Translate

lunes, 28 de noviembre de 2016

RECORDAR Y OLVIDAR

CUANDO RECORDAR ES BUENO Y OLVIDAR ES MALO, O VICEVERSA.
     Hola amiga(o) pensante. Olvidar y recordar son acciones normales en la operatividad de la mente. El pensante no debe darle ninguna connotación de “bueno o malo” por la circunstancias que esté viviendo.
   El hecho de que esté pasando por una situación donde los recuerdos son dolorosos o le afectan de manera negativa, no significa que “olvidar” es la solución y que en ese momento “olvidar” es un problema ya que no puede dejar de recordar.
   O cuando sucede lo contrario, no ve problemas en “olvidar” pero si en “recordar” y siente la necesidad de NO “recordar” como solución ya que hay algo malo con estar recordando.
   Estos esfuerzos contradictorios estropean la normalidad o control del pensante en el acto de recordar y el acto de olvidar.
   Ambos son dos actos necesarios en el control de la mente, y por lo general los usamos de manera automática. Basta que fijemos la atención en otra cosa y ya lo que se tenía presente en la pantalla del monitor se archivó. Eso es recordar y olvidar, lo haces todo el tiempo sin prestarle ninguna atención.
    Si a ver vamos, recordar y olvidar son dos acciones necesarias en el control de la mente, ninguna de las dos es negativa.
    ¿Recuerdas que hablo mucho del “control del acto de pensar”? “Recordar” no es producir pensamientos o PENSAR, no me refiero a esta acción, el acto de pensar es en el que tú ejecutas para producir ideas o pensamientos.
    Recordar es traer a la memoria algo del pasado que ya está archivado en la mente. Aunque es costumbre decir que se está “pensando”, cuando en realidad lo que está es recordando.
     La memoria son registros, como todos los archivos de tu computadora, pero también se le entiende como lo que se está recordando en ese momento, “traer a la memoria”.
    Existen otras causas que alteran el buen funcionamiento de la memoria como: traumas, genéticos, drogas, hipnosis, etc. donde recordar y olvidar se ven afectados.
   El pensante que quiere olvidar y no puede, o no quiere recordar y le es imposible parar, ya él como pensante, como operador de la mente está fuera de control. Un borracho conduciendo.
   Las únicas manos que usa un pensante para controlar la mente, así como para todas las cosas que puede hacer, sentir y padecer, son sus pensamientos.
   Pensamientos que produce con su acto de pensar, y si falla en el control de este acto, su mente va a estar fuera de control, él va a estar fuera de control, ya que es resultado de “lo que piensa”.
   La actividad pensativa es un acto que puede ser para el sufrimiento o la felicidad, para el fracaso o el éxito, o para la vida o la muerte. Tú decides.

    Ha sido un grato placer. Buen provecho usando tus pensamientos para poner orden.     Nos vemos pensante.

sábado, 26 de noviembre de 2016

SIETE DÍAS DE TORMENTO

                POEMA
No sirvo para engañarte con otra,
hace una semana cometí la estupidez
de montarte los cuernos, y esa es
la razón del insomnio que he padecido
estos días y de la forma extraña
como reacciono cuando me vez a los
ojos. Todas las excusas que te he
dado y mí exagerada servil actitud,
son intentos ocultos por tratar de
enmendar mi error y silenciar mí
consciencia sin darte la cara. Ahora
mi vida y mi futuro, está en tus manos,
lo que decidas, dímelo en pocas palabras.
Ya son siete días de tormento y pesadillas
y he concluido que a una mujer que se
ama no se engaña, no se traiciona, no hay
ninguna justificación en este mundo que
calme la consciencia de un corazón
enamorado.

Autor:  Emilio Fernandez

viernes, 25 de noviembre de 2016

ENSEÑAR A PENSAR…IMPOSIBLE

 ¿RECUERDAS QUIEN TE ENSEÑO A PENSAR? 
     Hola amiga(o) pensante. La expresión “enseñar a pensar”, ¿sabes que quiere decir? Hasta hoy en día he visto que se usa esta expresión asumiendo que niños, jóvenes y muchos adultos la entienden.
    Todavía se oye a expertos y líderes en el tema educativo que siguen insistiendo en “enseñar a pensar” y no comprueban para ver si hay algún mal entendido.
   Quisiera que un experto me dijera si “enseñar a pensar” es una expresión que tiene un significado distinto al que sus palabras “enseñar” y “pensar” significan.
     No veo cómo se puede enseñar a pensar a quien ya lo puede hacer, o enseñar a caminar a quien ya camina. Cuando fui a la escuela por primera vez, lo recuerdo muy bien, ya tenía ocho años pensando.
   Me recuerdo de niño gateando en el piso y pensando lo grande que eran las personas a mí alrededor. Recuerdo que me ayudaron para que aprendiera a caminar porque no sabía, pero a pensar no.
   ¿A ti te enseñaron a pensar?
   He preguntado a muchas personas después que les he aclarado lo que era el “acto de pensar”. Que “pensar” es una “acción”. No importa si los pensamientos que se producen son buenos o malos, útiles o inútiles. Y todos llegan a observar que nadie los enseño.
   La educación para adulto, aquellos que no saben leer y escribir, también se insiste que los están enseñando a pensar.
  Nací en el año cincuenta y me dio tiempo conocer personas geniales, creativas, compositores, comerciantes exitosos que no sabían escribir su nombre o firmar. Y que yo sepa nunca habían ido a la escuela y sabían pensar tanto como cualquier otra persona.
   Y hoy en día conozco renombrados profesionales egresados de famosas universidades y parece que “no saben pensar”. Piensan como todo ser humano, pero las ideas que producen son mortales.
  ¿De qué estamos hablando cuando se dice que se va a enseñar a otro a pensar?
   Quizás un adulto entienda que, EDUCACION significa transmitir información a otro, de tal manera que los pueda entender y aplicar, y que a partir de ese conocimiento sea capaz de desarrollar nuevas mejoras y conocimientos en ese tema o asunto de que se trate.
   Si la educación no logra que los educandos apliquen los conocimientos que se les transfiere y que estos le sirvan de base para innovar, mejorar, perfeccionar o inventar, no hay desarrollo.
   Y si no hay desarrollo la educación es un fracaso. Por lo que veo a mi alrededor y por lo que confirman estudios hechos a hombres y mujeres GENIALES, casi todo fueron rebeldes al SISTEMA que insiste que está enseñando a pensar.
    Los niños y jóvenes siguen siendo los más vulnerables, desde el hogar lo confunden, cuando le recriminan que “no sabe pensar” o que tiene que ir a la escuela para “aprender a pensar”. Esto es un impacto negativo en la confianza en sí mismo, lo invalida de una manera catastrófica como pensante.
    Imagínelos en sus mundos, admirados y orgullosos de producir sus primeras ideas, y comienzan a decirle que hasta que no sea un titular o la vida le haya dado muchas experiencias como a sus viejos padres, no va aprender a pensar. Y un interminable bla, bla, bla… que los confunde.
   A tal punto que llega adulto o aciano como muchos, y sigue sintiendo que nunca aprendió a pensar “bien”. Por favor, no le pidan a estas personas que inventen algo, o que sean creativos, la respuesta es que nunca fue bueno para eso, o no se ha graduado en esa especialidad.
   Luego para rematar, a los jóvenes les intentan roban el auto-determinismo, al querer pensar por ellos o estar cuestionando sus ideas a cada momento, o aleccionarlos con cosas como: “eso es malo pensar”, sin aclararles o darles una explicación de amplio acuerdo social de que es esa la explicación. Esto lo digo porque los padres si les dan a veces una explicación basada en su fe o creencia, o un tajante “es por tu bien”.
    Recuerdo estas expresiones, “ya todo está hecho”. “Para que te vas a dar mala vida si ya todo está inventado”, “la verdad está dicha”, “Quién eres tú para contradecir o cuestionarme”.
   Millones de niños en la escuela, toda la generación de reemplazo siendo acoquinada por un sistema que ve en peligro sus intereses si se les deja en verdad libres para “pensar”.
    El campo de la medicina es una de las profesiones donde los médicos que ya ejercen con años de experiencia, pero que todavía tienen un margen libre para pensar, cuentan las tragedias que tienen que vivir para enfrentar el sistema que los educó, cuando se quieren salir del modelo de medicina en el que se le ha encasillado.
    Sus mismos colegas y amigos le declaran la guerra por explorar nuevas alternativas para sanar a sus pacientes, y a muchos que pueden ver como las estadísticas muestran pocos resultados, el miedo o el terror les impiden correr esa aventura de desprestigiarse. Así que prefieren enterrar la cabeza en la arena como el avestruz.
   Cierto amigo mío, puede que no haya mala intención en la gran mayoría y que solo son víctimas del mismo sistema que los educó, pero aquellos que abran los ojos no deben volverlos a cerrar por miedo, o para salvaguardar sus intereses personales.
   Yo insisto, que a mí nadie me enseñó a pensar, educación es otra cosa y  “NO ES ENSEÑAR A PENSAR”.

    Ha sido un grato placer. Que tengas buen provecho con tu libertad para “pensar”.    Nos vemos pensante.    

jueves, 24 de noviembre de 2016

ASÍ QUIERO QUE LO HAGAMOS

                  POEMA
Falta poco amor, muy poco. Falta
tan poco, que poco a poco lo disfrutamos
más. Para que apurarse para acabar
si lo que nos sobra es tiempo y ganas
de estar juntos. Apuros tuve para
conquistarte y ya estoy entre tus
piernas. Me gusta que los sabores
del amor no se me aglomeren en el
paladar. Los quiero catar uno a uno
para saborearlos hasta que se diluyan
y fluyan por el torrente sanguíneo, y
pinten el interior del corazón con el
color de tu rostro, y la expresión facial
que pones alcanzando un clímax en
cámara lenta con quejidos de solapado
dolor placentero llegando a un éxtasis
de infinita satisfacción. Así quiero
que hagamos el amor.

Autor: Emilio Fernandez

domingo, 20 de noviembre de 2016

LLANÁNDOME DE SUSPIROS

                 POEMA
Eres un poema de ternura cuando
estas dormida. Me levanto con el
sigilo de un gato estando de cacería
y me dedico a contemplarte sin
producir el menor ruido; como si  
presintieras que te observo, te
retuerces y cambias a otra posición
que me enamora y me seduce para
admirarte aún más. Suspiro profundo
con la satisfacción de saber que esa
encantadora mujer es mía, y se siente
a gusto en complacerme y complacerse
conmigo. Después de ese hondo suspiro
de felicidad se me empieza a erizar
la piel y me provoca romper el
encantamiento que sufro en el alma y
mi corazón para darle gusto al cuerpo.
Tentado estoy de despertarte con
suaves besos que te exciten dentro
de tu sueño y me dejes entrar en el
para darnos un baño de lujuria hasta
que abras los ojos y te sorprendas de
que soy el mismo con el que estabas
soñando, y si así no fuera, en los sueños
se llenan los vacíos de la moralidad y
el respecto sin cometer ningún delito
cómo en el mundo real, pero el poema
de ternura que está en mi cama y a mi
disposición, no me canso de leerlo y
releerlo para seguir llenándome de
suspiros de infinita felicidad, que con
los deseos de la carne no los puedo suspirar.

Autor: Emilio Fernandez

viernes, 18 de noviembre de 2016

PINKY Y CEREBRO.

     LA ARRAIGADA CREENCIA DE QUE EL CEREBRO ES EL QUE PIENSA. CONTRADICCIONES
  Hola amiga(o) pensante. Todos aquellos que creen que el cerebro es el que piensa, se les puede llamar “cerebro” y no tienen por qué enojarse.
  Orgullosos deben sentirse de ser una inteligente masa encefálica, los está respaldando la cultura general y hasta el día de hoy la ciencia avanza por ese camino para hallar respuestas a todas las enfermedades producto de la “manera de pensar”. Tanto físicas como mentales.
   Los mismos expertos en el campo de la biología y la genética, creen que su cerebro es el que piensa, y se supone que no deben sufrir esta enorme contradicción que les voy a decir.
   Estos genios han demostrado que existe el ADN, memoria genética (mente genética) con los registros de experiencias ancestrales y los registros de la información registrada de esta vida particular.
   Y estos científicos demuestran que ese ADN o memoria genética está en el cerebro y está en todas las células del cuerpo donde esté presente el ADN, y toda esta información codificada se pasa a cada nueva célula que se reproduzca en cualquier parte del cuerpo.
   Lo que quiere decir que todo el cuerpo “piensa” y no solo lo hace el cerebro.
   Muchos de esos biólogos y genetistas cambiaron del enfoque que tenían de que por herencia, (memoria en los genes) se traían todas las enfermedades tanto físicas como mentales y al descifrar el código genético, ¡pum! solucionadas todas las enfermedades.
   Lo hicieron, descifraron el código genético, y muchos de ellos buscaron otro camino que llaman Epigenética. (Infórmate de sus investigaciones, vuelve la hipótesis que el factor PENSAMIENTO influye también en la reprogramación de la memoria genética)
  ¿Cuáles son las consecuencias de creer que quien produce los pensamientos es el CEREBRO?
   A las personas siempre se les presentan dificultades con su cuerpo físico y con su mente que deben solucionar con urgencia por que su vida está en peligro, o pueden vivir enfermos por un largo tiempo.
   No puedo mencionar al PENSANTE, ya que si se cree que quien piensa es el cerebro, para mí no tiene sentido.
   Como no tiene sentido creer que el cerebro es el PENSANTE  y a la vez creer que es un espíritu inmortal que piensa. O es una cosa, o es la otra, o ninguna de las dos.
   Como les decía, las personas nunca dejan de tener problemas físicos y mentales, o tienen que estar atentos para evitar enfermarse. Así que tienen que acudir a expertos mentales (cerebrales) y a expertos en cuerpos (cerebrales), para que les guíen o les den tratamientos.
   Miren las estadísticas. ¿Cuántos pacientes con desórdenes cerebrales (mentales) están sanando por completo y cuantas clases de enfermedades existen que hasta la fecha no tienen cura?
   Expertos que se llaman pensadores, pero creyendo y sintiendo que  piensan con el cerebro. En ambos casos, sea el cuerpo enfermo o la mente enferma, según ellos hay que usar el mismo cerebro enfermo para sanarse.
   “La manera de pensar” es determinante en casi todos los desórdenes físicos y en todos los problemas mentales o comportamientos aberrados (teoría respaldada por la ciencia de la mente y la genética).  
    Con este enfoque de un cerebro pensante, el mismo CEREBRO tiene que sanar el cuerpo del cual forma parte, de los problemas que el mismo ha creado por  su manera de pensar, y debe curar su locura si la tiene, cambiando esa manera de pensar, con su misma “manera loca de pensar”.
    Si el cerebro es el que piensa, entonces quien está loco es el cerebro; si el cerebro es el que piensa y es un incompetente o un depresivo, estresado o loco de remate, entonces usted mi amigo, preparase para morir o sufrir su locura por el resto de la vida. Ya que la ciencia sigue dando traspié con el genoma humano y con el cerebro y no sabe cuánto tiempo le llevará esclarecer este enredo.
   Pero nadie está dispuesto a dejar que eso pase sin hacer nada al respecto, ahí me incluyo yo. Las personas quieren ayudar y ayudarse a sí mismo a resolver esas terribles situaciones que parecen no tener solución.
    Aparte de los problemas presentes las personas están buscando métodos para crecimiento y mejoramiento personal en todos los ámbitos de lo que concibe su existencia.
   Inclusive, por ese espíritu que se cree ser, o tener y que no piensa, ya que para él, quien piensa es su cerebro, las personas trabajan duro toda la vida para salvarlo del infierno cuando muera.
   Existen cinco grandes religiones que aglutinan casi toda la población del planeta y coinciden que se trasciende como espíritu después de la muerte, unos reencarnan, otros resucitan, pero todos siguen vivos, y en estas religiones hay muchos profesionales que creen que el cerebro es el que produce LOS PENSAMIENTOS.
   Amiga(o) mío, aquí lo que se ve es un enredo, un retorcido manojo de consideraciones o creencias contrarias y contradictorias, se cree ser un “espíritu” que no muere y el que muere es el “cerebro” que se pudre y se lo comen los gusanos; sin embargo, ese espíritu, si va al cielo, o a su encuentro con el Dios en el que cree, allá experimenta emociones positivas, siente paz, piensa y está consciente, etc, pero si va al infierno sufre crueles torturas, siendo dolor y piensa en todos sus pecados o errores cometidos.
   Hay que definirse, o se es un cerebro pensante o un espíritu pensante o ninguno delos dos. Resuelve cualquier contradicción que tengas, y si concluyes que eres un cerebro pensante o un espíritu pensante, por lo menos tienes certeza en el punto de vista que asumas.
    Lo único que le puedo decir a los que se ratifiquen como cerebros pensantes, que hasta la fecha con esta creencia se ha visto pocos resultados. La medicina mental y física solo consiguen aliviar SÍNTOMAS en la mayoría de las enfermedades. 
     Hay muchas cosas que decir del tema, pero hoy me gustaría que reflexiones la contradicción de creer que piensas con el cerebro y a la vez no te sientes ser una masa encefálica.
    Lo que si te digo es, que desde la nueva posición que asumas sin tener esas contradicciones, puedes contar con que eres más eficiente con tus ideas, con el uso de la “intención” para lograr influir de manera positiva en tu salud en general y producir ideas de calidad.
    Ha sido un grato placer, y buen provecho con la certeza lograda al deshacer las contradicciones. Lo lamentamos por “Pinky” cuando se entere que su amigo “Cerebro” no piensa.   Nos vemos pensante.

      Nota: “Pinky y Cerebro”, son dos personajes de las tiras cómicas, cuyo objetivo es conquistar el mundo.

martes, 15 de noviembre de 2016

DEPRIMIDO AMOR

                    POEMA
Si hay amor, lo que no tengo, es ganas 
de expresarlo, no me siento bien, no 
tengo ánimo de decirte te quiero.
Dentro de mi mente hay desconocidas
imágenes, que nada tienen que ver contigo.
Pensé que la alegría de tu amor contagiaría
mi alegría, y nunca más se iban a oír los 
tambores del ritual para sacrificar
la tranquilidad de mi consciencia. Los 
cánticos de voces sedientas de odio 
retumban en mi cabeza, atormentado mis 
sueños y sofocando el corazón. Tu amor 
cala en lo más profundo de mi inconsciente,
pero no puede apagar el fuego que yo
mismo he encendido en el pasado y que
permanezco alimentando sin darme cuenta,
como un servil esclavo que los demonios han 
conquistado su voluntad. Tu amor y mi amor
son víctimas de mis errores y ahora 
el peso de esa inconsciencia nos arrastra 
al oscuro abismo de la separación de un amor 
que está diseñado para ser disfrutado a
plenitud para siempre, y ahora lo distancia
de la depresión que me ha invadido no me lo
permite. Perdóname, no te puedo decir 
te amo en estos apagados momentos.
Autor. Emilio Fernandez


lunes, 14 de noviembre de 2016

CUANDO LA AYUDA NO ES AYUDA

COMO DETECTAR MÉTODOS, SOLUCIONES Y CONSEJOS QUE NO FUNCIONAN.
   Hola amiga(o) pensante. ¿Qué les pasa a los pensantes que a pesar de no producir resultados con su conocimiento o creencia, insisten hasta el hastío, con los métodos que aconsejan o usan en ellos mismos?
   Son pensantes que están tratando de borrar con la misma punta del lápiz empeorando el escrito, y no ven que el lápiz tiene en la otra punta un borrador.
   Se cumple una condición de tener un “punto ciego” (En todo ojo humano hay un punto ciego) en ese asunto, todos alrededor pueden ver la falla, menos él.
   En la mayoría de los casos, los pensantes que tienen estos “puntos ciegos”, si se lo proponen, pueden observar el método o solución que no funciona, y pueden cambiar esa manera de proceder. Hay otros casos que la ceguera es crónica.
  ¿Qué deben observar los pensantes que hastían con su insistencia? Deben observar los resultados de la solución que aconseja o usa en sí mismo. Eso es todo querida amiga(o). Para eso son las estadísticas.
   Tienen la angustia de ver buenos resultados, y aunque estos no suceden, insisten con terquedad en lo mismo, en muchos casos por no detenerse un momento a observar.
    Cuando se quiere ayudar, bien sea dando posibles soluciones o consejos, se debe estar pendiente de “LOS RESULTADOS”, para de inmediato intervenir en ver cuál puede ser la causa, para que no funcione. Sobre todo cuando son soluciones que nunca se han probado en uno mismo, y si se ha usado ver si los resultados obtenidos cumplieron con lo esperado que promete esa solución.
   Otra de las cosas que hay que considerar al aplicar una solución es, que todo caso es diferente, pueden ser similares, pero no idénticos. Sobre todo cuando se trata de problemas mentales, de conductas, comportamientos o estados anímico no favorables.
   Cuando la ayuda no ayuda, para qué insistir en lo mismo perdiendo un tiempo valioso para ayudarse de verdad o para que la otra persona se ayude.
   Otra cosa que hay que considerar al ofrecer una ayuda psicológica (comportamientos) o recibir consejos para aplicar en uno mismo es, verificar antes si se tiene la suficiente capacidad o poder para llevar a cabo el procedimiento.
   Si todo el que tiene problemas tuviera ese poder en primer lugar no generaría con sus pensamientos males para el mismo, y si se da cuenta que su “manera de pensar” es la causa, no necesita consejos ya que no es un problema de sadomasoquismo. (No se disfruta el sufrimiento ni el dolor).
   ¿Qué efecto se logra causar a una persona que está al lado de uno, bien sea la madre de uno o un hijo, y con frecuencia se le da el mismo consejo, de lo que debe o no debe hacer, y no se le ha explicado bien el cómo hacer lo que debe hacer, y sin comprobar si tiene la energía suficiente para ponerlo en práctica?.
   Ya dije la palabra “hastío”, aburrimiento, pero también reacciones no muy agradables que rompen la buena relación o comunicación.
   Siempre, siempre, siempre se puede dar una ayuda, aunque sea acompañar u oír las quejas de la otra persona y transmitirle esperanza, no recomendarle cosas que no puede hacer.

   Ha sido un grato placer. Que tengas buen provecho con estos datos si los pones a prueba y verificas que te dan mejores resultados. Nos vemos pensante.

domingo, 13 de noviembre de 2016

EL INFLUJO DE TU CERCANÍA

                      POEMA
Tu encanto invade hasta los espacios inter
atómico del corazón no dando cabida a ningún
otro sentimiento que se aleje de la tesitura
que provocas cada vez que te me aproximas.
Es un vibrar apasionado que desequilibra,
que turba el entendimiento, y la piel arde
en llamas por el fulgor que viene de dentro
hacia afuera, como si el corazón fuera un sol
que se acaba de formar en mi pecho. Me
tienes en la órbita de tus encantos, cautivado
por los efectos maravillosos que produces
con el influjo de tu cercanía.

Autor: Emilio Fernandez

sábado, 12 de noviembre de 2016

EL GPS DEL AMOR

                       POEMA
 La distancia separa nuestros cuerpos,
pero no separa nuestros sentimientos.
No importa dónde te encuentres, el GPS
de mi amor, me da las coordenadas exactas
y te localiza para que el pensar en ti
no sea un encuentro ilusorio, frio y sin
la energía que revitalizará y llenará el
vacío en el cuerpo provocado por la
distancia física que los separa. Yo también
siento como tú, los anhelos desesperado
de mi cuerpo por romper como nuestras
almas, los límites del espacio-tiempo y
saciar el apetito con el manjar al que los
hemos acostumbrado. Pero se ha de
conformar con participar de las
emanaciones sentimentales de nuestro
encuentro y el extrañarse ambos será
un deseo con certeza de que la espera
está fundamentada en una sólida
esperanza. Insiste que te diga, que él
también te extraña. Te extraño amor mío.

Autor: Emilio Fernández

viernes, 11 de noviembre de 2016

LA LUCHA POR EL CONTROL

    AQUÍ UNA POSIBLE SOLUCIÓN PARA RECUPERAR O GANAR CONTROL EN TODO LO QUE DESEES.
    Hola amiga(o) pensante. Si no compruebas la información que te voy a dar, te pierdes de poner orden en tu vida.
    Existen malos entendidos y existen palabras mal entendidas, pero existe un fenómeno muy particular con los malos entendidos, que es cuando los hechos o las experiencias que se viven te conllevan a generar ideas o interpretaciones que se convierten en una verdad irrefutable.
    Estas particulares interpretaciones se les ponen nombre como es el caso de la palabra “CONTROL”.
 LA INTERPRETACIÓN EQUIVOCADA DE CONTROL.
    La vida es una escuela donde la experiencia son lecciones que quedan como huellas casi indelebles, cuyos efectos fuerzan la convicción en la manera de interpretar los hechos.
     Esa interpretación personal por lo general difiere del significado verdadero de la palabra que se usa para nombrar ese hecho, como es el caso del “control”, al cual tanto me refiero, y que hay que tener en la actividad pensativa.
     Hagamos una prueba. ¿Qué te viene a la mente cuando te hablan de control? ¿Lo sientes como positivo o negativo? ¿Te sientes cómodo que te controlen? ¿Evitas ser controlado? ¿Cómo se comporta otro cuando interpreta que tratas de controlarlo?
     Se pueden hacer una buena cantidad de preguntas y las repuestas tienden a ver el control como algo negativo. Es algo que hay que evitar a toda costa.
    Ahora, después que has reflexionado acerca de las respuestas con respecto el control, pregunto: ¿Qué pasa en un ambiente, o en una relación donde no hay control? ¿Qué pasa contigo cuando no controlas tu pensar o tu mente?
   De seguro sabes la respuesta, sabes que se sobreviene el caos, la anarquía, el deterioro o desorden y esto no es nada bueno de experimentar.
   ¿Pero qué pasa en un pensante que la vida lo ha hecho sentir aversión por el control. Esa persona que ve el control como algo negativo?
    Una persona con esa certeza producto de la interpretación por su experiencia, usa la violencia, la fuerza, la manipulación o cualquiera sea el método para no dejarse controlar o para controlar a otros.
   Pero cuál es el verdadero concepto de control, aquí les pongo unos usos: La palabra control proviene del término francés “contróle” y significa comprobación, inspección, fiscalización o intervención. También puede hacer referencia al dominio, mando y preponderancia, o a la regulación sobre un sistema.
   Como puede ver no tiene nada que ver con someter o imponer  la autoridad o la voluntad a otro por la fuerza, por el engaño o las armas.
    He ahí la contradicción de ideas en un pensante, por un lado quiere poner orden y armonía, y por otro repele todo lo que le huela a control. O como diría algún psicólogo; “desde el inconsciente dice que el control es negativo, y desde el consciente lo ve como positivo”.
    Una lucha interna donde domina el inconsciente, pero no porque es más fuerte, sino porque es el decreto o pensamiento básico programado en la mente durante hechos reales e inolvidables.
    Comprueba con estas expresiones si es cierto eso: “A mí no me controla nadie” “no permitiré que me controlen” “no te dejes controlar” etc.
    Y ahí tenemos a una gran mayoría de pensantes usando la palabra control para imponer su voluntad en otro y para no dejar que se lo apliquen, y para atacar o defenderse usa un comportamiento que nada tiene que ver con “CONTROL”.
    Este mal entendido de la palabra, se le puede llamar; definición inventada por mí.
    Yo tuve mi experiencia con la palabra “REPRESENTANTE”, te cuento la anécdota. Desde primaria fui flojo para estudiar, y bien temprano comenzaron a llamar a mi “representante” que era mi papá.
    Mi papá llegaba a la casa y no me salvaba de una paliza, no era un castigo, era una paliza con una correa de cuero que me dejaba quemaduras en la piel. Por supuesto que eso no me quito la flojera para estudiar y siguieron las llamadas urgentes a mi “representante” y mi representante correa conmigo y jalones de oreja que debe ser por eso que las tengo más grande.
    De adulto, ya libre al fin de ese representante, y en mi eterna búsqueda por mejorar, me encontré que para mí “representante” significaba; “alguien que tenía el derecho y el poder sobre las personas para joderlos y castigarlo sin derecho al pataleo o defenderse, porque como le iba yo a alzar la voz a mi papá, si yo hubiera hecho algo para defenderme, todavía me estuviera pegando”… Jajaja. Increíble, pero lo recuerdo con amor y le he sacado provecho a muchas lecciones valiosas que también me dio.
   Busca en el diccionario y veras que la palabra “representante” no tiene nada que ver con mi definición a la que llegue por mis experiencias. Y reactivamente cuando leía o me hablaban de representante o representar, ya te debes imaginar cual era mi reacción.
    Eso pasa con la palabra CONTROL que se ha generalizado la mala interpretación
   Una realidad vivida cientos de veces y cuyos registros en la mente se los mantienen influyendo en la conducta, sin que el pensante se dé cuenta. Si el pensante no se detiene a examinar, vive toda la vida con un enredo que le impide eficiencia y no ve el problema.
   Entonces, si tienes la convicción inconsciente de que el control es negativo, ¿cómo haces para poner orden en tu mundo o el mundo exterior? Ten por seguro que tienes que hacer sacrificio, o un gran esfuerzo para mantener cierto orden.
    Y yo insistiendo de la importancia de tener “control” de la actividad pensativa. Y tú tratando de controlar emociones, pensamientos, tu comportamiento etc.  
    Es posible que hayas probado tener control del acto de pensar, o de los pensamientos como tanto se recomienda y no has podido parar de pensar esos pensamientos que te afectan.
   De seguro has deseado poner orden en tu mente, para descansar y experimentar algo de tranquilidad o paz interior y no lo has logrado. Si es así, aclara la palabra “CONTROL” con un buen diccionario y practica con ella un poco para que empieces a darle el uso correcto, y busca la palabra cuya definición sea “imponer” la voluntad de uno en otro.
    Si lo deseas, si quieres despejar un poco la mente, busca hechos pasados donde pensabas que el control era malo, negativo o detestable y reflexiona el punto de cómo lo interpretabas y lo llamabas, “control. Y como lo interpretas ahora sin que te de acidez cuando te hablen o pienses en control.

   Ha sido un grato placer compartir contigo. Que tengas buen provecho del control.   Nos vemos pensante.

lunes, 7 de noviembre de 2016

EL PENSANTE MANIATADO

     ¿QUE TAN LIBRE DE TI MISMO ERES PARA PENSAR?
   Hola amiga(o) pensante. Aquel que recomienda que lo malo no se piensa, promueve a que el que le obedezca su consejo pierda control del acto de pensar con respecto a ese asunto.
   El tema de la muerte, tabú y tantas cosas “malas” que no se deben pensar, son asuntos que muchos pensantes se inhiben de examinar o de reflexionar para producir su propio criterio. Por lo tanto, carecen de comprensión.
   Desde muy niños se les acondicionó a no tocar el tema con su PENSAR. Se siembran miedos, castigos, consecuencias graves por atreverse a pensar con libertad lo que quiera acerca del tema.
   Si en este momento se les ocurre examinar algún tema tabú que tengan, observarán que tienen una buena explicación para no pensar el tema con entera libertad observándolo de todos los ángulos posibles.
   Y si examina ese contundente argumento de porque no hacerlo, comprobará que no es propio. Comprobará que lo adquirió y que se comporta de acuerdo a criterios ajenos.
   La actividad pensativa es el medio para producir ideas valiosas, ideas de calidad, ideas revolucionarias e innovadoras. Y si se hace un balance, se puede comprobar que hay una deficiencia de producción de esas útiles ideas, y en cambio; se produce un alto porcentaje de ideas con contenido de efecto negativo o sin un contenido que sea de utilidad.
   No debiera ser así, si a la persona se le ha educado desde que nace para que no piense lo malo y muchas advertencias de cosas específicas que no se deben pensar.
  Pero yo les voy a decir cuál es el trasfondo de porque el temor, de porque si les dicen que “ES MALO” pensar en “X cosa”, de inmediato obedece.
   Todo pensante sabe que los pensamientos se materializan, o intuyen que los pensamientos se hacen realidad.
   Eres lo que piensas que eres y te sucede lo que consideras que te está sucediendo o te va a suceder.
   Así que cuando te dicen desde muy niño que no debes pensar en algo, no entiendes bien, pero asusta pensar eso porque se puede hacer realidad.
   Y ya de adulto con más experiencia y pruebas de que se es efecto de lo que se piensa, más miedo da arriesgarse, no vaya a ser que suceda lo que está pensando.
    Se acuerda de esa expresión de miedo que dicen; “trasmutado y cancelado”. La persona pensó, y se horroriza que se haga realidad.
    Pero lo malo que le iba a suceder y que nadie le explicó, es que iba perder confianza en su poder para controlar el acto de pensar con respecto a esos temas o asuntos “malos de pensar”.
    Nadie puede controlar aquello que no comprende.
   Haz la prueba, trata de conducir o controlar un carro sin comprender. Y para comprender algo se necesita comunicarse bien con eso, pensarlo exhaustivamente. No hay comprensión, no hay control.
   Esta es la regla que debes considerar al buscar las razones de porque pierdes el control del acto de pensar, de los pensamientos, emociones o de cualquier cosa en tu vida.
   Antes de hacer correcciones en la personalidad, conductas, actitudes, etc. primero hay que buscar comprender y para comprender debes observar, pensar, analizar desde todos los puntos de vista posible, con ayuda o sin ayuda, pero no hay otro camino. 
   ¿En cuántas cosas tiene un pensante creencias adquiridas que le impiden libertad? La respuesta la tiene cada pensante.
   Lo que si es cierto y se puede demostrar, que mientras más cosas le de miedo pensar, menos control tiene de su actividad pensativa, y más piensa lo que no quiere pensar, y de hecho le suceden esas cosas.
   La experiencia de saber que no se tiene pleno control del acto de pensar, es lo que hace sentir mucho más miedo de pensar ciertos pensamientos. “No vaya a ser que se hagan realidad”
    No controla sus pensamientos, por lo tanto, no controla sus emociones, se le dificulta mantener un pensar de contenido positivo; así que para no arriesgarse mejor huye o evade pensar en temas que huelen mal.
   Imaginen un médico o cirujano que no sea libre de sí mismo para desenvolverse entre enfermos de todo tipo de enfermedad, o pensar temas como: la muerte, el dolor, la sangre, las enfermedades mortales, los aspectos de un cuerpo por efectos de una terrible enfermedad, etc.
   Si lo imaginaron se podrán dar cuenta que de parte de ese medico la medicina no progresará jamás y él mismo se convierte en víctima de su propio temor a enfermarse.
   En conclusión; en todas esas cosas en las cuales no se tiene control, lo que hace falta es comprensión. No luches con tu hijo o con tu pareja por el control, reconoce que hace falta comprensión para que mejore la relación, pero para lograr comprender algo hay que estudiarlo, examinarlo… PENSARLO.
   No insistas en que ya comprendes, si a pesar de que crees comprender no tienes control. Ten por seguro que lo que sabes no es la verdad o no es suficiente.

    Ha sido un placer. Buen provecho con lo que comprendes y controlas. Nos vemos pensante.  

domingo, 6 de noviembre de 2016

FUISTE UN AMOR DE SUEÑOS

               POEMA
No sabes cuánto deseo volver a los
sueños que vivía contigo, antes de
que se hiciera realidad que fueras
mi pareja. En esos entrañables sueños
fuiste el amor perfecto, casi que nos
leíamos los pensamientos y estábamos
prestos a complacernos en cualquier
caprichoso requerimiento. Surfeábamos
por las olas iracundas del amor apasionado
y concluíamos felices nuestra llegada
con el orgullo y la admiración cruzada
en un fuerte abrazo de complacencia
mutua. En ningún momento nos vimos
en la necesidad de alzar la voz, ni perder
la sonrisa amorosa cada vez que nos
mirábamos a los ojos. Pero la anhelada
materialización de ese largo sueño
se convirtió en una larga pesadilla en
la vida real. Hoy estamos de acuerdo
en una sola cosa… divorciarnos.

Autor: Emilio Fernández

sábado, 5 de noviembre de 2016

POEMA MAÑANERO

                         POEMA
No hay como despertar con un poema
que comenzó entre sueños, los dedos
inquietos se desesperan por teclear
y la voladora imaginación ansiosa
no desea esperar para llegar al final
donde el motivo de su onírica inspiración
es el amor que acaba de conquistar, y
quiere demostrar con versos la sinceridad
de lo que está sintiendo. No solo quiero
materializar las evidencias de que irradio
armonía por ti, convertirme en amor por tu
causa, por si solo me hace poema, me hace
experimentar lo que vive una flor al abrir
sus pétalos para recoger la luz del amanecer
de un nuevo día, me une a las maravillas
espontaneas de la naturaleza que ningún
alma tocada por el amor puede dejar de
admirar la belleza que Dios brinda a todos,
pero que solo aquellos con el corazón
flechado por el amor tienen ojos para
percibir y extasiarse ante tanta hermosura.

Autor: Emilio Fernandez