me contó. “En el caserío donde nació, por los años 1.927 alguien llevó por primera vez un radio.
  Los campesinos y peones hacían un semicírculo frente al radio y el pudiente hacendado, muy orgulloso lo encendía y todos sufrían un retorcimiento mental de sorpresa, de incredulidad, confusión y preguntas sin respuestas.
  No hubo uno que no se levantara para tratar de ver quien hablaba desde dentro de esa caja de madera. Sus mentes no podían entender como alguien se puede encoger tanto para entrar dentro de ese pequeño aparato.
  Todos estaban convencidos que con algún tipo de magia, oración o brujería, esa persona se metía dentro del aparato para hablarles.
   Bueno, nuestros mejores científicos todavía están en esa misma actitud, no se explican cómo ese montón de neuronas puede mandar un hombre a la luna y ya va rumbo a Marte. Al mismo Albert Einstein le rebanaron el cerebro y se lo repartieron para descubrir la genialidad de sus neuronas pensantes.
  La radio transforma señales, el cerebro es un fabuloso transformador de señales.
  ¿De dónde se originan las señales que recibe el cerebro?
   Hay dos fuentes principales, la intrínseca a su función original que es transformar las señales que recibe a través de todos los canales de percepción en uso del cuerpo, canales que dispone la “Mente Genética”. (Luego hablaremos de ella).
   La otra fuente proviene del pensante y su mente. El pensante programa su mente para comunicarse con la Mente Genética, de manera automática, mientras él se ocupa de otras actividades, por lo general no repetitivas.
  La ciencia acorraló la Mente Genética dentro del ADN, los genes guardan toda la información del organismo, su historia pasada y la que recién se escribe.
  Ya al cerebro no le pueden echar la culpa de muchas enfermedades causadas por la información genética, ahora los culpables son los GENES.
  Pero se están demorando DEMASIADO para entrar al plano cuántico y entender como desde ese nivel se rigen las estructuras visibles. “La naturaleza” (evolución) les va a mostrar cómo se puede fabricar una computadora cuántica, eso es, lo que básicamente es la Mente Genética.
  Es un procesador de datos a nivel cuántico que responde a la ley matriz (teorizada por David Cross, Nobel de física como; Libertad Asintótica) (Yo lo defino como Ley de Coordinación), pero que “la naturaleza” la usa desde el principio de los tiempos.
   Te pongo entre comillas “la Naturaleza” para significar que se trata de la misma “Ley Matriz” en acción permanente.
  El hombre ha estado imitando o copiando lo que “la naturaleza” ha hecho. Ha sido una provechosa y excelente idea hacerlo. Ahorra tiempo, aunque puede también traer a existencia soluciones y respuestas sin consultar las obras que la “naturaleza” ha desarrollado.
  Te preguntarás, ¿pero si yo me oigo pensando dentro de la cabeza? Tiene que ser con el cerebro que se piensa.
  El campesino del cuento de mi papá, juraba que dentro del radio había una persona, porque la voz sale de allí. Así que para el común de la gente, aquellos que no se han ocupado de sí mismos como pensantes, es “natural” concluir que el cerebro es el que piensa, ya que de ahí salen las voces.
  Lo que si lamento, es que los reconocidos eruditos de la mente-cerebro, todavía estén buscando los hombrecitos que se esconden en las neuronas.
  El tema es complejo, son varios puntos importantes que quiero compartir, estoy preparando una tesis, pero mientras tanto te voy a complicar la existencia, si es que me tomas en serio.
  Todo lo dejo a tu criterio, y que el tiempo desentierre los huesos del que tenga la razón y le estreche la mano.

  Ha sido un  grato placer por hoy. Buen provecho con tus propias conclusiones.  Nos vemos pensante.

domingo, 9 de abril de 2017

DESPUÉS DE LA TRAICIÓN

                  POEMA
Si no has sido traicionado por
la persona que amas, no me vas
a comprender. Lo que se piensa
de uno mismo, cuando se pasa
por ese momento, no hay una palabra
infernal que defina toda la desgracia
y minusvalía que uno se atribuye.
Hasta a Dios se le acusa de no tener
misericordia por hacer pasar a uno
por lo que parece una tragedia que
nunca va a dejar de hacernos sufrir.
Si en ese momento alguien me hubiera
preguntado si me volvería a enamorar,
o si consideraría que podría ser
feliz y confiar en un nuevo amor, a esa
persona le hubiera respondido con
maldiciones a todas las mujeres del
mundo. Pero el amor nos da las más
imposible de las sorpresas, si tú me
preguntas hoy ¿Qué pienso del amor
y de las mujeres? Te responderé; que
es la experiencia más maravillosa que
Dios nos ha permitido experimentar, y
las mujeres, el regalo más divino que
nos ha concedido, para que todos los
días se amanezca recibiéndolo como
si fuera un nuevo regalo. He visto un
nuevo amanecer.

Autor: Emilio Fernández

sábado, 8 de abril de 2017

ME CANSÉ DE ILUSIONES

                   POEMA
Creo que no hay otra persona en el
mundo que haya ilusionado contigo,
tanto como lo he hecho yo. Tengo
ampollas en las neuronas y me sangra
el cerebro de rumiar hasta la saciedad
las fantasías de amor que imagino.
He llegado al punto que proyecto fuera
de mi cabeza como hologramas, todo
lo que imagino para que veas que vivo
pensando en ti. Y tú, viviendo la vida
con otros gustos, no me tomas en cuenta
y tu corazón late indiferente, aburrido
y monótono, pensando ¿quién sabe en
quien?. Me cansé de pensarte, abandono
derrotado. Reconozco que hay amores
imposibles, tengo que aceptarlo, no me
queda otra, la realidad es convincente.

Autor: Emilio Fernández

viernes, 7 de abril de 2017

ENTES, EMISORAS Y REPRODUCTORES DENTRO DE LA CABEZA.

  ¿ES TANTA LA BULLA QUE NO TE DEJA NI DORMIR?
  Hola amiga(o) pensante. Oír voces “dentro de la cabeza”, sonidos de todo tipo, se ha concluido que son síntomas graves del estado mental en que se encuentra la persona.
  No te asustes, lee que te explico. No hay persona que no encienda su radio, o charle “consigo mismo”, es una actividad normal que efectúa el pensante a través de sus mecanismos mentales.
  Lo de considerarlo un síntoma grave, es igual a lo que sucede con cualquier actividad normal que efectuamos como; comer, caminar, reír, etc. Si la actividad se sale de control, se sale del rango “normal” o adecuado para que beneficie, entonces hay problemas.
  Por ejemplo; si la persona no para de caminar, o si pudiendo caminar no lo puede hacer. O si no puede parar de reír, de comer, de llorar o el extremo contrario, es obvio que la persona necesita un loquero.
  Imaginar, es una variedad del acto de pensar, donde el pensante usa herramientas mentales para reproducir percepciones dentro de su mundo, como imágenes, olores, sonidos, sensaciones, etc.
  Durante el proceso del pensar CREATIVO, el pensante usa consistentemente estos recursos para componer las obras que está desarrollando o investigando.
  El director oye en “su cabeza” cualquier instrumento musical que desee, como si lo estuviera oyendo en la realidad.
   Si quieres puedes cantar haciendo dúo, trio o cuarteto contigo mismo, puedes encender tu reproductor y poner la música que desees oír, y hasta hacer karaoke de canciones conocidas con las letras que te dé la gana.
  Si no eres un pensante que dedicas algo de tu tiempo a la creatividad, igual usas a diario estos mecanismos mentales de manera banal, sin propósitos reales a la resolución de tus problemas.
   El pensante que pasa gran parte de su tiempo imaginando sandeces, por lo general lo que hace es divagar sin ningún control de la actividad pensativa, y termina haciéndolo de manera compulsiva o automática.
  La emisora FM o reproductor mental se queda sin su control, y no solo obliga al pensante a oír la misma canción todo el día, la mente personaliza estos mecanismos, y entonces esta entidad ficticia le habla al pensante como si fuera alguien más, lo aconseja, lo regaña, lo evalúa y a veces el pensante sin voluntad, siente ser poseído por espíritus demoniacos.
  Toda actividad que se va a los extremos, que no se puede mantener la moderación o ser usada cuando el pensante lo decida, son síntomas GRAVES de pérdida de control de la actividad pensativa.
  Por lo general, la gente vive imaginando, es un impulso natural para resolver sus problemas de supervivencia, incluyendo para distraerse, matar el aburrimiento, soñar que conquista el mundo, que es el actor mejor pagado del cine, que la mujer o el hombre más “bella(o)” se le rinde a los pies, etc.
  Todas estas miles de horas que se gastan imaginando sandeces, es un arduo entrenamiento para perder el control del acto de pensar.
  Es un valioso tiempo dedicado a darle poder a la mente y quedarse sin voluntad.
  Es renunciar a la posibilidad de demostrar al mundo su talento, genialidad y poder creativo en general.
  Es permitir que la salud física quede en manos de las circunstancias y del pensar deficiente y de baja calidad que se tiene cuando no se está en control del acto de pensar.
  Las consecuencias son, desorden mental, o desorden “dentro de la cabeza”.
   Las personas cuando corren a pedir ayuda psicológica, o los sorprende una fuerte crisis, tengan por seguro que ya venía desde hace un buen tiempo con emisoras de radio, canales de televisión y unos cuantos entes que bailaban tambor día y noche en su cerebro.
   Por esa razón, las curas de sueño, y cualquier droga que lo deje medio muerto, para no oír el escándalo y las voces de sus entidades fantasmales en la cabeza, son las soluciones preferidas.
   Somos una sociedad eminentemente mediocre, todos los parámetros considerados normales, son normales porque no matan a la gente en el acto o a corto plazo.
  Por cultura estamos entrenados y educados a soportar contaminación, tóxicos y tratamientos con mil efecto nocivo (secundario), para buscar una posibilidad no garantizada, de cura al mal que se padece.
  Esta actitud nos está matando, nos está volviendo locos y todo está bien, todo está “NORMAL”.

   Ha sido un grato placer oírte. Buen provecho usando tu imaginación controlada.    Nos vemos pensante.